Usted está aquí: Inicio Economía México, en situación de alto riesgo por la alta dependencia alimentaria: expertos

■ Importados, más de un tercio de productos básicos; la superficie cultivada, cada vez menor

México, en situación de alto riesgo por la alta dependencia alimentaria: expertos

De la Redacción

Ampliar la imagen El gasto en fomento agrícola se redujo en 2006 a sólo 0.6 por ciento del producto interno bruto. La imagen corresponde a cultivos de arroz del estado de California, Estados Unidos El gasto en fomento agrícola se redujo en 2006 a sólo 0.6 por ciento del producto interno bruto. La imagen corresponde a cultivos de arroz del estado de California, Estados Unidos Foto: Ap

La elevada dependencia de productos del mercado internacional ha colocado al país en una posición en que podría enfrentar una situación de alto riesgo, ante la escasez de alimentos que empieza a presentarse en el mundo, advirtieron especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Desde hace una década, manifestaron, el país se ha supeditado a los mercados externos, al importar más de un tercio de las necesidades de comestibles básicos, lo cual redunda en el aumento de la dependencia alimentaria y la caída de la producción. Esto último debido también al descenso en la inversión pública, la reducción del crédito, el desmantelamiento de las instituciones que fomentaban la actividad agrícola en materia de almacenamiento y la disminución de obras de infraestructura.

En materia de superficie cultivada, en 1990 se sembraban 14.3 millones de hectáreas, cifra que el año pasado apenas alcanzó 13 por ciento de esa extensión, lo cual muestra la reducción del potencial agropecuario, afirmó el especialista de la Facultad de Economía Carlos Cabrera.

Agregó que mientras en 1995 México importaba 9 millones de toneladas de alimentos, el año pasado se compraron 19 millones. En valor monetario las compras pasaron de 2 mil 755 millones de dólares –entre 1980 y 1982— a 14 mil 309 millones de 2004 a 2006.

El fenómeno “inédito” que vive el orbe de crisis alimentaria afecta particularmente a los países pobres y se ha detectado que alrededor de 40 naciones presentan un riesgo en su seguridad a causa del desabasto y el alza generalizada de los precios de los productos básicos, manifestó el especialista universitario Emilio Romero.

El académico del Instituto de Investigaciones Económicas expuso que el riesgo de crisis alimentaria no es un fenómeno nuevo en el país, “pues nuestra dependencia data de los años 80, aunque en realidad el descenso de la producción agrícola comenzó a mediados de los años 60”.

Detalló que la caída nacional del gasto en fomento agrícola en las últimas décadas ha sido dramática, ya que del 3.2 por ciento del producto interno bruto que se registraba en 1980 se pasó a 0.6 por ciento en 2006.

Por su parte, académicos de la Universidad Iberoamericana señalaron que el aumento de 15 por ciento en los precios de los alimentos –en los dos últimos años en América Latina— generaría que 10 millones de latinoamericanos pasaran a una situación de pobreza.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.