Usted está aquí: Inicio Capital Propone el GDF que los ciudadanos sean quienes autoricen espectáculos y antros

■ Resulta imperioso reconstruir el tejido social de la ciudad, dice en su exposición de motivos

Propone el GDF que los ciudadanos sean quienes autoricen espectáculos y antros

■ El titular del Ejecutivo, Marcelo Ebrard, envió la iniciativa de ley a la Asamblea Legislativa

Gabriela Romero Sánchez

El Gobierno del Distrito Federal (GDF) propone que sean los ciudadanos, en especial padres de familia con hijos en el nivel de educación básica, los encargados de autorizar y verificar el funcionamiento de establecimientos mercantiles, así como de aprobar la realización de espectáculos públicos en lugares con capacidad superior a 500 personas.

Lo anterior señala la iniciativa que el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, envió a la Asamblea Legislativa, en la que plantea promulgar la ley del instituto ciudadano de verificación del Distrito Federal.

En la exposición de motivos, el Ejecutivo local señala que “resulta imperioso reconstruir el tejido social de la ciudad con la corresponsabilidad de los actores sociales para que la confianza sea mutua entre sus habitantes, los propietarios de establecimientos mercantiles y sus autoridades”.

Reconoce que en la práctica se ha demostrado que tanto la sobrerregulación como la desregulación de la verificación provocan vacíos o la intervención de diferentes órganos que sin “coordinarse duplican u omiten las visitas de verificación del funcionamiento de los establecimientos y la correspondencia entre lo que documentalmente existe en los archivos y lo que en los hechos se da”.

Con base en la propuesta, sólo el instituto ciudadano de verificación podría expedir y revalidar licencias y autorizaciones, realizar inspecciones en los establecimientos que desarrollen giros mercantiles que requieran licencia de funcionamiento tipo B, específicamente bares, cantinas, discotecas, salones de fiestas, cabaretes y salones de baile.

Asimismo será el encargado de autorizar la realización de espectáculos públicos que se efectúen en lugares con capacidad para 500 personas en adelante, y verificar que durante su desarrollo se cumplan las leyes.

El mandatario local explica en la iniciativa que se trata de “crear una instancia preventiva y de orientación para los particulares, pero también una vigilante que promueva la cultura de la legalidad en los establecimientos mercantiles de la ciudad, sobre todo de los que se consideran de mayor riesgo a la salud y seguridad de nuestros jóvenes, que dé cauce a la denuncia ciudadana que todos los días, de manera responsable, se genera en la ciudad”.

El instituto estaría integrado por un consejo general, compuesto por 18 ciudadanos designados por la Asamblea Legislativa de entre las ternas que presente el jefe de Gobierno, y 16 consejos delegacionales, representados por un número de vecinos acorde con el número de establecimientos mercantiles que operen en cada demarcación.

Para armonizar los ordenamientos legales, el GDF plantea además modificaciones a las leyes Orgánica de la Administración Pública, de Procedimiento Administrativo, para el Funcionamiento de Establecimientos Mercantiles, de Protección Civil y para la Celebración de Espectáculos Públicos.

En el caso de la Ley de Procedimiento Administrativo se plantean reformas para que los verificadores, tanto de las delegaciones como del instituto ciudadano, denuncien de inmediato ante un agente del Ministerio Público “todo hecho delictivo que adviertan en el ejercicio de su función”.

El gobierno justifica esta medida argumentando que una de las metas de la seguridad pública reside en promover entre la sociedad la cultura de la denuncia.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.