Usted está aquí: Inicio Cultura Crecí en la tradición de los paisajes a tinta: Luis Nishizawa

■ El maestro revela que estudió el arte japonés creado con ese material y papel arroz

Crecí en la tradición de los paisajes a tinta: Luis Nishizawa

■ Convivir con el pueblo es lo más importante para un artista, expresa a La Jornada

■ Mañana inauguran muestra-homenaje por los 90 años del pintor, en el Antiguo Palacio del Arzobispado

Fabiola Palapa Quijas

Ampliar la imagen Los artistas Luis Nishizawa y Roger von Gunten, ayer, al término de la conferencia de prensa efectuada en el Antiguo Palacio del Arzobispado para anunciar la exposición en honor del primero Los artistas Luis Nishizawa y Roger von Gunten, ayer, al término de la conferencia de prensa efectuada en el Antiguo Palacio del Arzobispado para anunciar la exposición en honor del primero Foto: Carlos Cisneros

En entrevista con La Jornada, el maestro Luis Nishizawa revela un secreto: “Yo crecí en la antigua tradición de los paisajes pintados a tinta, además de que estudié el arte japonés, que es precisamente a base de tinta y papel arroz.

“Al principio de mi carrera tuve mucha influencia de la pintura japonesa, porque mi padre era de Japón, aunque yo nací en un pueblo del estado de México, y me encantaron desde siempre los volcanes y sus colores.”

Su obra, enfatiza el artista, responde a una necesidad puramente espiritual.

Nishizawa es uno de los pocos pintores que se dedican al dibujo como un fin, en el cual todo se insinúa y afirma con la sobria elocuencia de la línea, el resplandor de la luz y el contrapunto de la sombra.

Contacto con la naturaleza

En homenaje al artista, quien nació el 2 de febrero de 1918, el Museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en el Antiguo Palacio del Arzobispado, exhibirá a partir de este jueves la muestra Luis Nishizawa: panoramas, que incluye más de 20 obras realizadas en diferentes etapas creativas, pertenecientes a la Colección Pago en Especie y al acervo del pintor.

Creador de obras como Paisaje; Valle de México, 1947; Paisaje de Yagul, 1976, y Pátzcuaro, 1960, Nishizawa ha conjugado en su trabajo sus raíces mexicanas y japonesas.

Al respecto, expresa: “Nací en un pueblo mexicano y mi padre tuvo un rancho donde había vacas, caballos y, sobre todo, hermosos paisajes. Desde niño iba con mi hermano a cuidar el ganado y eso influyó en mi obra.

“Recuerdo que mi madre tenía que ir al mercado de Tultepec, a comprar fruta, porque en el pueblo no había, entonces desde el cerro veía a mi madre venir con peras, naranjas, manzanas. Ésa fue mi vida hasta que mi padre decidió mudarnos a la ciudad de México.”

Durante su infancia fue muy importante el contacto íntimo e intenso con la vida del campo, porque apreció la belleza de la naturaleza, las plantas, los árboles, los volcanes, para representarla en lienzos.

“Para un artista lo más importante es convivir con el pueblo, conocer a la gente, aunque se viva en las ciudades. Actualmente soy maestro de universidad y estoy ahí porque me gusta convivir con los jóvenes, sé cómo piensan en ese momento y eso es muy gratificante.”

Referirse al maestro Nishizawa es evocar un paisaje, término que define al género pictórico que representa escenarios naturales y espacios exteriores, provenientes de las obras realizadas por los artistas viajeros durante el siglo XIX, los cuales iniciaron la práctica de pintar a campo abierto.

Al observar la obra del artista, destacan las líneas y los colores armoniosos, que son extraídos de la naturaleza.

Gratificante rencuentro

Acerca de la exposición-homenaje por su 90 aniversario, Nishizawa responde que resulta gratificante ver de nuevo sus obras: “El hecho de volverse a encontrar con lo que uno pinta es muy bonito. Al entrar (a la sala del museo) he visto cuadros que inclusive ya se exhibieron en Japón, lo mismo que en el Tecnológico de Veracruz”.

Respecto del programa Pago en Especie, que ha permitido formar una colección de 5 mil 304 obras, de varios creadores, el maestro explica: “Cada año pago en especie porque no tengo galería, no vendo mi obra; pinto para mí y siempre tengo con que pagar en especie. Considero que esto ha contribuido a que mi obra sea conocida en Japón”.

La muestra-homenaje de Luis Nishizawa será inaugurada este jueve, a las 19:30 horas en el museo del Antiguo Palacio del Arzobispado (Moneda 4, Centro Histórico).

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.