Usted está aquí: Inicio Política Policías secuestradores, una constante en ese delito

■ Los familiares no presentan denuncia por temor a la muerte de la víctima

Policías secuestradores, una constante en ese delito

■ Cifras de plagios el primer semestre del año: BC, 40; Michoacán, 30; Oaxaca, 15 y Jalisco, 8

■ Cunde la alarma entre la IP de Nuevo León

De los corresponsales

Ampliar la imagen El agente antisecuestros de la procuraduría de Jalisco, Alejandro López Alatorre, fue arraigado como presunto homicida de varios miembros de una familia de Ciudad Guzmán El agente antisecuestros de la procuraduría de Jalisco, Alejandro López Alatorre, fue arraigado como presunto homicida de varios miembros de una familia de Ciudad Guzmán Foto: Notimex

La mayoría de los secuestros que ocurren en el país no se denuncian por temor a que los plagiarios se enteren –casi siempre hay policías coludidos– y asesinen a las víctimas, coinciden autoridades. En ese contexto, en Baja California se denunciaron durante el primer semestre del año 40 casos, en Michoacán 30, en Oaxaca 15 y ocho en Jalisco. En Nuevo León, ante presiones de empresarios, el gobernador anunció la creación de una oficina antisecuestros.

Uno de los casos que conmovió recientemente a la sociedad bajacaliforniana es el del ingeniero Celso Katzuo Enríquez Nishikawa, quien tenía 35 años de edad y una hija de 3 años cuando fue secuestrado el 24 de julio de 2007 en Tijuana. No se presentó denuncia por exigencia de los plagiarios, quienes recibieron dos veces el pago del rescate. El primero de mayo de 2008 los secuestradores exigieron un tercer pago sin ofrecer una prueba de vida, y ante la negativa de un tercer depósito la casa de la familia fue atacada a balazos por sicarios que intentaron ingresar a la vivienda. Un día después, la familia huyó a Estados Unidos.

En Nuevo León, la procuraduría estatal sólo ha recibido dos denuncias por secuestro durante el presente año, pero el problema es tan grave que en junio la Cámara de la Industria de Transformación señaló que sus afiliados habían sufrido decenas de casos. Extraoficialmente se habla de cuatro plagios diarios no denunciados.

El 25 de junio, el Congreso local modificó el Código Penal para aplicar de 20 a 50 años de cárcel a los secuestradores. En paralelo, el gobierno de Nuevo León anunció que abrirá una oficina especial para la atención de secuestros.

Por otra parte, las autoridades de Michoacán reportaron que en lo que va del año se han registrado al menos 30 casos de secuestro y se han resuelto 11 de los mismos. En las últimas semanas llamó la atención el plagio exprés del líder del sindicato de empleados de la Universidad Michoacana, Eduardo Tena Flores, y el del dirigente estatal del PT, Reginaldo Sandoval.

Asimismo, en el primer semestre de 2008 hubo 15 secuestros en Oaxaca, según la procuraduría estatal. La iniciativa privada reporta alrededor de 200. La dependencia inició 10 denuncias que no incluyen los secuestros de los empresarios David Palacios García –tío del ex gobernador Diódoro Carrasco–, Rubén Villanueva Platas y Mariano Arjona León, ni los de los ciudadanos español e italiano, Manuel Rodríguez Díaz y Claudio Conti Bonetti, respectivamente.

Miembros de la iniciativa privada oaxaqueña dijeron que los registros de la PGJE no reflejan la situación en la entidad, pues familiares de las víctimas no denuncian secuestros por amenazas de sus captores, pero también “por temor a que la policía esté involucrada”.

En lo que va del año, en Jalisco, la Procuraduría de Justicia del estado reconoció que se han presentado ocho casos de secuestro, lo que hace muy probable que se alcance la cifra de 15 plagios que se dieron el año pasado.

En las cifras de 2008, sin embargo, no se incluye el secuestro de dos integrantes de la policía estatal, en marzo pasado, que se dio horas después de la captura de siete presuntos narcotraficantes de Sinaloa y Durango.

En Aguascalientes, la procuraduría estatal documentó tres secuestros en 2007, aunque supo de otros tres por los cuales no se presentaron denuncias. Entre enero y julio de 2008 hubo siete más y cuatro sin las denuncias correspondientes, además de 20 levantones. El empresario Gustavo Arturo Lomelín García padeció el primer plagio registrado en 2008, durante enero. Dos sujetos armados se lo llevaron a bordo de su propia camioneta, pero Gustavo Arturo logró liberarse al disparar un arma en contra de sus captores; uno murió y el otro está preso. El más reciente secuestro del que se tuvo reporte oficial a finales de junio fue el de José Luis González, miembro de la familia propietaria de la empresa de autotransportes González Trucking.

(Con información de Antonio Heras, David Carrizales, Claudio Bañuelos, Octavio Vélez, Juan Carlos García, corresponsales, y La Jornada Michoacán)

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.