Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 1 de junio de 2008 Num: 691

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Legislar la cultura
VIANKA R. SANTANA

Teatro en Bogotá
JHON ALEXANDER RODRÍGUEZ

La (otra) selección alemana
ESTHER ANDRADI

Cartas a Hitler: historia epistolar de la infamia
RICARDO BADA

Adicciones y violencia
del siglo

RICARDO VENEGAS Entrevista con SANTIAGO GENOVÉS

Leer

Columnas:
La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Manuel Stephens

Mitrovica

Dio inicio en el Centro Cultural Los Talleres la temporada Danza por la libre, con el grupo Mitrovica dirigido por Andrea Chirinos. Con estas funciones, Chirinos abre simbólicamente un nuevo ciclo al regresar a un espacio en el que bailó al comienzo de su carrera con el grupo Pasado Meridiano. En 1989, Chirinos, junto con amigos y compañeros de clase (entre los que se encontraba Claudia Norman, directora del festival neoyorquino Celebrate México Now) montan la obra Medias de seda, con la que ganan el premio a la mejor coreografía en la primera edición del desaparecido concurso Virginia Fábregas. Medias de seda era una obra irreverente que combinaba una selección musical retro de piezas de jazz clásicas, con un gran despliegue de energía física y sentido del humor. A raíz de su triunfo, se funda el grupo de creación colectiva –característica muy a tono con las dinámicas de los ochenta– Pasado Meridiano, y se arma el programa Istorias (así, sin “h”), que incluía una vertiginosa obra de Freddie Delgado llamada Los búfalos mojados. Las primeras funciones tuvieron lugar en el foro de Talleres ese mismo año.

Chirinos se integra en 1990 a ux Onodanza, que dirige Raúl Parrao, iniciando así su trayectoria en la danza contemporánea. Posteriormente será fundadora, junto con ex miembros de UX, de Danza Luthor, donde se desempeña también como coreógrafa. Viaja a Estados Unidos donde permanece por varios años y hace estudios de licenciatura y baila en Nueva York con Stanley Love Performance Group, entre otros. De regreso en México funda Mitrovica, en 2001.


Segunda vida

El programa que presentan actualmente es Ritual de lo habitual, que está conformado por cuatro obras cortas. Cuando el público entra a la sala a ocupar sus asientos, el telón está abierto y en el foro se encuentra sentado un Buda con una boa de plumas al cuello, frente a él hay algunas ofrendas y un par de tazas de té. Suena la música y un par de lúbricas mujeres descienden de las escaleras de la casa e inician una danza en relación con la divinidad, quien responde a su llamado y con la que abandonarán el escenario. Esta breve introducción sintetiza la estética de las obras por venir, en las que la coreógrafa retoma rituales de la vida cotidiana con una mirada irónica que deja al descubierto la banalidad subyacente en muchas de nuestras acciones. Chirinos recrea vivencias ordinarias en las que todos hemos participado, y revela el carácter mecánico con que las repetimos. No hay pretensiones de crítica solemne, pero sí un espíritu lúdico que revela los condicionamientos sociales. Chirinos presenta “el alegre concepto de las vacaciones” en el dueto “Vacaciones urgentes”, que está presidido por un enorme hongo y en el que dos chicas se relajan lejos de cualquier obligación. En “Ritual de lo habitual” una mujer con una bolsa de papel en la cabeza, de pie y fija cual tótem es ignorada por tres personajes que bailan a su alrededor sin darse cuenta de su extraña presencia; esta pieza contrasta la energía de la juventud con una figura que metafóricamente podría referirse a la madre y leerse entonces como la negación de las figuras de autoridad en la lucha generacional, o como la indiferencia hacia el otro en las grandes urbes. “Restaurante Tetsuyo/Arroz suriyaky, sushi, pescado con sal y a escoger: a) haranga b) noodle grueso c) dragon roll. Incluye postre y no incluye propina”, es una radiografía humorística de las relaciones de pareja en la que el mismo ritual de la comida se repite con finales diferentes, mostrando que en el amor los mismos factores no siempre dan el mismo producto, por más que se intente. A diferencia de las otras, “Segunda vida” se basa exclusivamente en el movimiento, no es narrativa y está inspirada en el misticismo tecnológico de la artista Mariko Mori.


Ritual de lo habitual

En Ritual de lo habitual, la danza se ve enriquecida por el muy particular diseño de vestuario y utilería de Chirinos, que dota al espectáculo de una estética en extremo personal que se desprende del anime y el manga japoneses. Los bailarines son Mariana Arteaga, Idalina Hernández, Lilian Coffeen, Rosario Solís, Tania Solomonoff, Nadia Lartige, la propia Chirinos y, aunque usted no lo crea, José Rivera, director de La Cebra. La apuesta creativa de Chirinos dirige la mirada hacia lo cotidiano como impulso para la composición, sin intención de enjuiciar severamente, pero revelando las superficialidades debidas a la cultura de masas, la globalización y la apabullante tecnificación en que estamos inmersos.