Usted está aquí: Inicio Cultura Inspira novela de Ana Clavel a 14 artistas para explorar las secuelas del deseo

■ Mañana abrirán una muestra colectiva en la Casa Refugio Citlaltépetl

Inspira novela de Ana Clavel a 14 artistas para explorar las secuelas del deseo

■ Presentan instalación basada en los conceptos de Courbet, Duchamp y Bellmer

Fabiola Palapa Quijas

Ampliar la imagen Esta imagen, perteneciente a la serie Las Violetas (2006), forma parte de la instalación El origen del juego: dados Courbet, Duchamp, Bellmer, que  presentan en el contexto de la exposición que mañana se abrirá en la Casa Refugio Citlaltépetl Esta imagen, perteneciente a la serie Las Violetas (2006), forma parte de la instalación El origen del juego: dados Courbet, Duchamp, Bellmer, que presentan en el contexto de la exposición que mañana se abrirá en la Casa Refugio Citlaltépetl Foto: Ana Clavel y Rogelio Cuéllar

Inspirados en Las Violetas son flores del deseo, novela de Ana Clavel, 14 artistas exploran lo que provocan los deseos en el ser humano; cómo la mirada concentra la fuerza del deseo, así como la relación entre el cuerpo del otro y los deseos individuales, mediante una exposición con el mismo nombre.

Con muñecas –similares a las artesanales Lupitas– los artistas Arturo Rivera, Gabriel Macotela, Rocío Caballero, Saúl Kaminer, Alejandro Escalante, Maribel Portela, Rubén Maya, Jocelyne Marmottan y Gustavo Monroy, entre otros, realizan su propia versión de la novela Las Violetas son flores del deseo.

En la obra, Clavel describe lo que provoca la inocencia, y señala que existen cuerpos culpables de inocencia, porque desatan el deseo, pero sin por ello justificar a los pederastas. Asimismo, aborda el fetichismo erótico masculino y la manera de mirar de los hombres, que es la raíz del deseo.

La autora, galardonada con el Premio Juan Rulfo de novela corta 2005, considera que la mirada concentra el deseo, porque hace la descripción de la violencia y la fuerza que posee, aunque no forzosamente tiene que conducir a la consumación de una violación.

Las muñecas fetiche que la escritora describe en la novela tienen vínculos con el artista alemán Hans Bellmer y sus fotografías de muñecas desmembradas (Die Puppe, 1935), que dan cauce a imágenes desfloradas de un inconsciente perturbador.

De Rocío Caballero se exhibe una muñeca musical que lleva un corazón con el nombre del protagonista de la novela Julián Mercader, así como flores y frases de la obra.

A su vez, Rubén Maya presenta a Violeta Nahuala, una muñeca con dobles ojos que tiene el cuerpo cubierto de vaginas, para exaltar la percepción y las sensaciones en el otro. “Las vaginas pueden interpretarse como heridas, y al mismo tiempo se convierten en ventanas hacia la sensualidad de la mujer.

“La sensibilidad del cuerpo, de las vaginas, es un punto importante en la doble visión. Traté de darle un equilibrio al personaje real de Violeta y remarcar que el poder del deseo es vital, es un detonante para lograr algo, llámese enamoramiento o deseo carnal.”

Las muñecas de cartón están acompañadas de una instalación de Clavel y Rogelio Cuéllar, que recrea entre las piernas de un maniquí, ensambladas para dar cabida al diafragma de una cámara antigua, la serie fotográfica de la que surgió la imagen de la portada de la novela.

Las fotografías son experimentos de color –tomadas por Cuéllar en el Jardín de las Plantas, de París, a manera de carrusel de diapositivas– se ven a la hora de accionar un botón de la instalación. Si el espectador se anima a meter la cabeza entre las piernas del maniquí descubrirá el origen del juego, que viene de una tradición de la mirada como punto de deslumbramiento, al estilo de Gustave Courbert, Marcel Duchamp y Hans Bellmer.

Con el performance Quisiera ser mujer... Quisiera ser persona, a cargo de la coreográfa y bailarina Lourdes Fernández, será inaugurada la muestra de muñecas, este miércoles a las 19 horas en la Casa Refugio Citlaltépetl (Citlaltépetl 25, colonia Hipódromo Condesa). La exposición concluirá el 2 de mayo.

(El video del performance se puede ver en la página web www.violetasfloresdeldeseo.com)

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.