Usted está aquí: Inicio Política Presenta la CNDH 8 recomendaciones a Sedena por violaciones graves de militares

■ Los hechos ocurrieron de marzo de 2007 a marzo de 2008 en operativos antinarco

Presenta la CNDH 8 recomendaciones a Sedena por violaciones graves de militares

■ Asesinato, tortura, detención arbitraria e incomunicación, entre los delitos cometidos

Víctor Ballinas

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes Fernández, presentará este viernes un paquete de ocho recomendaciones a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por violaciones graves cometidas por militares en los operativos de combate al narcotráfico en los estados de Tamaulipas, Sonora, Michoacán y Sinaloa.

Los delitos cometidos por soldados incluyen: asesinatos, tortura, detención arbitraria, ejercicio indebido de la función pública, violación a la seguridad jurídica e incomunicación.

634 quejas en año y medio

Del primero de diciembre de 2006 al 17 de mayo de 2008 la CNDH ha recibido 634 quejas contra militares: 250 por ejercicio indebido de la función pública, 221 por cateos, 182 por tratos crueles, 147 por detenciones arbitrarias, 85 por robo, 41 por amenazas y 32 por intimidación, entre otras.

El ombudsman presentará las recomendaciones 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35 y 36 de 2008, dirigidas al titular de la Sedena por los delitos de torturas, asesinatos, detenciones arbitrarias, robos, cateos, retenciones ilegales, violación a la legalidad jurídica, uso excesivo de la fuerza, trato degradante, incomunicación y privación de la vida contra ciudadanos cometidas por militares en los operativos de combate al narcotráfico, en hechos ocurridos de marzo de 2007 a marzo de 2008.

En la recomendación número 29/2008, el ombudsman destaca que los militares cometieron tortura, detención arbitraria y ejercicio indebido de la función pública contra José Fausto Gálvez Munguía en el “cerro de la Lesna”, ubicado en la frontera con Estados Unidos.

El quejoso dijo a la CNDH que estaba a punto de cruzar a Estados Unidos cuando personal de la 40 Zona Militar le gritó y lo encañonó. “¿Dónde está la mariguana?, si no aparece los vamos a madrear y matar”. Gálvez refirió que esperaba a un pollero que lo pasaría hacia Phoenix, Arizona. Los soldados lo patearon y le gritaron: “Mientes cabrón, estás esperando droga para pasarla, dime quién es tu pinche patrón y dónde está o te madreo”.

Explicó que los soldados dispararon sus armas a un lado de su cabeza, lo golpearon, le vendaron los ojos, le metieron un tubo a la boca y lo obligaron a beber un líquido con sabor a alcohol. En uñas de manos y pies le metieron pedazos de madera, después le arrancaron las uñas y cuando quedó inconsciente lo abandonaron en el desierto.

La CNDH subraya que en este caso los militares detuvieron ilegalmente a Gálvez Munguía y violentaron sus derechos humanos, ya que fue apresado en forma arbitraria y se cometió tortura contra el quejoso.

La recomendación 30/2008 se refiere al caso de Óscar Cornejo Tello, en hechos ocurridos el 13 de junio de 2007 en el municipio de Morelia, Michoacán.

El quejoso manifestó a la CNDH que estaba en su casa viendo una película cuando irrumpieron los militares. Le gritaron: “Abre la puerta, hijo de tu puta madre”. El agraviado abrió la puerta de su hogar y 15 soldados ingresaron a su casa, lo golpearon durante 30 minutos, le taparon la cara, lo mojaron y le dieron toques eléctricos en los testículos.

Agregó que al no declarar lo que los militares querían, lo llevaron a la 21 Zona Militar, donde lo esposaron. Después fue trasladado a la Procuraduría General de la Repúblia (PGR) y ahí supo que lo acusaban por delitos vinculados al narcotráfico.

La CNDH sostiene que se violaron los derechos humanos del inculpado y se atentó contra su propiedad, además de que fue torturado, detenido en forma arbitraria e incomunicado.

Desaparecido y ejecutado

La recomendación 31/2008 trata sobre el caso de Fausto Ernesto Murillo Flores, en hechos ocurridos en agosto de 2007. Adriana Melisa Ernesto Murillo Flores denunció que militares detuvieron a tres personas el 3 de agosto de 2007, entre ellas Fausto.

Fausto estuvo desaparecido y el 4 de agosto de 2007 se halló su cadáver en el paraje conocido como La Morita, en Agua Prieta, Naco, Sonora. La CNDH investigó que los soldados violaron el derecho a la vida y la integridad física y legalidad jurídica del quejoso.

La recomendación 32/2008 se refiere a los hechos ocurridos en el municipio de Tanguato, Michoacán, el 7 de octubre de 2007.

El quejoso, Antonio Paniagua Esquivel, denunció tortura, detención arbitraria, violación al derecho a la integridad, a la legalidad y seguridad jurídica. Afirmó que personal del 37 batallón de infantería del Ejército, de la base de operaciones mixtas de Zamora, se introdujo a su domicilio, causó daños al inmueble, lo saqueó y robó, además de que lo detuvieron arbitrariamente. La CNDH comprobó tortura, robo y otros delitos.

La recomendación número 33/2008 aborda el caso de Jesús Picaso Gómez y Santos Picaso Carranza por hechos ocurridos en Uruapan, Michoacán.

La CNDH destaca que militares torturaron, detuvieron en forma arbitraria e incomunicaron a los quejosos el 21 de agosto de 2007, además de que les robaron una pulsera tipo esclava, un reloj, tres anillos, una cadena y otros objetos.

La recomendación 34/2008 se refiere a hechos ocurridos en el municipio de Huetamo, Michoacán. En este caso soldados dispararon contra una camioneta en la que viajaban dos jóvenes, uno de ellos menor de edad.

La CNDH destaca que “no pasa inadvertido que estos hechos ocurrieron durante la vigencia de la solicitud de medidas cautelares que se solicitaron a la Sedena y fueron aceptadas”.

La recomendación 35/2008 da cuenta de violaciones a los derechos humanos: asesinato, uso excesivo de armas de fuego y violación a la seguridad jurídica y la legalidad de Sergio Meza Varela y José Antonio Barbosa Ramírez. El primero murió por los disparos que recibió de los militares en Reynosa, Tamaulipas, el 16 de febrero de 2008.

La recomendación número 36/2008 se refiere a hechos ocurridos en el municipio de Badiraguato, Sinaloa, donde el 26 de marzo pasado militares dispararon contra un vehículo y mataron a cuatro personas.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.