Usted está aquí: Inicio Deportes Bronca entre aficionados deja varios heridos en Monterrey

Al cierre

■ Tigres se dio un respiro en su complicada situación de descenso

Bronca entre aficionados deja varios heridos en Monterrey

Notimex

Ampliar la imagen Miembros de las porras de Pumas y de Tigres se enfrentaron en el estacionamiento del estadio Universitario y la bronca siguió sobre la avenida Manuel L. Barragán, con saldo de varios heridos Miembros de las porras de Pumas y de Tigres se enfrentaron en el estacionamiento del estadio Universitario y la bronca siguió sobre la avenida Manuel L. Barragán, con saldo de varios heridos Foto: Notimex

Monterrey, NL, 29 de marzo. Tigres se dio un respiro en su lucha por evitar el descenso, al derrotar 2-0 a Pumas, en partido disputado esta noche en el estadio Universitario, antes del cual hubo un grave enfrentamiento entre porras.

La UANL llegó a 15 puntos en el grupo tres y elevó su cociente a 1.1443; Pumas se quedó con 15 unidades en el sector uno.

Tigres atacaba sin crear peligro, mientras los dirigidos por Ricardo Ferretti tuvieron un arribo generado por Rubens Sambueza, con un centro a Francisco Palencia, quien de media tijera remató, el balón picó y se impactó en el travesaño.

El encuentro subió un poco de tono en la parte complementaria. Los locales fueron más insistentes y los visitantes buscaron hacer daño con el contragolpe, pero se toparon con un muro defensivo que paró en seco sus aspiraciones.

Tigres aprovechó la opción que tuvo al minuto 70, cuando en servicio al área el argentino Lucas Lobos prolongó con la cabeza a su compatriota Gastón Fernández, quien bajó el balón con el pecho y de bolea conectó para vencer a Sergio Bernal (1-0).

Con más empuje que buen futbol, el cuadro neoleonés hizo el 2-0 tras una serie de errores de la zaga puma, ya que el paraguayo Darío Verón no atinó a despejar y Blas Pérez le quitó el balón para vencer a Bernal, al minuto 79.

Pumas se animó a ir al frente, pero el tiempo no le alcanzó y cargó con la dolorosa derrota que le impidió acercarse a los primeros lugares.

Sangrienta riña antes del juego

Seguidores de Tigres y Pumas protagonizaron hoy una sangrienta bronca que arrojó heridos graves, autos dañados por la lluvia de piedras y algunos detenidos.

Al filo de las 18:30 horas, dos autobuses que conducían a seguidores de Pumas arribaron a la zona del estacionamiento del estadio Universitario, donde la porra del conjunto norteño, Libres y Lokos, los esperaban para comenzar la riña.

La policía de San Nicolás de los Garza, Nuevo León, nada pudo hacer para detener a los rijosos, mientras otros aficionados que llegaban al estadio protegían a sus familias de los proyectiles que se lanzaban ambas porras.

Por lo menos cuatro seguidores de Pumas quedaron bañados en sangre sobre la capa asfáltica de la avenida Manuel L. Barragán, por la golpiza que recibieron de los seguidores locales.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.