Usted está aquí: Inicio Cultura Debemos cuidar que el turismo no afecte al patrimonio cultural del país: De Anda

■ El arquitecto es coautor del plan de manejo del Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca

Debemos cuidar que el turismo no afecte al patrimonio cultural del país: De Anda

■ Xochimilco y esa capital son los únicos sitios que cuentan con acciones para su conservación

Fabiola Palapa Quijas

El patrimonio de México hoy día se ha convertido en un problema al que se debe poner atención, porque en los pasados 40 años se ha dado otro valor a esa riqueza, por lo que debemos cuidar la política turística del país, explicó Enrique X. de Anda Alanís.

El arquitecto, quien –junto con Ciro Caraballo Perichi y Diana Ponce– elaboró el Plan de Manejo del Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca de Juárez, advirtió: “No hay que hacerle el juego a un proyecto de ingreso económico.

“La experiencia en otros países –prosiguió De Anda– puede ser clave respecto de lo que puede llegar a suceder y, sin embargo, lo que también puede acontecer de manera positiva si se cuida, como lo hacen los españoles o los griegos, que viven del turismo. No hay depredación, hay control, una manera organizada de hacer las cosas. Debemos cuidar las decisiones relacionadas con la política cultural e incrementar la difusión de lo que es el patrimonio.”

El Plan de Manejo del Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca de Juárez, que obtuvo el Premio Manuel Gamio dedicado a proyectos de Planeación Estratégica y Gestión de Patrimonio Cultural –que forma parte de los Premios Anuales INAH 2007– fue realizado por una consultoría privada, con recursos del ayuntamiento local y de la Secretaría de Desarrollo Social, entre 2006 y 2007.

Regular la actividad turística

De Anda Alanís expresó que Oaxaca y Xochimilco son los únicos sitios patrimonio que tienen plan de manejo, “un conjunto de acciones que se realizan concertando a las autoridades locales y federales, así como a los habitantes, quienes integran la unidad de gestión”.

Indicó que además del daño a edificios por los grafitis, existen otros aspectos delicados que forman parte del patrimonio intangible y que no se aprecian porque son parte de la vida cotidiana, como el comercio informal, el impacto del turismo, la presencia de otros hábitos y costumbres, la migración de los oaxaqueños y el cambio de ideales.

“Un grafiti en una fachada se puede quitar, pero eso no es posible cuando se produce un daño en el imaginario colectivo.”

El plan de manejo de la ciudad de Oaxaca aborda problemáticas de agua, basura, drenaje, transporte público, fachadas, artesanías e inclusive el imaginario colectivo.

“El patrimonio incluye desde la pieza de barro que posee un museo, la fachada de un edificio, hasta la señora que vende las flores. Todo tiene que ser preservado.”

De Anda criticó el Plan Nacional de Cultura, que privilegia el turismo alrededor de los focos culturales. “Eso lo veo peligroso; no estamos en contra del turismo, sino en favor de que esa actividad se regule”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.