Usted está aquí: Inicio Política Pide la Iglesia financiamiento vía impuestos

Intelectuales de opereta se oponen a un Estado laico moderno, señala

Pide la Iglesia financiamiento vía impuestos

José Antonio Román

La Arquidiócesis Primada de México dibujó su deseo de que el Estado destine un porcentaje de los impuestos recaudados para el desarrollo de las actividades de las iglesias. “Son muchos los Estados laicos modernos que impulsan las obras y acciones religiosas de sus ciudadanos”, consideró.

En el editorial de su semanario Desde la Fe, la arquidiócesis se lanzó contra los intelectuales “acomaditicios y de opereta” y los políticos “oportunistas y faltos de talento” que se oponen a un Estado laico moderno. Señala que la reacción opositora de un sector de la población se explica porque ésta fue formada en las escuelas públicas, donde se enseña una visión maniquea y distorsionada de la historia.

Asimismo, lamentó que el país esté “muy lejos” de la madurez política de otras naciones donde se dan relaciones de diálogo y colaboración Estado-Iglesia, en un marco de pleno respeto de las creencias de sus ciudadanos. En cambio, agregó, todavía persiste en nuestro país un sector de la opinión pública anclado en el laicismo del siglo XIX, de inocultables connotaciones masónicas, que por definición es intolerante, autoritario y represor.

Por otra parte, Hugo Valdemar, vocero de la arquidiócesis, responsabilizó al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de no realizar trabajos de restauración a los inmuebles religiosos del Centro Histórico de la ciudad de México, que son parte del patrimonio nacional. Señaló que prácticamente los 70 templos católicos que hay en esa zona se encuentran en una situación física “deplorable”, incluso algunos con el riesgo de venirse abajo en “cualquier momento”, lo que representa grave peligro para la seguridad de los feligreses y turistas que los visitan.

Entrevistado luego de la misa del cardenal Norberto Rivera, en la Catedral Metropolitana, Valdemar se refirió directamente al INAH y llamó a las autoridades del gobierno federal a hacer su trabajo y “dejar atrás la gran burocracia” que tiene a los templos en situación “alarmante”.

De manera específica citó los casos del templo de San Lorenzo, que presenta severos daños en la estructura de la cúpula, lo que hace urgente su cierre, así como el de la iglesia de la Santísima Trinidad, ubicada en la parte posterior de Palacio Nacional, sobre la cual desde hace años se ha advertido que está a punto de derrumbarse. En ambos recintos religiosos corren grave peligro los feligreses y turistas que los visitan, dijo Valdemar.

Señaló que pese a los continuos informes que la autoridad eclesiástica ha presentado a los responsables del INAH, no ha habido respuesta positiva. Además, lamentó que gran parte de los recursos económicos que anualmente se entregan a esta dependencia para realizar su trabajo de restauración se destinen al pago de la “gran burocracia”.

Por otra parte, en la misa, el cardenal Norberto Rivera explicó que el Evangelio no es una ciencia, sino una creencia. El prelado destacó la visita del secretario del Pontificio Consejo para la Familia –presente en Catedral–, Grzegors Kaszak, para conocer los avances en la organización del sexto Encuentro Mundial de la Familia, a realizarse en México en enero de 2009.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.