Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 27 de abril de 2008 Num: 686

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Medicina a tiempo
LETICIA MARTÍNEZ GALLEGOS

Prólogo
DIMITRIS PAPADITSAS

De cómo no aprender los pasos de baile
JUAN MANUEL GARCÍA

Cinco poemas
EMILIO COCO

Paz y las sílabas del silencio
ENRIQUE HÉCTOR GONZÁLEZ

Octavio paz y el arte de ametrallar cadáveres
EVODIO ESCALANTE

Entrevista con Enrique Estrázulas
ALEJANDRO MICHELENA

Leer

Columnas:
Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Jornada de Poesía
JUAN DOMINGO ARGÜELLES

Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

A Lápiz
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Cabezalcubo
JORGE MOCH


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Germaine Gómez Haro

Una reflexión a partir de Óscar Román

En días pasados aparecieron en diversos medios algunas notas relativas a la abrupta negativa que recibió la galería Óscar Román a su propuesta de participación en la quinta edición de la Feria México Arte Contemporáneo (FEMACO), tras haber sido previamente “aceptada” y notificada vía correo electrónico; inclusive, el pago por el primer depósito había sido ya realizado. Quizás no todos los lectores estén enterados de que los organizadores de las ferias de arte internacionales, que cada vez son más numerosas, convocan a un comité de carácter también internacional, para revisar los proyectos de las galerías interesadas en participar y determinar su aceptación o negativa de acuerdo con los requisitos establecidos por las diferentes organizaciones. El comité de selección de esta edición de femaco estuvo integrado por cinco galerías de distintos países: Nara Roesler (Brasil), Krinzinger Projekte (Austria), Travesía Cuatro (España), Blow de la Barra (Inglaterra) y omr (México).

Extrañada por el rechazo a Óscar Román, galería que cuenta con un sólido prestigio, y que además participó en las cuatro muestras anteriores, contacté a Patricia Ortiz Monasterio (directora de la galería OMR), con el fin de tratar de entender el criterio de selección del mencionado comité. Gentilmente me aclaró lo siguiente: “La misión del comité de femaco es lograr una feria cuya imagen la identifique y diferencie de otras similares. La imagen de Óscar Román, junto con otras más, tanto nacionales como extranjeras, no es la idónea para una feria que pretende presentar las vanguardias del arte producido a nivel mundial.” Se entiende perfectamente y se celebra que un comité de selección serio y profesional sea riguroso y se apegue a los lineamientos de cada feria, lo que supone una misión extremadamente difícil dado el cada vez mayor número de galerías interesadas en formar parte de este tipo de eventos que se han convertido en un must en el medio artístico; sin embargo, en vez de despejar mi inquietud, la respuesta de esta prestigiada galerista me llevó a una reflexión más compleja: ¿Qué se entiende hoy en día por “las vanguardias del arte contemporáneo producido a nivel internacional”?


David Camargo, Aquisentado

Partiendo del hecho de que en la actualidad el panorama del arte contemporáneo es tan vasto como inabarcable, y que la creación artística se despliega con toda libertad en medios, técnicas y formatos antes inimaginables, queda claro que una definición precisa de lo que significan “las vanguardias del arte contemporáneo” es simplemente imposible. En este sentido, a mi parecer, más que tratarse de “vanguardias”, lo que se privilegia en algunas de estas ferias –y, al parecer, es el caso de FEMACO– son las tendencias de moda, los trabajos de corte trendy que se ajustan a las demandas del mercado globalizado. Y desde esta óptica, quizás se ha considerado a la galería Óscar Román demodé por el hecho de haberse mantenido firme, a lo largo de quince años, en el apoyo y promoción de artistas tanto noveles como de renombre, principalmente dedicados a la pintura, escultura y fotografía, sin recurrir a los tan aclamados “medios alternativos”. No se ha tomado en cuenta que es un galerista de una gran calidad ética y profesional (un espécimen en extinción en este medio), cuyo trabajo demuestra una congruencia y coherencia también inusuales.


Uriegas, Borrachera

La propuesta de Óscar Román para femaco era mostrar el desarrollo y continuidad de los artistas que se presentaron con éxito el año anterior, y dar a conocer a otros nuevos cuyos lenguajes diversos se apegan tanto temática como formalmente a los léxicos contemporáneos. Por esta razón surgió con mayor intensidad mi duda: ¿Será entonces que para el comité la pintura-pintura no tiene espacio en esa ambigua categoría que llaman “vanguardias internacionales”? ¿Será el empeño de las galerías poderosas de dictaminar lo que vale la pena o no de acuerdo con un parámetro restringido que tiene que ver con sus propios intereses? ¿Acaso se puede hablar de discriminación? La respuesta no se perfila con claridad, pero es de esperar que los directivos de femaco reconsideren que, para mostrar un panorama de “las vanguardias internacionales”, tienen que ser incluyentes, sumar en vez de restar, y apoyar el trabajo de calidad, no el de moda.

Vanguardia o no vanguardia, la galería Óscar Román presenta la exposición Paralelas contemporáneas, integrada por ocho artistas que reflexionan sobre las complejidades del mundo actual y su impacto en el arte contemporáneo, una atractiva muestra cuidadosamente curada por Mireya Escalante. Lástima que Óscar no tuvo presencia en femaco , como digno representante del panorama del arte mexicano actual.