Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 6 de abril de 2008 Num: 683

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Leandro Corona, juglar
GREGORIO MARTÍNEZ

El poeta
ARIS DIKTAIOS

En honor de un documento no destruido
JELENA RASTOVIC

Alabanza al santo duque Lázaro
MONJA YEFIMIA

Kósovo: un despojo a la vista de todos
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Leer

Columnas:
La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Rogelio Guedea
rguedea@hotmail.com

Jardines interiores

El otro día me puse a podar los árboles del jardín, después de tres meses de haber estado ausente de casa. Las ramas de los árboles pequeños invadieron los pasadizos laterales y las ramas de los grandes se arrastraron por la techumbre impidiendo que la luz matinal se recostara, como de costumbre, sobre mi mesa de trabajo. Compré algunas herramientas de jardinería y puse manos a la obra, auxiliado por mi hijo, que remolcaba ramas y matujos en un remolcador de tres llantas. Conforme podaba los árboles y arrancaba la hierba, la casa se fue despejando, había ya más claros que dejaban ver el cielo o el mar, y la circulación del viento era tan pródiga que estremecía las plantas o hacía girar las hojas secas. Al final de la faena, y al ver la casa otra vez límpida, me di cuenta de cuan necesario es a veces también ir a nuestros jardines interiores para podarnos algunas penas o ingratitudes, algunas desdichas o resentimientos, y cuan necesario es tener el corazón libre de odios para que pueda entrar la luz y para que el viento, raudo y juguetón, cualquiera de estos días, logre desempolvar tibios recuerdos o alegrías.