Usted está aquí: Inicio Mundo Sorprendentemente marcados, los contrastes entre pobreza y riqueza en EU

■ Diferencia de 30 años de vida entre el sur y Nueva Inglaterra: estudio

Sorprendentemente marcados, los contrastes entre pobreza y riqueza en EU

The Independent y Reuters

Washington, 16 de julio. Los contrastes entre la pobreza y la riqueza en Estados Unidos se han vuelto soprendentemente marcados, según un estudio independiente en que se aplicó el Índice de Desarrollo Humano (IDH) a estadísticas oficiales y que reveló, por ejemplo, que existe una diferencia de 30 años en la esperanza de vida entre poblaciones del sur del país y el próspero estado de Nueva Inglaterra.

El IDH es una medición por país elaborada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Se basa en un indicador social estadístico compuesto por tres parámetros: vida larga y saludable (medida según la esperanza de vida al nacer), educación (medida por la tasa de alfabetización de adultos y la tasa bruta combinada de matriculación en educación primaria, secundaria y superior) y el nivel de vida digno (medido por el producto interno bruto per cápita en dólares).

Una organización humanitaria que el diario británico The Independent no identificó aplicó los criterios del IDH a cifras oficiales del gobierno estadunidense, y según este estudio, que normalmente se aplica a países del tercer mundo, Estados Unidos queda en lugar 42 global en cuanto a esperanza de vida, y en lugar 34 en lo referente a mortandad infantil (en que se calcula cuántos niños de cada mil nacidos vivos mueren antes de los cinco años).

Asimismo, el asesinato y el suicidio figuran entre las 15 principales causas de muerte en todo el país. Además, en cuanto a calidad de vida general, Estados Unidos tiene 24 por ciento de la población encarcelada del mundo.

“El estudio demuestra que aunque se considera a Estados Unidos la nación más rica del planeta, se ha quedado miserablemente rezagada en lo que se refiere a dar oportunidades y opciones a todos los estadunidenses para construir una vida mejor”, señalaron los autores del reporte.

Otro hallazgo es que en partes de Texas el porcentaje de adultos que terminó la preparatoria no ha mejorado desde los años 70.

Asimismo, los varones asiático-estadunidenses tienen la mayor calidad de vida en general mientras que la peor la tienen los varones afroestadunidenses, pues existe una diferencia de 50 años en la esperanza de vida entre ambos grupos.

Pese a que Estados Unidos invierte unos 5 mil millones de dólares cada día en la salud, que es una suma per cápita muy superior a la de la mayoría de los países, los estadunidenses viven menos años que los ciudadanos de cualquier ciudad europea occidental o nórdica, indicó Sarah Burd-Sharps, coautora del reporte.

Estas circunstancias no contribuyen a atenuar las divisiones raciales que hoy juegan un papel fundamental en las próximas elecciones. Según una encuesta de The New York Times y CBS News, 83 por ciento de los afroestadunidenses tiene una opinión favorable del virtual candidato presidencial negro Barack Obama, en comparación de sólo 31 por ciento de los blancos encuestados.

Asimismo, 39 por ciento de los afroestadunidenses opina que no ha habido progresos reales recientes en cuanto a un descenso de la discriminación racial, mientras que sólo 17 por ciento de los blancos opina lo mismo.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.