Usted está aquí: Inicio Estados Transportistas de Edomex exigen aumentar pasajes hasta en 100%

■ Diputado local advierte que el alza es un hecho; la tarifa mínima no excedería de $6, dice

Transportistas de Edomex exigen aumentar pasajes hasta en 100%

■ Según concesionarios, debe ser de $9 para cubrir encarecimiento de combustibles y refacciones

■ Demandan retirar al menos 30 mil unidades piratas

■ Llaman a denunciar abusos de choferes

Israel Dávila y Silvia Chávez (Corresponsales)

Ampliar la imagen Legisladores del estado de México confirmaron que aumentará el costo del transporte público en la entidad. Mientras las autoridades proponen que la tarifa mínima pase de 4.50 a seis pesos, los concesionarios piden que sea de entre siete y nueve pesos. Asimismo, exigen que se retire de circulación a unidades piratas. En la imagen, el paradero de la estación Ciudad Azteca de la línea B del Metro, en Ecatepec Legisladores del estado de México confirmaron que aumentará el costo del transporte público en la entidad. Mientras las autoridades proponen que la tarifa mínima pase de 4.50 a seis pesos, los concesionarios piden que sea de entre siete y nueve pesos. Asimismo, exigen que se retire de circulación a unidades piratas. En la imagen, el paradero de la estación Ciudad Azteca de la línea B del Metro, en Ecatepec Foto: Mario Antonio Núñez López

El presidente de la Comisión de Transporte del Congreso mexiquense, Rolando Elías Wismayer, del Partido Verde Ecologista de México, confirmó ayer que el alza a los pasajes en el estado de México es un hecho, aunque aclaró que aún no se logra un acuerdo con los permisionarios.

Una comisión discute actualmente varias propuestas de incremento a la tarifa mínima, que van desde 1.50 hasta 4.50 pesos.

Los transportistas demandan que el pasaje mínimo sea de entre siete y nueve pesos, mientras la Secretaría de Transporte pretende que no rebase los seis pesos. Hasta ahora se cobran 4.50 pesos por los primeros 12 kilómetros y 20 centavos más por cada kilómetro recorrido.

El legislador, quien forma parte de la comisión interinstitucional que analiza este asunto, comentó que el incremento tendrá que aprobarse pronto, ya que existe consenso acerca de la necesidad de incrementar las tarifas en la entidad, lo cual no ocurre desde hace cuatro años.

Las unidades de algunas empresas muestran letreros en los que anuncian a los usuarios que la nueva tarifa base será de siete pesos, e incluso hay conductores que ya la están cobrando, según han denunciado pasajeros en cartas y correos electrónicos.

El diputado reconoció que desde hace algunos meses los transportistas han ejercido una presión muy fuerte sobre las autoridades para que autoricen un alza en las tarifas, y argumentan los constantes incrementos de los precios de la gasolina, el diesel y las autopartes.

“Varias organizaciones nos han entregado un estudio elaborado por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), según el cual, con base en los costos de los insumos, la población de la entidad y el índice inflacionario registrado en años recientes, debería cobrarse una tarifa de nueve pesos, pero creemos que es muy elevada, sobre todo por el servicio que se ofrece en la entidad”, dijo.

Cobrar nueve pesos “sería un abuso”, dijo el legislador, y adelantó que la autoridad negocia con los choferes para que la nueva cuota quede entre 5.50 y seis pesos. Recalcó que uno de los primeros acuerdos fue que el aumento se aprobaría una vez que la mayor parte del parque vehicular fuera renovado y se ajustara a las normas legales, que prohíben usar unidades de más de 10 años de antigüedad.

El delegado del transporte en Naucalpan, Martín Suárez, aseguró que alrededor de 70 por ciento de las unidades del estado se ha renovado.

Advirtió que los concesionarios que cobran tarifas más elevadas están violando la ley y pueden hacerse acreedores a multas hasta de 200 días de salario mínimo. “Sólo necesitamos denuncias de los usuarios, pero no hemos recibido ninguna”, dijo.

Diputados locales exigieron a la Secretaría del Transporte del Estado de México (STEM) que el alza a los pasajes sea resultado de una evaluación de “instituciones serias” y que se cumpla la renovación del parque vehicular. En tanto, concesionarios exigieron a la dependencia retirar al menos 30 mil unidades irregulares.

El diputado local perredista Germán Rufino Contreras, vicepresidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, dijo que la STEM “debe demostrar” que especialistas del IPN, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) participan en el cálculo de las nuevas tarifas.

“Las negociaciones se han dado en lo oscurito, entre autoridades y concesionarios”, dijo el diputado, quien reconoció que el alza “es inminente”, e instó al gobierno del estado a diseñar una política sustentable para mejorar el servicio que brindan 123 mil unidades.

Señaló que entre los pendientes del gobierno destacan el subsidio al transporte, créditos blandos para la renovación del parque vehicular, terminar el programa de regularización de unidades; implantar la certificación de conductores y exigir un servicio eficiente.

Juan Fernando Coronel, presidente de la organización Mexiquenses Unidos por el Transporte (MUT), quien participa en la comisión revisora de tarifas de la STEM, dijo que desde febrero los concesionarios demandan la aplicación del artículo 148 de la Ley Estatal del Transporte, que obliga a retirar unidades irregulares: de otra forma, “no habrá alza que nos alcance”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.