Usted está aquí: martes 6 de mayo de 2008 Opinión Dinero

Dinero

Enrique Galván Ochoa
galvanochoa@yahoo.com • Regístrate en el foro: http://dinero.tv/mexico/index.php

■ La señora Marta defiende sus posiciones

■ No quiere perder influencia sobre la radio

■ Nextel está a la venta

Una de las posiciones que Marta Sahagún conserva en el aparato gubernamental –no la única, por cierto– es la Cofetel (Comisión Federal de Telecomunicaciones). La parejita presidencial colocó en la presidencia del organismo a un incondicional, Héctor Osuna, panista ex alcalde de Tijuana, de antecedentes poco claros en aquella turbulenta ciudad. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a cargo de Luis Téllez, intenta aplicar un nuevo reglamento que restaría a la Cofetel funciones importantes. Sería el titular de la SCT quien en el futuro resolvería la prórroga, refrendo o modificación de las concesiones y permisos en materia de radiodifusión, así como declarar su caducidad, nulidad, rescisión o revocación. Actualmente hay 180 concesiones de radio AM y FM en lista de espera para su refrendo. En el fondo, lo que haría el nuevo reglamento sería poner a los concesionarios en la situación de que le deban favores al gobierno de Calderón, no a los Fox-Sahagún. Como cabía esperar, ha habido una sobrerreación de Osuna que lo ha llevado a mover sus hilos en la industria para que se inconformen y las cosas queden como están. Ya lo hicieron Cablevisión y TvAzteca. ¿No que los Fox perdieron su poder?

Se vende Nextel

Es muy probable que en los siguientes días Nextel anuncie que se desprende de Sprint en Estados Unidos y pasa a manos de un nuevo dueño. Nextel ha tenido éxito en México a partir de su debut en 1998; introdujo masivamente el servicio de comunicación por radio. Actualmente opera en 68 ciudades de la República y tiene una importante lista de clientes. Sin embargo, en Estados Unidos ha resultado un fracaso desde que fue adquirida en 2005 por la telefónica Sprint; pagó una suma muy alta: 35 mil millones de dólares. Una de las razones es que allá el servicio celular es muy barato, lo que resta atractivo al de radio. ¿Para qué hablas por radio si casi por el mismo precio lo puedes hacer cómodamente por el celular? En cambio, las tarifas celulares mexicanas son excesivamente caras; aquí es buena opción el walkie-talkie. El número global de suscriptores de Nextel va en picada: en 2006 tenía 16.6 millones, pero en 2007 perdió más de 3 millones, bajando a 13.2.

e@Vox Populi

Asunto: desmemorias

Cuando escribes en tu columna sobre el “Salinas de Gortari, desmemoriado”, en referencia a su nuevo libro, y que “por fortuna el pueblo mexicano conserva su memoria fresca e íntegra”, no me late como para que eso sea del todo cierto. A lo mejor me equivoco, pero no me parece que Salinas olvide los “acontecimientos sustanciales (trágicos) de su paso por la política nacional”, sino que los omite, como dices, “en un esfuerzo patético por limpiar su imagen”. Por otro lado, habría que preguntarse cómo es que el pueblo de “memoria fresca e íntegra” continúa eligiendo a los remedos prian-salinistas. Y lo que sea de cada quien: la “fina inteligencia”, las “observaciones cuidadosas”, la “lectura exigente”, los “comentarios y sensibilidad”, los “señalamientos precisos” y la “opinión cuidadosa” de su parentela y amigos ayudarán para que el libro sea imprescindible… ¡como el de Fox!

Gilberto Durán/Helsinki

R: Salinas de Gortari acaba de cumplir 60 años, una edad –comentaba ayer– en la que no es inusual que se presenten síntomas de Alzheimer. Esta enfermedad es una forma de demencia progresiva y degenerativa que afecta al cerebro. También afecta la capacidad de pensar y la conducta. Sólo a una enfermedad así puede atribuirse el “nuevo” Salinas de Gortari. Uno es el que habla en el libro y otro es el que por desgracia conocemos los mexicanos. Por otro lado, no es tan desmemoriado el pueblo mexicano. Si lo dudas, pregúntale a Roberto Madrazo.

Asunto: defraudados por el sindicato

Un grupo de 94 compañeros de Luz y Fuerza del Centro adquirimos casas en el fraccionamiento Los Colibrís, en el municipio de Xochitepec, Morelos, por una oferta que la constructora nos hizo por conducto del Sindicato Mexicano de Electricistas. Pagamos las casas y ya tenemos tres años esperando que nos las entreguen. El pago lo hicimos al actual secretario general del sindicato, Martín Esparza, y al secretario de Economía, Pablo Rodríguez. Hemos ido a presionarlos, pero el segundo nos da evasivas y el secretario general no nos da cita.

Grupo de trabajadores de Luz y Fuerza del Centro

R: ¡Chispas! Me parece increíble que uno de los dirigentes sindicales de la izquierda, Martín Esparza, ande metido en esos enjuagues. (¿Pero por qué debería sorprenderme?)

Atracolandia

Asunto: HSBC

Unos pillos me robaron mi tarjeta de débito de HSBC e hicieron nueve cargos consecutivos que totalizan 8 mil 570 pesos en compras realizadas en Mega Comercial Mexicana La Villa y en la Bodega Wal-Mart Ferrocarril Hidalgo. Esto sucedió el 29 de agosto de 2007 y hasta la fecha el banco me ha dado largas y largas y nada he solucionado. La verdad, Enrique, ya estoy hasta el gorro y más que dispuesta a que se haga cualquier prueba caligráfica y a que se confronten los videos de las cámaras de vigilancia de las dos tiendas de autoservicio donde los hampones se surtieron a mis costillas.

María Teresa Baca Pozos/Distrito Federal

R: No dudes que el banco ya hizo la investigación y seguramente sabe que tú no hiciste las compras; lo que está haciendo es cargándote la pérdida a tí.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.