Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 29 de junio de 2008 Num: 695

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Dos miradas hispanomexicanas
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR entrevista con CARLOS BLANCO AGUINAGA y FEDERICO PATÁN

Trece poetas grupo hispanomexicano

Criptografía cuántica: a prueba de espías
NORMA LETICIA ÁVILA JIMÉNEZ

Leer

Columnas:
La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Viaje al centro de la miasma

Como todos los veranos, para la cartelera cinematográfica comercial el de este 2008 está significando una oportunidad de superar su propia capacidad de empobrecimiento, tanto en calidad como en cantidad. Como todos los veranos, quienes no consideramos al cine un mero excipiente que haga posible el aletargamiento neuronal nos quejamos, lamentamos, pataleamos ...y –hasta que Quienesdeberían se ponga las pilas e impida tamaños despropósitos-- nos resignamos a que la temporada blockbuster, como las lluvias, pase pronto. Resignación que no obsta para llevar a cabo una revisión somera del muy lamentable estado que presenta la oferta cinematográfica.

DES-ÁNIMO

La campaña publicitaria que antecedió al estreno de la infantil(oide) Kung Fu Panda (Estados Unidos, 2008) pudo hacer pensar a más de uno que se trataba de un auténtico peliculón, de los que hacen época y que nadie sensato querría perderse; un fenómeno al estilo Toy Story o, más recientemente, Shrek, con todo y su morigerada tercera parte. A su vez, la cantidad de espacios que a Kung Fu Panda se le han otorgado –más de cien, tan sólo en Ciudad de México y área conurbada-- sólo confirma el elevadísimo nivel de expectativas que distribuidor y exhibidor han puesto en este filme animado de Mark Osborne y John Stevenson. Para el espectador la decepción está a la vista, mientras que no tardará mucho en llegarle a quienes han querido ver una mina de oro en esta cinta pobre, convencional y lugarcomunesca a más no poder. Pero bueno, ya falta poco para que el bastante humanizado robot Wall-e entre al quite y resarza tanto a unos como a otros.

“NO SOY YO CUANDO ME ENOJO”

Ni el hombre verde es el mismo cuando se le traslada de tan mala manera de la pantalla chica a la grande, por más que se le reitere en otro centenar de salas, de nuevo sólo en Ciudad de México y área metropolitana. A pesar de los buenos oficios de Edward Norton, a este doctor Banner del siglo XXI le falta todo lo que sí tenía aquel alfeñique de nombre irrecordable que –en los años infantiles de este juntapalabras-- ponía cara de estreñido al momento en que el cuerpo, cada vez más verdoso, le crecía por todas partes, menos en donde te dije... Exactamente como el filme carece de la que acaso fuera su cualidad más memorable siendo serie televisiva: el candor, aquí cambalacheado por unos efectos especiales tan deslumbrantes como huecos, por una historia amorosa metida con calzador y, en fin, por un total escamoteo de lo que constituía el auténtico quid del monstruo verde, desde que nació en forma de cómic: traer a estos tiempos la conocida y compleja historia del doctor Jekill y míster Hyde.

CLICHÉ A LA ENE POTENCIA

Cosa de ochenta pantallas de cine –sin contar más que el DF y anexas– contaminan y se contaminan actualmente por culpa de la enésima demostración que Adam Sandler ha tenido a mal llevar a cabo, de cuán desagradable puede llegar a ser en sus manos el oficio de actor. Un tal Dennis Dugan firma como director de esta auténtica miasma titulada No te metas con Zohan (Estados Unidos, 2008), en la que se ha hecho caber una colección infinita de clichés cinematográficos, chistes sin gracia y, sin duda lo más indignante, todo un catálogo de visiones, actitudes y expresiones cargadas de un prejuicio cerrero contra todo aquello que se acerque, parezca o suene a homosexualidad.

UN MUNDO NOS VIGILA...

...como dijera en los años sesenta y setenta don Pedro Ferriz, y como gusta reiterar el inefable Jaime Maussán, quienes deben formar parte de los pocos complacidos con el retrorregreso de Harrison Ford en el papel de un Indiana Jones deliberadamente oxidado, a cuyo encanto old fashion lo apuesta todo un Steven Spielberg no deliberadamente oxidado, por cierto. En Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (Estados Unidos, 2008) no faltan, claro, persecuciones, mensajes cifrados, búsquedas laberínticas y todo aquello que, con ojos anglosajones, debe verse como el colmo del exotismo. Y si no se ve así, entonces hay que hacer que se vea... Sólo así se explica –pero no se justifica-- la barrabasada imperdonable de mezclar culturas precolombinas definitivamente a lo pendejo y, no conforme con ello, coronar el pastiche con marcianos.

CUATROCIENTOS ENTRE CIEN

Siguen Las crónicas de Narnia. El príncipe Caspian (Inglaterra-EU, 2008) en sesenta y siete espacios, que sumados a los cincuenta y uno de Indiana Jones más las anteriores, dan la bonita suma de cuatrocientas salas para cinco filmes; todos ellos, claro, producidos en Estados Unidos. ¿Y el cine mexicano? Con cuatro pantallas, en pleno Déficit ...