Usted está aquí: Inicio Política Pide el PRI que no se aplique a las remesas de migrantes el impuesto de depósitos en efectivo

■ Demanda a Hacienda fiscalizar casas de cambio y que expidan comprobantes de dichas transferencias

Pide el PRI que no se aplique a las remesas de migrantes el impuesto de depósitos en efectivo

■ El año pasado representaron 25 mil 500 millones de dólares, dice la fracción parlamentaria del tricolor

Enrique Méndez

Ampliar la imagen Espera en Ciudad Juárez, a la vera del río Bravo Espera en Ciudad Juárez, a la vera del río Bravo Foto: J. Guadalupe Pérez/Archivo

La fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados apremió a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a fiscalizar la operación de casas de cambio y obligarlas a expedir comprobantes de las transferencias de remesas para evitar que los bancos cobren el nuevo impuesto de depósitos en efectivo (IDE) a los migrantes y sus familias.

En un análisis difundido por la diputación del partido tricolor, hecho por su grupo de trabajo en materia migratoria, se advierte el riesgo de que el nuevo impuesto frene el envío de remesas a México, que el año pasado ascendió a unos 25 mil 500 millones de dólares.

“También existe el escenario de que el IDE fomente todavía más el consumo de esas transferencias en compras de bienes muebles, aparatos electrónicos, vehículos automotores, y disminuya la de por sí mínima inversión en proyectos productivos y generadores de empleo”, expuso el diputado federal Edmundo Ramírez Martínez.

El impuesto de depósitos en efectivo, aprobado por la Cámara de Diputados en diciembre del año pasado como parte de la “reforma fiscal”, implica un cobro de 2 por ciento a los depósitos que mensualmente realicen personas físicas en sus cuentas bancarias, y entró en vigor la semana anterior.

En su reporte, el grupo de trabajo del Revolucionario Institucional resalta que existen miles de casas de cambio que operan en todo el país y que no entregan ningún comprobante fiscal de las transferencias de remesas que reciben desde el extranjero.

Por ello, expone, cuando esos recursos sean depositados en un banco, a los familiares de los migrantes les aplicarán 2 por ciento de ese impuesto.

Ante esta situación se considera “urgente” que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público exija a las casas de cambio emitir un comprobante fiscal para que los familiares de migrantes queden exentos del impuesto de depósitos en efectivo y no se les aplique el cobro.

“No hay claridad en cómo se exentará el depósito de esas remesas del IDE, ya que los bancos cobrarán a fin de mes los depósitos en efectivo de más de 25 mil pesos o en las cuentas que rebasen esa cantidad”, afirmó Ramírez Martínez.

El legislador por Hidalgo recordó que la Secretaría de Hacienda se comprometió a no afectar las remesas con este nuevo impuesto, pero no existe ningún mecanismo específico para que los bancos exenten del mencionado gravamen a los migrantes y sus familiares en México, cuando realicen un depósito para ahorro, inversión o transferencia a una cuenta.

Y es que, en su análisis, el grupo de trabajo del PRI en materia migratoria destaca que 98.5 por ciento de los más de 25 mil 500 millones de dólares que reciben al año los familiares de migrantes se utilizan para el autoconsumo, así como la compra de muebles, aparatos electrodomésticos y vehículos automotores.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.