Usted está aquí: Inicio Capital Los antros crecen sin control en varias delegaciones del Distrito Federal

■ Su operación causa desde problemas viales hasta tragedias como las de Lobohombo

Los antros crecen sin control en varias delegaciones del Distrito Federal

■ Falta de salidas de emergencia, y de programas de protección civil, entre las anomalías

Alejandro Cruz Flores

Ampliar la imagen Varios antros son trampas latentes Varios antros son trampas latentes Foto: Carlos Ramos Mamahua

Operar con giros distintos a los declarados, cajones insuficientes de estacionamiento o inexistencia del mismo, así como falta de programa interno de protección civil, son algunas de las irregularidades con las que funcionan en la ciudad de México muchos de los establecimientos comerciales conocidos como antros, anomalías que provocan desde severos problemas de vialidad hasta tragedias como la ocurrida en la discoteca Lobohombo, donde un incendio dejó un saldo de 21 personas muertas en el año 2000.

Discotecas, bares, cantinas, entre otros, se cuentan por cientos en el Distrito Federal; es difícil precisar su número, debido a que muchos están registrados como restaurantes, aunque en realidad funcionan como bares e incluso cabarets.

Datos de las oficinas de información pública de las distintas delegaciones indican que las demarcaciones con mayor número de antros (establecimientos que deben operar con licencia de funcionamiento “B”, por ser considerados de impacto zonal) son Cuauhtémoc, con 468; Miguel Hidalgo, con 167; Venustiano Carranza, con 87; Álvaro Obregón, con 77, y Benito Juárez, con 40.

En diversas páginas de Internet se puede consultar las direcciones y giros de los antros; por ejemplo, el portal elgrito.com tiene registrados 641 bares, discotecas, cantinas, cervecerías y table dance, de los cuales 246 se ubican en las colonias Condesa, Roma, Centro y Juárez.

De acuerdo con la Ley para el Funcionamiento de Establecimientos Mercantiles del DF, para abrir desde un restaurante hasta un bar se requiere presentar un certificado de uso de suelo, la acreditación de los cajones de estacionamiento, un estudio de impacto ambiental y contar con un programa interno de protección civil.

El número de antros continúa incrementándose, y de acuerdo con las oficinas de información pública de las distintas demarcaciones, el año pasado en la ciudad de México se abrieron 61 nuevos en nueve delegaciones, entre ellos 31 en Cuauhtémoc, 12 más en Miguel Hidalgo y cinco en Benito Juárez.

En un recorrido por diversos antros de la Zona Rosa se pudo constatar que muchos carecen de las medidas de seguridad necesarias, como son salidas de emergencia, o de una señalización adecuada para indicar dónde se encuentran, lo que convierte a esos lugares en poco seguros en caso de accidentes como un incendio, como se pudo observar en lugares como El Cabaretito.

A consecuencia de más de mil verificaciones, durante 2007, las autoridades de 11 delegaciones clausuraron 271 de estos establecimientos comerciales, más de la mitad en Cuauhtémoc.

Un ejemplo es el City Hall, ubicado en la calle de Moliere, en la colonia Ampliación Granada, que además de declarar que funcionaba como restaurante ofrecía el servicio de barra libre, el cual está prohibido.

Muchos de los antros que son clausurados reabren sus puertas unos días después, gracias a que interponen amparos contra la acción de la autoridad, lo que ha provocado que jefes delegacionales como Heberto Castillo, de Coyoacán y Francisco Chiguil, de Gustavo A. Madero, amenazaran con dar a conocer los nombres de los bufetes jurídicos, que incluso, según han denunciado autoridades, falsifican firmas de funcionarios para obtener dichos recursos

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.