Usted está aquí: Inicio Política Comprende unas 550 mil hectáreas el plan minero canadiense en Chiapas

■ El gobierno de la entidad concesionó espacios en 29 municipios

Comprende unas 550 mil hectáreas el plan minero canadiense en Chiapas

Hermann Bellinghausen (Enviado)

Municipio Venustiano Carranza, Chis., 7 de julio. De acuerdo con estudios del Centro de Investigaciones Económicas y Políticas de Acción Comunitaria (Ciepac), en Chiapas se desarrolla un proyecto de explotación minera de considerables proporciones, luego de que el gobierno estatal concesionó unas 550 mil hectáreas a empresas de Canadá, para extraer minerales en 29 municipios de la entidad.

Una gran mojonera de cemento pintada de blanco en el acceso a la comunidad de Nuevo Jerusalén resume los planes de explotación minera en la zona alta de Carranza, que incluye al poblado de Cruztón. En una cara de la mojonera se lee, algo deslavado, “Proyecto Nueva Jerusalén”. En otra cara, con pintura más reciente: “PP Reducción Nuevo Jerusalén. 7,725 hectáreas. Derivado T-230017. Ag. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas”.

Esta críptica anotación coincide con las acciones documentadas de las dos compañías mineras, cuya presencia ha sido demostrada en este municipio. En 2004, Fronteer de México, subsidiaria de Fronteer Development Group de Canadá obtuvo 12 concesiones mineras en Chiapas, en una extensión de 531 hectáreas que abarcaba los municipios de Venustiano Carranza, Tecpatán, Bochil, El Bosque, Chamula, Teopisca, San Cristóbal de las Casas, Chicoasén, Totolapa, Las Margaritas y Pueblo Nuevo Solistahuacán.

En Carranza eran dos, “Mispilla” y Soyatitán, cada una de 25 mil hectáreas. El Ciepac encontró que en 2005, la empresa abandonó el proyecto por “resultados de exploración insatisfactorios”, al parecer para concentrarse en un gran proyecto en Nevada, Estados Unidos.

Pero en julio de 2007, la compañía Radius Gold, por conducto de Geometales del Norte, obtuvo seis concesiones en éste y otros municipios (Ocozocuautla, Ángel Albino Corzo y Chicomuselo). Este parece el mayor proyecto de la empresa en México, con presencia también en Oaxaca, Veracruz y Puebla, y ambiciosas exploraciones en Guatemala, Nicaragua, Ecuador y Perú.

En septiembre pasado, Geonorte remplazó el título de propiedad de Nuevo Jerusalén por “Reducción Nuevo Jerusalén”, y concentró la extensión inicial a 7 mil 725 hectáreas, que incluyen a Cruztón y otra veintena de comunides y ejidos.

En tanto, Fronteer de México mantuvo, entre otras, una concesión de 13 mil 425 hectáreas en San Cristóbal de las Casas, y Linear Gold más de 6 mil hectáreas en Amatenango del Valle.

El fantasma de la minería se cierne sobre las sierras de Chiapas. El temor de los campesinos de Venustiano Carranza, en particular de Cruztón (la única comunidad que por ahora está en resistencia, como parte de la otra campaña, además de los zapatistas de San Caralampio), es que la extracción de oro a cielo abierto dañará irrevisiblemente las tierras y contaminará el aire y el agua con los residuos tóxicos.

En Cruztón la defensa de la tierra es urgente y está a flor de piel. Una caravana civil de la otra campaña, compuesta por unas 30 personas, visitó el fin de semana la comunidad para mostrar que los pobladores “no están solos”. Ante los visitantes nacionales y extranjeros, una mujer de la comunidad declaró: “Vamos a seguir luchando, pase lo que pase”.

El despliegue de la policía preventiva del estado en Venustiano Carranza es muy grande. Controles, destacamentos y patrullajes abundan en todas direcciones, en particular el área serrana, donde se localiza Cruztón. ¿Vigilan el descontento social, frecuente por acá, o el oro que nadie ha visto?

A la vista del campamento de policías en las milpas arrebatadas a Cruztón, la gente del poblado se dice dispuesta “a sufrir cárcel exilio o muerte” para defenderse. Un hombre había dicho a la caravana, que permaneció en Cruztón todo el fin de semana: “Ahorita no estamos en nuestras tierras. Pero las vamos a recuperar, eso seguro”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.