Usted está aquí: Inicio Opinión El petróleo que fue de México*

Carlos Montemayor

El petróleo que fue de México*

27 de septiembre, radio matutino (la información empieza a escucharse en el dormitorio de Alberto Miranda, luego en una cafetería y finalmente en el vehículo oficial que va saliendo de la residencia presidencial de Los Pinos).

“El presidente Roosevelt envió la noche de ayer una nueva exhortación de paz al canciller alemán Adolfo Hitler diciendo: ‘A la luz de la experiencia de este siglo, las negociaciones continuas son el único medio para resolver el problema inmediato sobre una base duradera. Si usted aceptase una resolución de este modo pacífico, millones de gentes de todo el mundo reconoce-rían la acción de usted como un relevante e histórico servicio a la Humanidad. Es la suerte del mundo hoy y mañana...’.”

28 de septiembre. Radio de mediodía (la información se escucha en aparatos de radio de Ciudad Madero, Tampico, Veracruz, Puebla y ciudad de México):

“Por la posibilidad de guerra en Europa, fuentes fidedignas indican que el gobierno de Alemania ordenó la suspensión del embarque de cerca de doce mil toneladas de plomo que se hallan en Tampico en furgones de los ferrocarriles procedente de diversos fundos mineros. Se rumora que el vapor ‘Iberia’ no saldrá para Alemania por el mismo motivo y se quedará en Tampico o en Veracruz, por lo que mucha mercancía lista para ser embarcada en ese barco quedará retenida en el puerto. Se rumora también que cuatro buques cuyos nombres no se conocen y que venían a Tampico a cargar petróleo recibieron instrucciones de suspender dichos embarques. Hay enorme expectación en todos los sectores de este puerto.”

Finales de septiembre. Despacho del presidente Cárdenas. Hablan con el presidente el secretario de Gobernación y el embajador de México en Washington, Castillo Nájera:

–Desde hace un mes hay vigilancia oficial norteamericana de empresarios, diplomáticos y ciudadanos alemanes en México –explica el secretario de Gobernación.

–También investigan dos periódicos, el Excélsior y El Universal, porque juzgan que publican propaganda alemana.

–Las relaciones con Alemania son estrictamente comerciales y tienen su origen en el bloqueo petrolero. Esto aclárelo al presidente Roosevelt, señor embajador.

12 de octubre. Alberto Miranda y su jefe, en la redacción del periódico. Alberto lo escucha:

–Los jefes de la North Texas Association reclaman ante el gobierno norteamericano que el petróleo mexicano se está vendiendo en Texas a setenta centavos de dólar el barril, mientras que en México se cotiza a un dólar. Dice que el precio del petróleo mexicano dificulta la competencia.

27 de octubre, por la mañana. El embajador Josephus Daniels en la Secretaría de Relaciones, con el subsecretario Ramón Beteta. Habla el subsecretario.

–Hicimos varios pedidos a diferentes manufactureros en los Estados Unidos que surtían maquinaria, bombas y accesorios a la Standard Oil y a otras empresas que operaban en México. Todos fueron rechazados y nos devolvieron el dinero que por adelantado habíamos remitido a los abastecedores para cubrir el monto de los pedidos. Si estuviéramos pidiendo cualquier favor como un crédito, no nos sentiríamos tan mal; pero si enviamos el importe de los pedidos y los manufactureros rechazan nuestras órdenes, concluimos que las compañías petroleras los dominan a tal extremo que venderán a cualquier cliente en el mundo, menos a México. Parece que su país se opone a que nosotros vendamos petróleo a Alemania, Italia y el Japón; pero la Standard Oil está vendiendo a esos mismos países sin protesta alguna y con el consentimiento de su gobierno. Nosotros deseamos vender nuestro petróleo a los países democráticos; pero si los Estados Unidos e Inglaterra nos boicotean, no tendremos otra alternativa que la de vender a quien podamos, como lo hace la Standard Oil.

* Fragmento de 1938: el petróleo que fue de México, libro del autor, que fue presentado en la Casa Lamm, la noche del jueves

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.