Usted está aquí: Inicio Política Rinden homenaje al espíritu libertario de 1968 en un amplio balance histórico

■ Subyace el riesgo de represión, dice el director del Centro Cultural Universitario Tlatelolco

Rinden homenaje al espíritu libertario de 1968 en un amplio balance histórico

Arturo Jiménez y Mariana Norandi

El director del Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT), Sergio Raúl Arroyo, coincidió con un sector de intelectuales que han advertido que, aunque con características del presente, existe el riesgo de una represión de los aparatos del Estado contra la sociedad –similar a la ocurrida en 1968 contra los estudiantes–, pese a la incipiente democracia del país y a la apertura en algunos ámbitos de la vida nacional.

En la sede de ese centro, perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Arroyo respondió a una pregunta expresa en referencia a señalamientos de intelectuales como Raúl Álvarez Garín, quien en mayo pasado reiteró esa preocupación ante lo que consideró la falta de voluntad de las autoridades para conocer la verdad sobre el 68, fincar responsabilidades penales, castigar a los culpables y acabar así con la impunidad.

Aquella ocasión, con Arroyo presente durante el anuncio del catálogo de la exposición Memorial del 68, Álvarez Garín, integrante del Comité 68 y ex líder estudiantil, dijo además que los problemas de aquella época siguen presentes en México, advirtió que aún predomina la visión de que la violencia es “consustancial” a la política y que alguien “tiene que encargarse de la represión”, y mencionó ejemplos recientes de uso político de la fuerza, como Oaxaca y San Salvador Atenco.

“De manera absoluta coincido con Raúl. Es decir, nunca estamos liberados de eso (el riesgo de represión). Justamente, el perfil crítico que tienen varias generaciones después de 68, es lo que nos permite tener una capacidad contestataria respecto de todos estos problemas. No sé cómo va a reaccionar la sociedad, no creo en las fórmulas históricas. Lo que es muy claro es que esas crisis se mantienen vigentes y frente a ellas la universidad ve la cultura y diferentes elementos de orden social como fórmulas o posibilidades de respuesta.”

Sin embargo, Arroyo planteó que no cree en una especie de “determinismo”, en el que las cosas, de manera invariable, desembocan en el mismo punto. Justamente, agregó, uno de los aspectos claves de estos procesos históricos es la enorme variedad de respuestas que se dieron en todo el mundo durante 68, como en Francia o Estados Unidos.

Y tras reiterar su coincidencia con Álvarez Garín en un riesgo latente de represión, agregó: “Pero también creo que la capacidad de respuesta de los jóvenes y de la universidad es algo digno de tomarse en consideración, en función de todas las posibilidades que abre, en cuanto a libertad y disposiciones para expresar las ideas”.

Acompañado de Sealtiel Alatriste, titular de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM, Arroyo habló durante el anuncio del Programa Conmemorativo de los 40 años del Movimiento Estudiantil de 1968, que arranca este mes, concluirá en noviembre e incluirá decenas de actividades de artes plásticas, cinematografía, conferencias, danza, teatro, exposiciones, música, radio, televisión e Internet, con la participación de más de 30 intelectuales de México y el extranjero.

El 68, fuera de la historia oficial

Aún hay muchos pendientes en México, señaló Arroyo, y mencionó como ejemplo que el movimiento estudiantil de 1968 está “prácticamente desaparecido” de la historia oficial, pues no figura en los libros de texto gratuitos de primaria y secundaria del sistema educativo nacional.

“Desde nuestra perspectiva el 68 es probablemente el acontecimiento social más importante de la segunda mitad del siglo XX en México. Su desaparición de facto de la historia oficial nos parece algo absolutamente irregular y que no responde a lo que debe ser un principio educativo muy importante, la historia cercana a nosotros.”

El director del CCUT resaltó el perfil crítico y diverso del programa y mencionó la influencia del movimiento de 1968 en la sociedad, la política, la cultura y las expresiones artísticas del país.

Ante la visión de los funcionarios de la universidad como espacio de la “tolerancia y la discrepancia”, se le preguntó a Alatriste sobre los más de 300 expulsados de esa casa de estudios por el extinto Tribunal Universitario por cuestiones políticas.

El titular de Difusión Cultural respondió que de 68 para acá la universidad ha pasado por diferentes etapas, “y en esto ha experimentado situaciones de acierto y error, como cualquier institución”, aunque “siempre ha buscado la manera de solucionar esos conflictos”.

Entre los objetivos del programa, dijeron Arroyo y Alatriste, figura rendir un homenaje al “espíritu libertario, lúdico y crítico” de aquella época, que contribuyó al desarrollo democrático de México, pero sin un sentido nostálgico y sí con la intención de repensar el 68 y emprender “el mayor balance histórico” del movimiento y su tiempo.

Durante los cuatro meses que durará el programa, que comenzará este sábado 5 de julio con un ciclo de cine y que se desarrollará en el CCUT, el Centro Cultural Universitario y el Antiguo Colegio de San Ildefonso, participarán intelectuales como Román Gubern, Noël Carroll, Eric Zolov, Luis Racionero, Thomas Crow, Josep Ramoneda, Jesús de Diego, Elena Poniatowska, Roger Bartra, Carlos Monsiváis, Sergio Aguayo, David Huerta, Irene Herner, Rolando Cordera, Federico Reyes Heroles, José Woldenberg, Luis González de Alba, Denise Dresser, Juan Villoro y José Agustín, autor del guión de una radionovela que será transmitida.

Otros actos son un concierto de rock en la Plaza de Santo Domingo y la instalación de una gran ofrenda de muertos en el campus de Ciudad Universitaria. Las múltiples actividades se podrán consultar en: www.tlatelolco.unam.mx/40aniversario.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.