Usted está aquí: Inicio Cultura Tres sitios prehispánicos inician el esquema del turismo cultural

■ Se trata de Teotihuacán, Chichén Itzá y Palenque, adelanta Laura Pescador, del INAH

Tres sitios prehispánicos inician el esquema del turismo cultural

■ El instituto y varias dependencias locales articularán circuitos para generar derramas, dice la coordinadora nacional de Arqueología

■ El ferrocarril expreso teotihuacano, otro proyecto

Ana Mónica Rodríguez

Ampliar la imagen Panorámica de Teotihuacán, que figura entre las tres zonas arqueológicas más visitadas Panorámica de Teotihuacán, que figura entre las tres zonas arqueológicas más visitadas Foto: María Luisa Severiano

Las zonas arqueológicas de Teotihuacán, Chichén Itzá y Palenque marcan el inicio del esquema de turismo cultural que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como diversas dependencias de los gobiernos federal y locales organizan para articular circuitos, ofrecer servicios y generar derramas económicas en los estados, con el atractivo adicional de las visitas nocturnas y los recorridos temáticos propuestos ex profeso para los visitantes.

Laura Pescador, coordinadora nacional de Arqueología del INAH, en entrevista con La Jornada explica que también en el instituto se considera un proyecto de ruta cultural que se pondría en marcha en torno al Bicentenario de las gesta de Independencia, que involucrará a las áreas prehispánicas excavadas durante el porfiriato por Leopoldo Batres, las cuales, además de Teotihuacán, incluyen a Xochicalco, Ahuizotla y Chalchihuites.

“Existe un programa que está dedicado a los sitios patrimoniales de la humanidad, y dentro de éste se hallan las zonas de nueva apertura, así como el programa del bicentenario de áreas preshispánicas que fueron abiertas entonces para los festejos del centenario de la Independencia, encabezados por Porfirio Díaz.”

Propuestas de planeación regional

Respecto del turismo cultural, Laura Pescador informa que al igual que en Teotihuacán, “en Chichén Itzá y Palenque se están generando esquemas de planeación regional impulsados gracias al atractivo que poseen esos mismos sitios, y que la derrama económica que se obtenga permanezca en esos lugares y beneficie a sus pobladores.

“Esto funciona –agrega la arqueóloga– mediante la articulación de circuitos y corredores turísticos que ofrecen a manera de anclaje la importancia de las zonas arqueológicas.”

Los tres sitios mencionados son los más visitados de México, y por ello el INAH también analiza y desarrolla alternativas para conservar el patrimonio histórico-cultural.

“Todos los servicios se generarán fuera de las poligonales de los sitios prehispánicos, y entre esos planes figuran el adecuamiento de vialidades, la rehabilitación de la imagen urbana y la generación de infraestructura hotelera, además del corredor turístico.”

En el caso de Teotihuacán, enclavada en el estado de México, que estaría incluida en los proyectos de turismo y ruta cultural, también el INAH evalúa el programa de visitas nocturnas, el cual todavía no ha sido entregado al Consejo de Arqueología y para el que “se ajustan detalles y lineamientos en torno a la operación y colocación de luminarias.

“El proyecto todavía no está autorizado por el consejo y ha cambiado en dos ocasiones, debido a que la ubicación de las personas dentro de la zona todavía no se determina, pero existen tres objetivos principales: la iluminación de las pirámides del Sol y de la Luna, así como la Calzada de los Muertos.”

Visitas temáticas

Laura Pescador precisa que otro proyecto interesante para Teotihuacán es el llamado expreso teotihuacano, que “circulará por la zona cuyo inicio se dio en la época de Porfirio Díaz y que usaba Batres para llevar material”.

En cuanto a las visitas temáticas alrededor de los sitios prehispánicos, la funcionaria explica que serán formas de diversificar la información que tiene el público sobre determinada civilización. “Son rutas de interpretación pensadas no sólo para Teotihuacán, Palenque y Chichén Itzá, sino a futuro para otros sitios patrimoniales, pensadas para que los turistas recorran el lugar guiados por las disciplinas artísticas que integran la antigua ciudad”.

Por ejemplo, prosigue, “si a alguien le interesa la arquitectura seguirá una ruta por una línea determinada que le enseñará durante el camino la utilización de materiales de construcción o reductos, mientras que tal vez otra persona prefiera la pintura, y con base en ello tendrá un recorrido marcado con una línea de otro color para visitar y aprender sobre la pintura mural o la iconografía de esa civilización”.

Por otra parte, la arqueóloga adelantó que en noviembre próximo se realizará en Palenque el encuentro Arqueología, imagen y texto en el área maya, con la participación de alrededor de 50 investigadores nacionales y extranjeros expecializados en la lectura de inscripciones.

Ésta será la sexta versión del acto académico, que se efectuará del 16 al 21 de noviembre, y con el cual se pretende poner a debate las investigaciones y, sobre todo, “aquello que involucra la compatibilidad y la complementariedad de lo que se lee en las inscripciones epigráficas mayas, las cuales también se confrontan con datos arqueológicos obtenidos de diversos sitios y regiones.

“El formato del encuentro, incluye la edición de las memorias; conferencias que estarán abiertas al público por la mañana y la discusión entre los especialistas se realizará por la tarde”, puntualiza Pescador, quien es especialista en la cultura maya.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.