Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 27 de julio de 2008 Num: 699

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

El último beso
LETICIA MARTÍNEZ GALLEGOS

Resumen de una época
TASOS LIVADITIS

El erotismo de la escritura
ADRIANA CORTÉS entrevista con MARGO GLANTZ

Luis Cernuda y la ética de Las nubes
RUBÉN D. MEDINA

Diario de viaje a Cuba
CLAUDIO MAGRIS

Aunque
JUAN GELMAN

Leer

Columnas:
La Casa Sosegada
JAVIER SICILIA

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 


Azalea Inzunza, Lux Boreal Foto: Tim Richards

 


La Luciérnaga
Foto: Ángel Ortega
 

Manuel Stephens


Karen de Luna
foto: Elisa Domínguez

Danza contemporánea en Mazatlán (II Y ÚLTIMA)

Para celebrar su décimo aniversario, la Escuela Profesional de Danza de Mazatlán (EPDM) organizó el 1er. Encuentro de Danza de Mazatlán que a lo largo de una intensa semana reunió a alumnos, egresados y personalidades, quienes se dieron a la tarea de reflexionar sobre la labor de la EPDM y de otras instituciones dedicadas a la formación y el entrenamiento técnico, así como sobre aspectos relacionados con el desarrollo profesional. A lo largo de seis mesas redondas se analizaron los modelos educativos de procedencia de los asistentes; entre ellos se contaron las escuelas regidas por principios estéticos, técnicos y metodológicos de algún coreógrafo –caso de Núcleo Antares, dirigido por Isaac Chau, que se sustenta en la experiencia profesional de Miguel Mancillas y la compañía Antares–; los espacios académicos dedicados al entrenamiento especializado en varias técnicas y estilos –como Arte en v , que dirige Carmen Correa–; las licenciaturas de universidades, que actualmente se están multiplicando en todo el país por la necesidad de acreditar estudios en un mundo globalizado, abordadas desde la perspectiva de la recién abierta carrera en danza de la Universidad Autónoma de Baja California; y las licenciaturas no universitarias, caso de la epdm dirigida por la compañía Delfos, en las que se obtiene una acreditación de nivel superior, pero que no se ciñen estrictamente a las exigencias propias de las universidades. Una vez considerados estos modelos educativos, sus coincidencias, diferencias, fortalezas y debilidades, se discutieron temas como la transición a la vida profesional y las condiciones actuales del mercado laboral en nuestro país. Entre las muchas conclusiones del Encuentro sobresalen: 1. La necesidad de que los maestros trabajen colegiadamente y creen planes de estudio que puedan flexibilizarse para integrar nuevos estilos de movimiento y metodologías sin abandonar las técnicas formativas; 2. Lo imperioso de recuperar la historia de la danza mexicana y crear conciencia en el estudiante de que la memoria y la herencia le dan identidad; 3. Propiciar que la danza no se enseñe de manera aislada, sino en contacto con otras artes y áreas del conocimiento; 4. La gran responsabilidad de las escuelas ante el egreso de sus estudiantes, por lo que se deben crear redes interescolares con compañías, universidades y otras instancias profesionales que coadyuven en el ingreso al ámbito laboral; 5. La importancia de revalorizar el rol social de la danza; 6. La relevancia que en el futuro deberán tener las universidades en la formación de especialistas en la gestión cultural, la crítica y la investigación, áreas fundamentales que no han tenido la presencia ni el impulso suficientes en México. Un logro inmediato del Encuentro fue la conciencia y el interés que se despertó en los jóvenes asistentes sobre la amplitud del fenómeno dancístico, que no se centra únicamente en ser intérprete o compositor. Los resultados del Encuentro se irán manifestando en la práctica mediante la implementación que de las estrategias devenidas del análisis hagan quienes participaron en él. Este Encuentro es un ejemplo de que debe discutirse la diversidad de formas en que se puede enseñar la danza para hacer mejoras a todos los niveles y no aferrarse a modelos que probadamente ya no son los óptimos.


La Serpiente

Como parte del Encuentro se presentaron en el magnífico Teatro Ángela Peralta, sede de la EPDM y de Delfos, la función de graduación de la 7a. generación, una función compartida de ex alumnos, y las de las compañías que han fundado egresados de esta institución, ellas son La luciérnaga (Mazatlán), La serpiente (Morelia), Hunabkú (Santiago de Chile) y Lux Boreal (Tijuana). Si bien en todos se observa la influencia determinante del estilo de movimiento de Delfos, incluso en la utilización de clichés propios de esta agrupación, se vislumbran intentos por ir construyendo un vocabulario y abordar temas propios, principalmente en el caso de Lux Boreal que presentó Scrabble, espectáculo que combina la acción teatral, la palabra hablada y la danza. La obra compuesta por Ángel Arámbula y Henry Torres, directores de la compañía, y Magdalena Brezzo, es irregular en cuanto a dramaturgia, pero muestra un proyecto creativo consistente que ya está dando de qué hablar.

El Encuentro de Danza de Mazatlán abrió un espacio de intercambio y análisis muy importante que debe repetirse y ser emulado en otras regiones del país.


Hunabkú

Fotos: Elisa Rodríguez