Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia

Sociedad y Justicia
Sociedad y Justicia

Los gobiernos panistas de Morelos criminalizan las luchas ambientales

Angélica Enciso L. /I (Enviada)

Cuernavaca, Mor., 6 de julio. En Morelos, donde comunidades indígenas y habitantes han emprendido la defensa de sus recursos naturales ante el crecimiento de unidades habitacionales que acaparan el agua, los daños a la salud ocasionados por el tiradero a cielo abierto en Tetlama y por el proyecto del relleno sanitario en Loma de Mejía sobre un acuífero, la respuesta de los gobiernos panistas ha sido la criminalización de las luchas, la persecución policiaca y la represión.

 
José Rogelio Pérez Padilla, director del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, durante la entrevista en la sede del INER

Estamos en el umbral de una epidemia por contaminantes, dice el director del INER

Ángeles Cruz Martínez

La primera causa de consulta médica son las enfermedades respiratorias, de las cuales se conoce poco, pero generan alta morbimortalidad. Sólo el enfisema pulmonar es la cuarta causa mundial de muerte y, aunque ya es un grave problema de salud pública, representa apenas el inicio de una epidemia de padecimientos asociados a la exposición a contaminantes como el humo del tabaco, advirtió Rogelio Pérez Padilla, director general del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

 

Mantiene el IMSS alerta ante sobrepeso y obesidad de 70 millones de personas

De la Redacción

 
Cientos de personas acudieron al llamado de la campaña Planta un árbol y sé parte de la historia, emprendida por el gobierno federal. Sin embargo, organizaciones ambientalistas advirtieron que este tipo de acciones no son las adecuadas para reforestar el país, pues es muy poca la sobrevivencia del total de especies sembradas. La imagen corresponde a la comunidad de Santa Rosalía, del municipio de Mineral del Monte, Hidalgo

Reforestar no es la vía para recuperar bosques: ONG

Angélica Enciso L.

Organizaciones forestales y ambientalistas advirtieron que la reforestación no es la vía para recuperar los bosques, pues los resultados oficiales de los programas que se realizaron de 2001 a 2006 reportan que de los mil 262 millones de árboles plantados en ese periodo sólo sobreviven entre 38 y 52 por ciento, mientras que de 2007 aún no se tienen datos.

 

Columnas

Aprender a morir
Hernán González G.