Usted está aquí: Inicio Capital Denuncian violento desalojo de personal de limpieza en la Central de Abasto

■ Con engaños, la concesionaria SAFE obligó a trabajadores a firmar su renuncia: abogado

Denuncian violento desalojo de personal de limpieza en la Central de Abasto

■ La empresa ordenó remitir a 13 empleados al MP; los acusa de “uso indebido del derecho”

Carolina Gómez Mena

Trabajadores de limpieza de los baños de la Central de Abastos afiliados al Sindicato de Trabajadores de Casas Comerciales, Oficinas y Expendios, Similares y Conexos (STRACC), organización perteneciente al Frente Auténtico del Trabajo (FAT) fueron “violentamente desalojados” y remitidos al Ministerio Público por órdenes de directivos de Operadora Empresarial SAFE SA de CV, denunció el abogado laboral, Arturo Alcalde Justiniani.

Subrayó que la citada empresa concesionaria ha violado el contrato colectivo de los trabajadores, a los cuales obligó a firmar su renuncia.

Alcalde Justiniani comen- tó que la acción fue realizada por policías auxiliares y seña-ló que se acusa a los 13 detenidos, entre ellos dos dirigentes del FAT, de “uso indebido del derecho”.

Acotó que la citada empresa, “mediante su responsable de mantenimiento, Armando Vega, reunió el pasado 29 de abril con engaños a todas los trabajadores afiliados al STRACC, los subió a un microbús diciéndoles que iban a una junta informativa y que para que estuvieran cómodos los trasladarían a otro lugar fuera de la Central”.

En el hotel Abastos Plaza, Julio Parra Campos, gerente general de la empresa, los llamó de uno por uno para que pasaran a una sala en donde los esperaban tres hombres que se identificaron como actuarios de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y abogados del despacho Baker & McKenzie .

Allí les dijeron que estaban despedidos y ya no podían regresar a trabajar porque iban a ser sustituidos por otros trabajadores.

Les dijeron que si no firmaban su renuncia los iban a demandar por la vía penal argumentando robo”. No obstante, la mayoría no firmó, sólo lo hicieron 14 de los 41 empleados.

Eduardo Díaz Reguera, también integrante de la coordinación del FAT y abogado laboral, criticó que el desalojo del lugar de trabajo haya sido con “violencia, y apuntó que el STRACC logró que dichos trabajadores mejoraran sus condiciones laborales, a razón de lo cual ahora ganan más salario. “Antes apenas ganaban 65 pesos diarios y ahora 120”.

Alcalde Justiniani indicó que en diciembre de 2007 se celebró un convenio con la operadora “en los términos que marca la Ley Federal del Trabajo en la que se reconocen derechos y deberes de la relación laboral”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.