Usted está aquí: Inicio Estados Puerto Progreso, excluido de las rutas de cruceros por tres años

■ La API no realizó trabajos de dragado; calculan en 13.5 mdd los daños al sector turístico

Puerto Progreso, excluido de las rutas de cruceros por tres años

■ El gobierno de Yucatán acusa al encargado de la terminal; éste alega falta de recursos federales

■ Buscará Ivonne Ortega reunión con SCT; se requieren $2 mil millones para las obras: senador

Luis A. Boffil Gómez (Corresponsal)

Ampliar la imagen Uno de los cruceros de la empresa Royal Caribbean, en su más reciente arribo a Puerto Progreso, Yucatán. La compañía internacional anunció que dejará de visitar esta terminal durante por lo menos tres años. El gobierno del estado responsabilizó al administrador de la terminal por no haber ejercido una partida de recursos federales para realizar obras de dragado Uno de los cruceros de la empresa Royal Caribbean, en su más reciente arribo a Puerto Progreso, Yucatán. La compañía internacional anunció que dejará de visitar esta terminal durante por lo menos tres años. El gobierno del estado responsabilizó al administrador de la terminal por no haber ejercido una partida de recursos federales para realizar obras de dragado Foto: Luis Boffil

Mérida, Yuc., 19 de agosto. El sector turístico estatal perderá alrededor de 13.5 millones de dólares porque la firma internacional de cruceros Royal Caribbean decidió quitar Puerto Progreso de sus rutas durante por lo menos tres años, debido a que la administración portuaria integral (API) no ejerció 130 millones de pesos para iniciar el dragado de la terminal remota de esa comunidad.

El anuncio de Royal Caribbean motivó alarma, comentó el presidente del Consejo Empresarial Turístico, Armando Casares Espinosa, quien previó que entre 2008 y 2011 dejarán de llegar más de 90 mil turistas de cruceros, cada uno de los cuales erogaba de 50 a 100 dólares diarios durante dos o tres días de estadía. Así, dejarán de captarse 4.5 millones de dólares anuales.

En 2007 unos 20 cruceros arribaron a Progreso con más de 80 mil turistas, mientras que en 2006 hubo alrededor de 15 embarcaciones de lujo y un promedio de 60 mil visitantes, según la Secretaría de Turismo estatal.

El asunto derivó en polémica política, pues la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco acusó al administrador de la API en Yucatán, Armando Cuen Aranda, de no ejercer los recursos asignados por la Federación en 2007 para realizar los trabajos de dragado en el principal puerto de la entidad.

Ortega Pacheco dijo que este funcionario federal de “bajo perfil” carece de sensibilidad para ocupar cargos importantes como la dirección de la API, cuyo objetivo debiera ser promover el desarrollo turístico y económico de la entidad. “Armando Cuen no está comprometido con el crecimiento de Yucatán, ni es originario de la entidad”, afirmó la mandataria.

En círculos políticos circula la versión de que se trata de una “venganza” de la Federación, pues el ex gobernador panista Patricio Patrón Laviada maniobró para dejar como encargado de la API a Alberto Reyes Carrillo, quien fue secretario de planeación durante el sexenio del ahora titular de la la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente. Empero, su nombramiento fue impugnado por el gobierno de la priísta Ivonne Ortega Pacheco y Reyes Carrillo fue destituido meses después de aceptar el cargo.

Acto seguido, el gobierno federal nombró al frente de la API a Armando Cuen Aranda, vinculado al Partido Acción Nacional.

Cuen Aranda dijo este martes en entrevista que la Federación no envió los 130 millones de pesos para las obras de dragado y sostuvo que Royal Caribbean retiró de su ruta a Yucatán por cuestiones de planeación.

Según el administrador de la API, el puerto de altura requiere más de dos o tres kilómetros de dragado para evitar que los barcos queden varados, pues las aguas en esta zona son poco profundas. “No hay nada político”, aseguró el funcionario federal.

El presidente de la Comisión de Marina del Senado de la República, Sebastián Calderón Centeno, advirtió que la salida de una de las principales firmas mundiales de cruceros y el atraso de las obras de dragado causarán pérdidas “incuantificables”.

Agregó que los 130 millones de pesos asignados para estos trabajos son insuficientes y que se requerirían al menos 2 mil millones.

El gobierno estatal adelantó que dialogará con los secretarios de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, y de Turismo, Rodolfo Elizondo, para recuperar los 130 millones de pesos que, según Ivonne Ortega, no se ejercieron por “negligencia” del encargado de la API en Yucatán.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Yucatán, Víctor May Vera, pronosticó que la entidad recuperará en 2009 los fondos públicos para obras, pero los sectores turístico y de la construcción perderán ingresos y empleos por una baja sensible del número de visitantes estadunidenses y europeos en ese lapso.

Cada año Puerto Progreso recibe alrededor de 85 mil turistas que, acuerdo con la Secretaría de Turismo estatal, dejan ganancias por tres millones de dólares. Pero con la exclusión de esta terminal de la ruta de cruceros “el panorama se vuelve complicado”, afirmó el titular de esa dependencia, Juan José Martín Pacheco.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.