Usted está aquí: Inicio Ciencias EU incluye al oso polar en la lista de especies en peligro de extinción

■ El casquete Ártico se ha reducido a mínimos históricos, revelan fotografías satelitales

EU incluye al oso polar en la lista de especies en peligro de extinción

■ Cualquier solución real requiere acción de todas las grandes economías para ser efectiva, reconoce el secretario del Interior

■ Decepciona a líderes esquimales la decisión de Washington

Afp

Ampliar la imagen Canadá no respaldó la declaración sobre los osos polares hecha por Estados Unidos. Es probable que se conviertan en "una especie en peligro de extinción en el futuro inmediato" si no se toman medidas preventivas, matizó el ministro de Medio Ambiente, Juan Baird Canadá no respaldó la declaración sobre los osos polares hecha por Estados Unidos. Es probable que se conviertan en “una especie en peligro de extinción en el futuro inmediato” si no se toman medidas preventivas, matizó el ministro de Medio Ambiente, Juan Baird Foto: Ap

Washington, 14 de mayo. El gobierno de Estados Unidos incluyó el miércoles al oso polar en su lista de especies en peligro de extinción, y advirtió que el derretimiento de los hielos del océano Ártico amenaza a su hábitat.

“He incluido al oso polar en la lista de especies amenazadas”, anunció el secretario del Interior Dirk Kempthorne luego de que se comprobó con imágenes satelitales que el casquete polar se redujo a un mínimo histórico.

Kempthorne advirtió, sin embargo, que la inclusión no detendrá el cambio climático ni prevendrá que los hielos se derritan. “Cualquier solución real requiere acción de todas las grandes economías para ser efectiva”, dijo.

Kempthorne detalló los pasos para monitorear las poblaciones de osos polares en Alaska y el mar de Beaufort, y una mayor cooperación con los gobiernos de otros países para proteger la especie.

Pero Canadá, que alberga dos tercios del total de la población de osos polares, que asciende a 25 mil, no la ha incluido en la lista de especies amenazadas.

A fines de abril, científicos del Comité para la Situación de Especies en Peligro en Canadá declaró a los osos polares como “especie en riesgo” por el acelerado calentamiento del Ártico, pero descartó que enfrenten peligro de extinción inminente.

“Hay grandes problemas con el oso blanco debido a los cambios climáticos, a la sobrexplotación de ciertas zonas donde habita, pero no puede decirse que se trate de una especie en peligro de extinción a corto plazo”, declaró entonces uno de los directores del grupo de expertos, Marco Festa-Bianchet.

Luego de que Estados Unidos incluyó al oso polar en la lista de especies en peligro de extinción, Canadá subrayó que su situación era diferente a la de su vecino país.

“Tenemos en Canadá 13 de las 19 subpoblaciones de osos polares; Estados Unidos tiene sólo dos” sobre su territorio, señaló a la prensa el ministro de Medio Ambiente, Juan Baird y subrayó que los “sistemas (canadiense y estadunidense) son muy diferentes”.

“La situación claramente es muy diferente para cada una de las subpoblaciones”; algunas decaen mientras otras, al contrario, aumentan, dijo Baird y destacó que “los estadunidenses tienen informaciones científicas basadas en sus dos subpoblaciones” de osos polares únicamente.

Kempthorne dijo que es probable que el oso polar se convierta en “una especie en peligro de extinción en el futuro inmediato” si no se toman medidas preventivas.

El secretario de Interior estadunidense desplegó imágenes que muestran los hielos del océano Ártico filmados por satélite, 39 por ciento más bajos que su promedio entre 1979 y 2000.

Agregó que “la pérdida de hielo oceánico, y no el desarrollo petrolero o del gas o actividades de subsistencia de comunidades indígenas, es la culpable de la disminución de osos polares.

El gobierno del presidente George W. Bush apoya la perforación petrolera en un refugio de fauna y flora de Alaska, sosteniendo que la industria actuará con responsabilidad suficiente para proteger a los osos.

Por su parte, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) saludó la decisión estadunidense, pero agregó que “será una victoria hueca” si no se empuja a Washington y a Ottawa a adoptar medidas para limitar las emisiones de gas de efecto de invernadero. Líderes esquimales expresaron en cambio su “decepción” frente a la decisión de Washington.

“Nuestra primera inquietud siempre fue saber hasta qué punto los esquimales en Canadá serán afectados por esta decisión, en los planos culturales y económicos y de la supervivencia”, añadió la dirigente de esta población, Mary Simón, en un comunicado.

Los esquimales se oponen a que el animal sea declarado en peligro de extinción, pues insistien en la importancia de éste para la economía local, por ejemplo en la caza.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.