Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 20 de abril de 2008 Num: 685

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

¿Qué es la privatización?
Los “fierros” y la privatización
JORGE EDUARDO NAVARRETE
El agravio
LUIS JAVIER GARRIDO
Algunos de los retrocesos Petroleros
ANTONIO GERSHENSON
La renovación de PEMEX
ARNALDO CÓRDOVA
Inmoralidad de la privatización
LAURA ESQUIVEL
PEMEX y la justicia
CARLOS PELLICER LÓPEZ
El petróleo es la sangre de México
El corazón de la disputa
LORENZO MEYER
PEMEX
ELENA PONIATOWSKA
La privatización de PEMEX:
Un crimen de lesa Patria

GRUPO SUR
Calderón y su contrarreforma
LUIS LINARES ZAPATA

Conversando con Rafael Escalona
MARCO ANTONIO CAMPOS

Leer

Columnas:
Galería
RICARDO BADA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Hugo Gutiérrez Vega

POETAS EN CHICAGO

En la bella y airosa ciudad de Chicago se reunieron cuatro poetas latinoamericanos para hablar del desarraigo y sus dolores, nostalgias y deslumbramientos. Juntaron sus poemas que ahora nos entregan en forma de libro y, sin lloriqueo ramplón o saudade folclórica, nos hablan de sus días en su nuevo país, de sus problemas de adaptación y, como diría Cesaire, de su deseado retorno al país natal.

La sección de Jorge Hernández se titula Las cosas no se agotan por su nombre, y tiene como motivo principal el de nombrar las cosas para fijarlas en el tiempo y en el espacio. Montale decía que esta actitud poética es un delirio compartido por todos los que escriben poesía. Hernández escribe poemas de amor y en ellos están presentes el paso del tiempo y la caza de palabras capaces de expresar emociones y reflexiones. Escritor cuidadoso, tiene el borrador muy a mano y busca la precisión en la forma y el ahorro de palabras. Por eso sus poemas son ajustados, desnudos y, a veces, descarnados. Por otra parte, su conocimiento del castellano es notable, como lo es, también, la búsqueda de la música del poema: “Todo el mar se retuerce en agonía/ entre coágulos de luz...”

Su poesía recorre extensiones laberínticas y acaba siendo devorada por el Minotauro. Esta introyección la enriquece y le da nuevos tonos y perfiles. Lo vemos sitiado por el tigre de agua del Lago Michigan y corriendo al lado de su “perro pendejo” para poder pasar al otro lado del espejo. En esa tierra ignota, don Juan Ruiz de Alarcón juega volados con los siglos y siempre acierta.

Febronio Zatarain escribe Prosario y nos advierte que es un libro de antisuperación personal. Sus poemas en prosa cumplen las leyes del género que, como todos sabemos, son muy rigurosas, pues se basan en la música interna del poema. Su humorismo es producto de un cauto desencanto. Sin estridencias presenta sus dudas e interroga a los lectores en busca de una especie de complicidad: “Sigo aquí y estoy triste. Estoy triste pero satisfecho de seguir aquí.” Uno de sus textos es una especie de ars poetica : “Tú crees hacer el presente, pero el poema te hace.” Su desarraigo está lleno de claves secretas que le permiten vivir y, lo que es mejor, escribir. Desde la lejanía lo mira el niño Febronio y los dulces del pueblo le indican que está en la vida.

Juana Iris Goergen escribe sus Ínsulas pensando en las místicas de la Nueva España perseguidas por la Inquisición. Sorprenden las secuencias verbales de los poemas de Juana Iris, su dominio de la estructura del poema y la transparencia de su estilo: “Y tú misma de ti misma ensimismada/ pariendo el mundo en madrugadas solas.”

La madre Eva gira por los poemas que buscan las claves del misterio de lo femenino. Por eso dedica a Rosario Castellanos sus elucubraciones sobre Penélope. Medea, la Cenicienta , Alicia, Delmira, Juana de Ibarbourou, Alfonsina, la misma Rosario, Malena de Zaide, Manuela Sáenz, Gloria Fuertes, Gloria Anzaldúa, Audrey Lord, Emily Dickinson y Alejandra Pizamik son algunos de los personajes-personas en las que busca ese misterio que emana del ser femenino. Sylvia Plath inspira un excelente memeto mori y Anne Sexton camina por Mercy Street. Ana Ajmátova le inspira un poema notable por su emoción contenida y su conocimiento de la gran poeta victimizada por un sistema represivo e injusto. Me emocionó su recuerdo de la “Tecata” puertorriqueña, la gran poeta Julia de Burgos y sus referencias a Walt Whitman me parecieron muy certeras.

Las Palabras al acecho, de León Leiva Gallardo muestran una notable madurez creativa. Poesía nocturna que hace la alabanza de la sombra: “El odio y el amor/ son depredadores noctámbulos/ devoran a la misma presa.”

Las ruinas de Copán le inspiran una poesía fascinada por la obra de nuestros padres procesales y, en contrapunto, las cosas cotidianas lo hechizan y dan sentido a muchos momentos del poema. Su Buque de la medianoche recorre los mares nocturnos y el poeta le pide que lo incluya en su tripulación. El poeta filosofa, pero predomina la poesía. Yeats afirmaba que “lo único que permanece de la poesía es lo que se ha poetizado”.

Cuatro voces en el desasosiego, pero bien plantadas en los terrenos de la poesía. Cuatro latinoamericanos en Chicago, entregando al mundo sus visiones y sus cantos. Vale la pena entrar al mundo al que nos invitan, pasar al otro lado, pero del espejo.

jornadasem@jornada.com.mx