Usted está aquí: Inicio Capital Wal Mart pone en peligro la subsistencia del mercado de Portales: locatarios

■ Clausuran simbólicamente tienda que funcionará a unos pasos del centro de abasto

Wal Mart pone en peligro la subsistencia del mercado de Portales: locatarios

■ Bloquean la calzada de Tlalpan ante el desdén del jefe delegacional, Germán de la Garza

Raúl Llanos Samaniego

Ampliar la imagen Locatarios del mercado Portales clausuraron simbólicamente la tienda de autoservicio que será abierta cerca del centro popular de abasto Locatarios del mercado Portales clausuraron simbólicamente la tienda de autoservicio que será abierta cerca del centro popular de abasto Foto: Carlos Ramos Mamahua

Los locatarios del mercado Portales, uno de los más antiguos de la ciudad de México, ven hoy en peligro la sobrevivencia de su fuente de trabajo toda vez que el corporativo estadunidense Wal Mart construyó y está a punto de abrir una tienda de autoservicio a 30 pasos de este centro de abasto popular.

“Esa es competencia desleal”, alega el representante del mercado Portales, Gerardo Martínez Peña, quien argumenta que mientras ese tipo de negocios capta enormes inversiones y reciben vales y tarjetas bancarias, los mercados de esta ciudad están a la deriva, con poco presupuesto y olvidados de las políticas públicas.

Por eso ayer, la mayoría de los 600 locatarios decidieron iniciar una lucha por salvar lo que durante 51 años ha sido su fuente de ingreso familiar. En compañía de vecinos y diputados locales se concentraron frente al número 77 de la calle Santa Cruz, en la colonia San Simón Ticomac, en la zona de Portales, y realizaron una “clausura ciudadana” del predio donde prácticamente ya está terminada una sucursal más de Bodega Aurrerá.

Ahí, sobre la vía pública y a grito abierto, uno a uno de los afectados pidieron la presencia del jefe delegacional en Benito Juárez, Germán de la Garza, para que explique las “irregularidades” con las que se construye y operará ese negocio.

Gerardo Martínez sustentó esto al mostrar el oficio que en agosto pasado entregó a la oficina de Transparencia de esa demarcación en la que pide que se le informe si ese proyecto del corporativo Wal Mart cuenta con uso de suelo y manifestación de construcción. La respuesta que se le entregó al representante del mercado Portales es clara al señalar que “en los archivos de esa dependencia no se tienen tales documentos”.

La manifestación de locatarios comenzó a las 10 de la mañana y dos horas después ningún servidor público de la delegación había acudido a ese lugar, por eso ante tal indiferencia, la respuesta fue bloquear una de las vialidades más importante de esta capital: calzada de Tlalpan.

Durante cerca de dos horas los comerciantes, apoyados con pancartas y mantas, lograron que autoridades del gobierno capitalino les hiciera caso, y les ofrecieran una mesa de diálogo la noche de ayer. “De no haber respuesta clara –dijo uno de los vendedores de ese centro de abasto– volveremos a cerrar la misma vialidad”.

Cercarán los mercados públicos

Durante la clausura simbólica de la tienda de autoservicio, uno de los locatarios informó que se han enviado escritos al delegado Germán de la Garza, y a las mismas autoridades del GDF para pedirles que frenen el avasallamiento que sufren los mercados públicos de todo el Distrito Federal por parte de las grandes cadenas comerciales, pues, según ellos, hay un proyecto para levantar 180 tiendas de autoservicio alrededor de los centros de abasto popular.

Al hablar frente a los inconformes, el diputado de la Coalición de Izquierdas, Jorge Carlos Díaz Cuervo –quien estuvo flanqueado por sus compañeros de fracción Enrique Pérez y Ricardo García– aseguró que durante los recientes seis o siete años la delegación Benito Juárez se ha caracterizado por ser “el reino de la impunidad”, en donde nadie puede detener el poder del dinero, y por eso se construyen irregularmente lujosos condominios o centros comerciales de grandes corporativos extranjeros. “Eso se llama privatización de la delegación”.

La señora Magdalena Hernández sumó a ese escenario una denuncia: “camiones de la Comisión de Derechos Humanos han venido a sacar cascajo de esas obras del Aurrerá. Yo los he visto, uno de ellos tiene las placas CDH-268. No es posible que nuestros impuestos se usen para eso”, concluyó.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.