Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 6 de abril de 2008 Num: 683

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Leandro Corona, juglar
GREGORIO MARTÍNEZ

El poeta
ARIS DIKTAIOS

En honor de un documento no destruido
JELENA RASTOVIC

Alabanza al santo duque Lázaro
MONJA YEFIMIA

Kósovo: un despojo a la vista de todos
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Leer

Columnas:
La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Felipe Garrido

Naufragio

Enchamarrados, sin corbata, entre las mesas donde cintilan relojes, collares y miradas; donde humean cigarros, puros, pipas –es el buen lado del restaurante– y se alzan espesos vapores suculentos, abrazados como náufragos se tunden las espaldas, alzan los brazos admirados, pierden las voces, boquean con el esfuerzo:

–¡Ramiro!

–¡Gustavo!

–¡Cuánto tiempo!

–¡Años!

Y vuelven a embestirse con manotazos de afecto y se estrechan como si quisieran ahogarse y, ya cuando el otro se vuelve hacia su mesa, con pasitos arrastrados, con la cabeza un tanto gacha, Ramiro o Gustavo, lo mismo da, vuelve a la suya, respirando hondo, apoyándose en algunos respaldos, para contarle a los hijos y a los nietos –no es posible, ¡tanto tiempo!–, y apenas llega alza las cejas, abre bien los ojos, se mesa las canas, suelta la voz apenas puede, una sola exclamación desde el fondo del alma:

–¡Qué bruto! ¿Lo vieron? Dios mío, ¡cómo está viejo!