Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Los biocombustibles, causa de problemas sociales y ambientales en América Latina

■ Los monocultivos ocasionan deforestación y carestía de los alimentos, advierten

Los biocombustibles, causa de problemas sociales y ambientales en América Latina

■ Brasil y Argentina han cambiado su producción agrícola para satisfacer la demanda de soya y caña de azúcar

Angélica Enciso L.

Ampliar la imagen El uso de soya, caña de azúcar y maíz para producir biocombustibles afecta los precios de los alimentos y aumenta la pobreza. Los niños de los países en desarrollo son algunos de los afectados, denuncian organizaciones no gubernamentales El uso de soya, caña de azúcar y maíz para producir biocombustibles afecta los precios de los alimentos y aumenta la pobreza. Los niños de los países en desarrollo son algunos de los afectados, denuncian organizaciones no gubernamentales Foto: Reuters

El gran crecimiento de los monocultivos de caña de azúcar y de soya para satisfacer la demanda de biocombustibles causa serios problemas ambientales y sociales en América Latina, sobre todo en Brasil y Argentina, ya que provoca mayor presión sobre la tierra y se agravará la deforestación, advirtió la organización Amigos de la Tierra Internacional.

En el contexto del Día Mundial de la Tierra, la organización indicó que la expansión de los monocultivos a gran escala lleva a la destrucción de bosques, sabanas y vida silvestre; eleva el precio del suelo y de los alimentos. Además, impacta negativamente en las comunidades rurales que son expulsadas de sus tierras para dar lugar a estas plantaciones.

En el estudio Pantalla de humo sostenible, la organización señala que como respuesta a las críticas, los promotores de los biocombustibles impulsan los sistemas de certificación como solución para gestionar y reducir estos efectos, pero no consideran efectos secundarios, tales como el aumento de los precios de los alimentos. Sostiene que la realidad es que se ha incrementado la producción de soya y caña de azúcar para satisfacer la creciente demanda de los biocombustibles, no para uso alimentario.

Refiere que la producción de caña de azúcar y de soya ha crecido drásticamente en la década reciente. El mayor aumento ha ocurrido en Brasil, con caña de azúcar y soya, y en Argentina, con este último. La producción de ésta también ha aumentado en Paraguay.

El crecimiento de la producción de caña de azúcar se debe a la producción de etanol, mientras que la de soya se utiliza para satisfacer la creciente demanda de comida para animales con alto contenido de proteínas y para producir aceite de soya, un derivado de este alimento, que se utiliza para producir agrodiesel.

Agrega que cumplir con los ambiciosos objetivos políticos para extender el uso de los agrocombustibles, junto con la creciente demanda de comida para animales, “nos llevará a una mayor demanda de los cultivos de productos básicos como el de caña de azúcar y soya”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.