Usted está aquí: Inicio Mundo Decenas de miles de trabajadores marchan en AL para celebrar el primero de mayo

■ Otorga el gobierno de Hugo Chávez aumento de 30% al salario mínimo y a los burócratas

Decenas de miles de trabajadores marchan en AL para celebrar el primero de mayo

Afp, Dpa, Reuters y Pl

Ampliar la imagen Miles de trabajadores venezolanos se manifiestan en el centro de Caracas en el día del trabajador Miles de trabajadores venezolanos se manifiestan en el centro de Caracas en el día del trabajador Foto: Ap

Caracas, 1º de mayo. Decenas de miles de trabajadores desfilaron hoy en todo el mundo en demanda de mejores condiciones, con marchas en Venezuela y Ecuador en defensa de sus políticas laborales y nacionalistas, mientras que en Turquía la policía reprimió y arrestó a manifestantes y en Alemania hubo brotes de violencia.

En Venezuela, la oficialista Unión Nacional de Trabajadores (UNT) y la opositora Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) reconocieron por separado la importancia de un aumento de 30 por ciento al salario mínimo y los sueldos de la administración pública a partir de hoy dispuesto por el gobierno de Hugo Chávez.

Al firmar el decreto de aumento salarial, el presidente Chávez dijo el pasado miércoles que la medida también beneficiará a funcionarios y burócratas, así como a los pensionados, sin importar el monto actual de sus ingresos.

La iniciativa eleva de 286 a 372 dólares el salario mínimo, sin contar beneficios como despensas.

Chávez estimó que con esta medida el ingreso mínimo de Venezuela supera al del resto de los países latinoamericanos y casi triplica el promedio de la región.

Los trabajadores seguidores de Chávez celebraron la fecha con una multitudinaria marcha, en la que criticaron al “imperialismo”, a trasnacionales como Coca Cola y la cementera mexicana Cemex, y expresaron su respaldo a las políticas de nacionalización emprendidas por el gobierno.

Si bien para la CTV “hubo un esfuerzo importante” en el incremento salarial, dijo que el presidente se quedó corto al apenas cubrir lo quitado por la inflación. En contraste, la oficialista UNT celebró el aumento como “una muestra más del carácter obrerista y socialista” del gobierno.

Los aumentos se producen luego que el gobierno elevó los precios controlados de varios alimentos –pollo (47 por ciento) y harina de maíz (84 por ciento)–, mientras que la inflación en 2007 fue la más alta de América Latina con 22.5 por ciento y la meta para el año en curso es de 19.5 por ciento.

En Quito, el día del trabajador tuvo lugar con miles de sindicalistas ecuatorianos que festejaron el mandato de la Asamblea Constituyente que prohibió la contratación laboral mediante terceros, en un acto en que no estuvo el presidente Rafael Correa, presente en el aniversario del año pasado.

Los empresarios se inconformaron con la medida que elimina los outsourcing, al advertir sobre la pérdida de miles de empleos. En la actualidad se estima que existen en Ecuador unos 480 mil trabajadores bajo el sistema de contratación por intermediarios.

Unos 20 mil chilenos convocados por la Central Unitaria de Trabajadores marcharon en Santiago, con críticas al neoliberalismo, por una nueva Constitución que elimine los vestigios de la dictadura de Augusto Pinochet, en medio de disturbios de jóvenes encapuchados y un saldo de unos 100 detenidos, reportó la corresponsalía.

Los trabajadores colombianos reclamaron seguridad para sus líderes, 24 de ellos asesinados este año, en medio de incidentes que dejaron 25 detenidos, mientras los peruanos rechazaron la política económica del presidente Alan García; en Asunción, el gobernante electo Fernando Lugo encabezó las celebraciones llamando a la unidad por un “nuevo Paraguay”.

Cientos de manifestantes se cruzaron en Buenos Aires en diversas marchas, la mayoría de partidos y agrupaciones de izquierda. En la capital hubo al menos cinco distintas, pero muy dispersas, informó la corresponsalía.

Además, miles de trabajadores se manifestaron por mejoras salariales y laborales en Uruguay, Brasil y Centroamérica.

En el resto del mundo se realizaron multitudinarias marchas en París, Roma, Moscú y Madrid –hubo tres bombazos atribuidos a ETA que no dejaron víctimas–, y en Estambul la policía turca reprimió a sindicalistas y detuvo a 500 personas, mientras que en Alemania hubo violencia en Hamburgo con la presencia de neonazis.

Otras celebraciones hubo sin incidentes en Praga, Marruecos, Yakarta, Manila, Bangkok, Calcuta, Tokio Seúl y Singapur.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.