Usted está aquí: Inicio Política Deploran científicos que sean relegados de la toma de decisiones sobre el tema petrolero

■ Advierte el director del ICN que lo peor es que se buscan soluciones cortoplacistas

Deploran científicos que sean relegados de la toma de decisiones sobre el tema petrolero

Laura Poy Solano

México necesita empezar a planear el futuro y no pretender alcanzar soluciones para el día siguiente o para un sexenio, cuando la tarea prioritaria es tratar de definir el proyecto energético nacional, afirmó Alejandro Frank Hoeflich, director del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Señaló que si bien han sido importantes los debates y los foros que se han realizado en torno a la reforma petrolera presentada por Felipe Calderón, es evidente que en la toma de decisiones “no participan científicos ni expertos en el tema”, y advirtió que ante un tópico de interés nacional como el destino de los hidrocarburos, “no podemos caer en discusiones viscerales sin querer ver las interrogantes que plantea el futuro”.

Frank Hoeflich insistió que en el país se cuenta con investigadores “altamente capacitados para abordar temas muy complejos sobre la realidad energética del mundo y del ámbito local”, y agregó que no “será por decreto o por la decisión de un presidente o de los legisladores como se podrá resolver el problema de acceder a fuentes de energía baratas y confiables. Sostuvo que es indispensable la participación de científicos y tecnólogos, pues de lo contrario no podremos construir un futuro que ya nos alcanzó”.

Frustración por ser ignorados durante el debate

En entrevista con La Jornada Frank Hoeflich afirmó que “sectores de la comunidad científica nos sentimos frustrados ante la falta de atención en el debate sobre asuntos torales que deben discutirse, como qué haremos cuando se acabe el petróleo, o peor aún, por qué no tenemos una política nacional en materia de energía, ya que el tema no puede limitarse a si se privatiza Petróleos Mexicanos, sino a qué haremos ante la grave crisis energética que se avecina”.

En las discusiones históricas, políticas, culturales e inclusive “ideológicas sobre el petróleo, que son importantes, ha prevalecido una lectura patriótica y nacionalista, que puede ser muy respetable, pero que no abunda en aspectos como las soluciones que deberemos asumir para garantizar el abastecimiento energético, y cómo vamos a lograrlo”.

Como científicos, indicó, creemos que hay necesidad de tomar en cuenta todos estos aspectos, pero sin olvidar que debemos hacer un análisis objetivo, con base en información científica, escuchando, pero también asumiendo que quienes pueden aportar a los temas centrales a la discusión son los científicos y especialistas en el sector energético.

En México, los cuerpos colegiados constituidos por especialistas en diversas disciplinas, enfocadas al sector energético, han estado “ausentes, como ha ocurrido con el papel que deben jugar la ciencia y la tecnología en el desarrollo de México, y cómo vamos a consolidar su avance en las siguientes décadas para que sean mexicanos capacitados quienes presenten las respuestas y las pongan en práctica”.

En el caso del petróleo, indicó, podríamos mencionar, como ejemplo, el caso del volcán Popocatépetl que ha estado monitoreado durante años por vulcanólogos, geólogos, ingenieros y otros especialistas, quienes informan a las autoridades sobre cuándo es posible una erupción y si es recomendable desalojar a las poblaciones aledañas, pero no ocurre que los científicos le pregunten a los legisladores o al Presidente si habrá una emisión de cenizas y si será pertinente evacuar a la población, “porque son quienes conocen de geología y de volcanes, los que tienen los elementos para proponer una solución, y esto también lo podemos aplicar al petróleo, y en general al sector energético, pero el problema es que en los hechos, no somos tomados en cuenta”.

Afirmó que si México tiene el conocimiento y a los expertos, “no podemos soslayar su opinión en la toma de decisiones que podrían cambiar el destino del país, y con ello el de millones de mexicanos”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.