Usted está aquí: Inicio Mundo Bush descalifica las reformas en Cuba; son “una broma cruel”

■ Modifica el embargo para permitir el envío de celulares de Estados Unidos a la isla

Bush descalifica las reformas en Cuba; son “una broma cruel”

■ El presidente se equivoca al colocar a EU en contra del proceso de cambio cubano: analista

David Brooks (Corresponsal)

Nueva York, 21 de mayo. Secuestrando a José Martí para justificar su política hacia Cuba, el presidente George W. Bush descalificó hoy los cambios anunciados por el gobierno cubano al calificarlos de “broma cruel”, y anunció una modificación del embargo para permitir el envío de teléfonos celulares desde Estados Unidos a la isla.

El anuncio de un pequeño cambio en las restricciones para permitir que estadunidenses envíen celulares a la isla, fue proyectado como “un reto” a las autoridades cubanas. “Si Raúl (Castro) es serio en sus llamadas reformas, permitirá que estos teléfonos lleguen al pueblo cubano… A través de estas medidas Estados Unidos extiende su mano al pueblo cubano, aunque sabemos que la vida de los cubanos no cambiará fundamentalmente hasta que cambie la forma de su gobierno”, declaró Bush durante un acto en la Casa Blanca.

El Día de la Solidaridad

Proclamó este como el “día de la solidaridad con el pueblo cubano”, e invocó la memoria de Martí, al recordar el 113 aniversario de su muerte, así como la independencia de la isla hace 106 años. Rodeado de algunas de las figuras políticas anticastristas más famosas (entre ellos los hermanos y legisladores Díaz Balart, Ileana Ros-Lehtinen y el secretario de Comercio Carlos Gutiérrez), algunos familiares de “disidentes” encarcelados en Cuba, Bush describió los cambios anunciados por el gobierno cubano como simples cosméticos. Los anuncios de reformas hechos por Raúl Castro, dijo, “parecen ser sólo una broma cruel perpetuada sobre un pueblo que ha sufrido largamente”. Y subrayó: “Estados Unidos se rehúsa a ser engañado como también se rehúsa el pueblo cubano”.

Dio una lista de disidentes y trató de dar la idea de que existe un movimiento mundial de solidaridad, encabezado por Estados Unidos. Así, sugirió que se debería celebrar un “día de solidaridad” todos los años. La Casa Blanca distribuyó material con sugerencias sobre el tipo de actividades que podrían desarrollar “activistas” en todo el mundo, incluyendo sitios de Internet, entre otros.

Bush destacó que desde 2001 Estados Unidos ha “escalado de manera dramática nuestros esfuerzos para promover la libertad y la democracia en Cuba. Esto incluye nuestros elevados esfuerzos para hacer llegar al pueblo cubano información no censurada, principalmente a través de Radio y TV Martí”.

En este contexto anunció la modificación del embargo, para permitir que estadunidenses envíen celulares a familiares en Cuba.

Y el acto culminó así: “hoy, 113 años después de que José Martí nos dejó, un nuevo poeta-patriota expresa las esperanzas del pueblo cubano”, y presentó al cantautor Willy Chirino, famoso entre los anticastristas de Miami. El músico interpretó Nuestro día ya viene llegando, mientras Bush, Condoleezza Rice y otros se meneaban al ritmo de salsa.

¿Pero funcionan?

Sin embargo, no quedó claro cómo funcionará el envío de los celulares, y si funcionarán allá. Ante preguntas de reporteros, pareció que los altos funcionarios del gobierno de Bush tampoco se habían preparado para tal iniciativa. Dan Fisk, director para las Américas del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca, y quien elaboró la nueva medida, dio a entender primero que era posible comprar y activar los celulares en Florida, enviarlos a la isla, y pagar las cuentas aquí.

Pero después de varios intercambios, pareció aceptar que tal vez se tendrían que activar en la isla y por lo tanto se tendría que pagar el servicio a la empresa telefónica de Cuba, lo cual viola la prohibición de entregar recursos financieros estadunidenses al gobierno cubano. Sin embargo, un vocero de la Casa Blanca explicó después que bajo las regulaciones actuales, residentes en Estados Unidos pueden enviar hasta 100 dólares mensuales a Cuba, lo cual podría ser usado para pagar las cuentas del uso del servicio.

¿Algo nuevo?

Algunos observadores comentaron que todo este acto de hoy del gobierno de Bush fue un intento por demostrar que hay una respuesta a los cambios en Cuba, y para reforzar su política hacia la isla ante presiones tanto domésticas e internacionales sobre cómo debería responder Washington. Otros recuerdan que cualquier asunto que tenga que ver con Cuba casi siempre responde más a objetivos e intereses políticos y electorales en Miami, que a un asunto de relaciones exteriores. Otros más señalaron que esto suma nada, o que fue otra oportunidad perdida.

Wayne Smith, director del programa sobre Cuba en el Center for International Policy y quien fuera encargado de la sección de intereses en La Habana durante el gobierno de Jimmy Carter, dijo que lo de hoy “no significa absolutamente nada”. En entrevista con La Jornada, afirmó que “es más de lo mismo” y que la intención fundamental es intentar “descalificar las reformas anunciadas en Cuba al considerarlas insignificantes”.

Sarah Stephens, directora del Center for Democracy in the Americas, indicó en teleconferencia: “me parece que en un momento en el cual estamos observando reformas reales en Cuba, desde la descentralización de la agricultura hasta permitir nuevas libertades personales, el presidente Bush está equivocado al calificar estos cambios como una broma cruel, y se equivoca en posicionar a Estados Unidos en contra del proceso de cambio en Cuba”.

El representante federal Jeff Flake, republicano por Arizona que favorece levantar el embargo, declaró a la agencia Reuters que “si estamos expresando solidaridad con los disidentes, me parece que tal vez deberíamos escuchar lo que están pidiendo, y de manera abrumadora a lo largo de los años los disidentes han dicho que este aislamiento no ayuda”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.