Usted está aquí: Inicio Estados Nuevo motín en el penal de La Mesa, en Tijuana; 19 muertos y más de 30 heridos

■ La sublevación se inició en el dormitorio de mujeres; participaron 300 reos, y familiares

Nuevo motín en el penal de La Mesa, en Tijuana; 19 muertos y más de 30 heridos

■ Todas las bajas fueron por armas de fuego; apareció un cráneo del enfrentamiento del domingo

Antonio Heras (Corresponsal)

Ampliar la imagen Policías conducen fuera de la prisión a uno de los internos que resultaron heridos durante la insurrección de ayer en el penal de La Mesa, en Tijuana Policías conducen fuera de la prisión a uno de los internos que resultaron heridos durante la insurrección de ayer en el penal de La Mesa, en Tijuana Foto: Reuters

Tijuana, BC, 17 de septiembre. Este miércoles ocurrió un nuevo motín en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de La Mesa, en Tijuana, que tuvo como saldo 19 reos muertos y más de 30 heridos, informó anoche el secretario de Seguridad Pública del estado, Daniel de la Rosa Anaya.

La sublevación se inició en el dormitorio de mujeres, y al final involucró a más de 300 reos y a los familiares de los internos, quienes también se enfrentaron con la policía en las afueras del penal. Apenas el domingo anterior hubo un incidente similar, en el que resultaron tres muertos.

Esta medianoche se informó también que fueron encontrados un cráneo y otros restos humanos en los escombros del incendio del domingo pasado.

Durante dos horas hubo en el Cereso detonaciones de armas de fuego y un petardo hizo un boquete en uno de los muros, por el que algunos reos intentaron fugarse. Originalmente se informó que la policía había usado únicamente balas de goma; sin embargo, todos los muertos fueron por arma de fuego, y hasta el cierre de esta edición no se habían encontrado pistolas o fusiles entre los reos.

En el interior del penal se produjeron al menos tres incendios en diferentes zonas, uno de ellos en una torre de control, que posteriormente fue ocupada por reos inconformes. Según fuentes consultadas, de los casi 8 mil presos sólo participaron unos 300 en esta ocasión, mientras que el domingo la mayoría se unió a la protesta.

En el exterior del Cereso, más de mil familiares de internos reclamaron por maltratos de los custodios –situación que detonó la revuelta–, y exigieron al gobernador, José Guadalupe Osuna Millán, que encuentre una solución pacífica.

La insurrección comenzó alrededor de las 13 horas, cuando 40 reclusas iniciaron una riña en la que participaron custodias, informó Daniel de la Rosa, quien anunció que se reubicará a todas las guardias y se iniciarán investigaciones para deslindar responsabilidades.

También ordenó que se traslade al penal de mediana seguridad de El Hongo, en Tecate, a unos 250 internos identificados por buscar el control de distribución de droga en La Mesa. Asimismo, 50 mujeres fueron remitidas al penal de mínima seguridad también ubicado en el poblado El Hongo, a 100 kilómetros al oriente de Tijuana.

Durante la protesta, familiares de reos dijeron que el incidente dejó cinco muertos, versión desmentida más tarde por Daniel de la Rosa, quien aseguró que sólo hubo heridos, entre ellos los agentes de la Policía Federal Preventiva Ismael Castro y Daniel Barrera, quienes fueron internados en el hospital Fray Junípero Serra del ISSSTE.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.