Usted está aquí: Inicio Cultura Crean en Puebla la licenciatura en Artes escénicas y circenses contemporáneas

■ Es la primera en su tipo en América Latina y se impartirá en la Universidad Mesoamericana

Crean en Puebla la licenciatura en Artes escénicas y circenses contemporáneas

■ Llama el investigador Julio Revolledo a reconocer al circo como patrimonio cultural

Ángel Vargas

A pesar de los contrastes y ciertas contradicciones que imperan actualmente, el circo se mantiene en México como elemento indispensable del paisaje emocional, histórico y cultural.

De ello da cuenta la existencia de cuando menos 80 familias mexicanas dedicadas a esta actividad, así como de 500 circos de origen nacional, algunos de los cuales recorren la República y otros trascienden las fronteras, desde Estados Unidos hasta Argentina.

Debe sumarse el creciente interés de decenas de jóvenes que no provienen de familias circenses y que se han adentrado a este mundo, sobre todo en el ámbito callejero, aunque de forma paulatina comienzan a encontrar cabida también en antros y discotecas.

Fue ante ese panorama que la Universidad Mesoamericana, con sede en Puebla, acaba de incluir entre sus carreras la licenciatura en Artes escénicas y circenses contemporáneas, la primera de su tipo en América Latina, cuyas actividades comenzarán el primero de septiembre próximo.

Con esta nueva licenciatura, cuya creación ocurre de forma coincidente con el bicentenario de la llegada del primer circo al país, se pretende “fortalecer la cultura circense mexicana”, al elevar la serie de disciplinas que en ella se engloban a un rango académico profesional, explicó el director de la carrera, el historiador de arte e investigador Julio Revolledo Cárdenas.

Proveniente de una familia tradicional circense y uno de los más importantes conocedores en el tema, para el especialista es indiscutible la necesidad de reconocer al circo como un patrimonio cultural y, al mismo tiempo, como una expresión artística a la altura del teatro, la danza y la música, y no sólo asumirlo como una forma de entretenimiento o divertimento.

En conferencia de prensa, en la que se anunció oficialmente la incorporación de dicha carrera en la institución universitaria poblana, Revolledo Cárdenas destacó que existe un movimiento a escala latinoamericana en el que el circo ha comenzado a salirse de la carpa, su lugar natural, para adentrarse a nuevos espacios, como son teatros y salas de arte, al tiempo que comienza a fusionarse con más fuerza con otras artes escénicas, como la danza y el teatro, así como la plástica.

Se trata, explicó, de un proceso que en mucho se debe a la presencia de compañías o grupos de Francia y Canadá, como el Cirque du Soleil, que han impulsado un cambio en la concepción sobre el circo tradicional, en la que la apuesta es más por lo estético que por la sorpresa o la destreza.

De tal forma, agregó, son cada vez más los jóvenes que encuentran en esa serie de disciplinas un medio idóneo para expresarse artísticamente; pero, al carecer de un espacio en México en donde estudiarlas de manera profesional, tenían que emigrar al extranjero o quedarse con la frustración.

Tras subrayar que las artes del circo forman parte de los orígenes del hombre y son comunes a todas las culturas y civilizaciones, en principio de manera ritual, el investigador y docente precisó que la carrera esta dividida en 10 cuatrimestres, contará en esta fase inicial con cerca de 40 alumnos y una plantilla de 10 docentes, provenientes de México, Canadá, Cuba, Venezuela, Rusia y Argentina.

Estará enfocada al conocimiento de las cinco mayores disciplinas del arte circense, que son acrobacia, malabarismo, gimnasia, el arte del payaso y equilibrismo. Y el proyecto es crear una compañía dentro de la universidad, con la primera generación de egresados.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.