Usted está aquí: Inicio Opinión Los de Abajo

Los de Abajo

Gloria Muñoz Ramírez
losylasdeabajo@yahoo.com.mx

■ Dopan a migrantes

Desde hace tiempo diversas organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos, denunciaron que las autoridades migratorias inyectan medicamentos sicotrópicos a los extranjeros detenidos, con el fin de mantenerlos sedados durante los vuelos de deportación. Ahora lo publica The Washington Post y la noticia ha causado revuelo.

Drogar por la fuerza a los trabajadores indocumentados para mantenerlos quietos durante su detención y deportación, es una táctica vigente desde 2003, año en que se creó la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), una de las 23 dependencias que integran el departamento de Seguridad Nacional.

Se sabe de al menos 250 casos en los que la ICE ha utilizado fármacos siquiátricos para sedar a los migrantes. Esta cifra, aseguran los organismos de derechos, es sumamente conservadora.

En los pasados cinco años han aumentado considerablemente las detenciones y deportaciones de indocumentados en Estados Unidos, principalmente por las redadas que se llevan a cabo en fábricas, escuelas, paradas de autobuses y condominios. Después de las movilizaciones del pasado primero de mayo los operativos de la ICE se recrudecieron en todo el país; el caso más sonado fue el de 389 personas, en su mayoría mexicanos y guatemaltecos, arrestadas en la planta empacadora de carne Agriprocessors, en Iowa, donde, por cierto, esperan una segunda redada la semana próxima.

En San Francisco, California, también se reportan operativos posprimero de mayo, como el caso de 63 trabajadores detenidos en 11 restaurantes de la cadena de taquerías El Balazo, acción que provocó la protesta de un grupo de activistas frente a las oficinas de la ICE. Otros operativos se registraron en el Bart, de Fruitvale y en la calle 63, también en la ciudad “santuario”.

A pesar del temor, se crean lazos solidarios para enfrentar las redadas, como ocurrió en una escuela en Oakland y otras en Berkeley, donde los maestros llamaron por teléfono a los padres de familia cuando se enteraron de que había camiones de la migra rodeando los planteles. Después de advertir a los padres, recomendaron coordinar la salida de los niños en “aventones”, para evitar a la ICE.

Combatir las redadas y denunciar los tratos crueles e inhumanos a los trabajadores indocumentados es parte de la actual lucha de los migrantes en el corazón del imperio.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.