Usted está aquí: Inicio Política Diputados panistas posponen hasta 2012 aumentos a jubilados y retirados del Ejército

■ Ese es el verdadero compromiso del blanquiazul con las fuerzas armadas, afirma el PRD

Diputados panistas posponen hasta 2012 aumentos a jubilados y retirados del Ejército

■ Será hasta el último año de gobierno de Calderón cuando se hagan efectivos los beneficios

E. Méndez y R. Garduño

Ampliar la imagen El incremento de 11 por ciento en los ingresos de los jubilados y retirados del Ejército Mexicano, Fuerza Aérea y Armada de México deberá esperar hasta 2012 El incremento de 11 por ciento en los ingresos de los jubilados y retirados del Ejército Mexicano, Fuerza Aérea y Armada de México deberá esperar hasta 2012 Foto: Guillermo Sologuren

El Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados restringió los beneficios económicos para los jubilados y retirados del Ejército Mexicano, Fuerza Aérea Mexicana y la Armada de México, para que sea a partir de enero de 2012 cuando comiencen a cobrar un incremento de 11 por ciento en sus haberes.

Durante la reunión de comisiones unidas de Defensa Nacional, de Marina y de Seguridad Social, los panistas mayoritearon a los diputados de las otras fuerzas políticas por 24 votos contra 18 para imponer un inciso b del primer artículo transitorio en el dictamen de reforma a la Ley del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas Mexicanas (ISSFAM), que se aprobó ayer, y el cual retrasa al último año de gobierno de Felipe Calderón un incremento a las pensiones de los militares.

“Para entonces veremos que ese aumento se habrá diluido por la inflación. ¿Ese es el verdadero interés y compromiso que tiene el PAN y su gobierno para con las Fuerzas Armadas? ¿Es posible que los funcionarios del gobierno calderonista viajen con gastos elevadísimos, pero sean capaces de conceder sueldos de miseria a soldados y marinos?”, cuestionó el diputado perredista Alfonso Suárez del Real, secretario de la Comisión de Defensa Nacional.

En la sesión de ayer de esas comisiones unidas se incluyó en la agenda la reforma a la Ley del ISSFAM, con la finalidad de incrementar nueve prestaciones en beneficio de los retirados de las Fuerzas Armadas, de la FAM y de la Marina. Cuatro de estos se aplicarán a partir de 2009, y consecutivamente en 2010, y los cinco restantes escalonadamente entre 2009 y 2012.

De estos cinco se incluye un aumento a los haberes –salarios de los militares– que representarían a partir de ese año 11 por ciento del total.

A la reunión de trabajo se presentó la mayoría de los panistas, que se impuso con facilidad al resto de los legisladores. El diputado panista Marco Antonio Peyrot Solís, hijo del ex secretario de Marina en el sexenio de Vicente Fox, Marco Antonio Peyrot González, argumentó que de no diferirse el incremento a los haberes de jubilados hasta 2012, no se aprobaría de ninguna forma el dictamen.

Obsequioso con la posición de la Secretaría de Hacienda, que elaboró el recorrido financiero para el pago de dicho incremento, Peyrot Solís reconoció que durante la administración foxista, cuando su padre tuvo a su cargo la Marina, se frenó la iniciativa de ajustar las jubilaciones de militares, y que ahora la Cámara de Diputados debería tener cuidado en no reducir el periodo de transición porque podría ocurrir lo mismo, por medio de un veto del Ejecutivo.

Para el diputado Cuauhtémoc Sandoval, integrante de la Comisión de Defensa, la posición asumida por el panismo contradice el discurso oficial, porque “no se atienden los intereses de aquellos que han luchado toda su vida por la nación, y ahora el Ejecutivo manda un pésimo mensaje a las Fuerzas Armadas. Es una contradicción aberrante”.

En ese tono, el ex presidente de la Comisión de Marina y secretario de la Mesa Directivo, quien presentó una de las iniciativas de reforma a la citada ley, subrayó “la irresponsabilidad del Ejecutivo federal, porque lo que dice en la televisión y en la radio son mentiras; es mejor que digan la verdad a la sociedad, y en este caso a militares y marinos, porque juegan con la situación económica de miles de familias, y eso no es tolerable”.

También, el secretario de la Comisión de Desarrollo Social, Samuel Aguilar Solís, expuso que en la reunión se propuso que el periodo de transición fuera de dos años, y no de cinco. Al someterse a votación, los legisladores del blanquiazul sumaron 24 votos en favor del transitorio y de 18 de los partidos Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática, del Trabajo y Convergencia, con lo cual se desechó la alternativa presentada por el perredista Suárez del Real, de que el incremento entrara en vigor a más tardar en 2010.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.