Usted está aquí: Inicio Mundo Impensable un acuerdo de paz con Israel, sin dividir recursos hídricos: negociador palestino

■ Los granjeros sólo reciben 20% del líquido que requieren al año

Impensable un acuerdo de paz con Israel, sin dividir recursos hídricos: negociador palestino

Reuters

Bardala, Cisjordania, 28 de septiembre. En las llanuras en torno a la aldea de Bardala, el juego de estira y afloja palestino-israelí por la tierra y el agua se lleva a todo color: las granjas palestinas mayormente marrones lindan con campos verdes propiedad de colonos judíos.

En muchas casas de la ciudad de Jenin en Cisjordania, el suministro de agua ha estado casi interrumpido desde abril, y los residentes de esa ciudad y de cientos de aldeas reciben su agua en camiones a precios siderales.

Aunque las disputas por el agua se ven eclipsadas por cuestiones más sensibles, como el futuro de Jerusalén y los refugiados, el negociador palestino Saeb Erekat dijo que un acuerdo de paz sería “impensable” sin un consentimiento sobre la división de los recursos de agua de la región.

Hace mucho que el agua es un recurso escaso en Medio Oriente pero este año el problema es más agudo. La falta de lluvias ha puesto más presión sobre las reservas ya restringidas por Israel, que controla los tres principales acuíferos de Cisjordania, donde la escasez de agua ha paralizado la agricultura.

El jefe de la Autoridad del Agua, Shaddad Attili, estimó que los granjeros palestinos en Cisjordania y Gaza necesitan 250 millones de metros cúbicos de agua al año sólo para irrigación, pero apenas reciben 50 millones de metros cúbicos al año.

Los palestinos dicen que Israel controla unos 50 pozos en Cisjordania, con una capacidad total de 50 millones de metros cúbicos al año, dirigiéndolos principalmente a los asentamientos judíos, que son hogar de 250 mil personas.

Un informe reciente del grupo de derechos humanos israelí B’tselem sostuvo que los hogares israelíes consumían un promedio de 3.5 veces más agua que los hogares palestinos, y afirmó que la falta de agua en las zonas palestinas se debe a políticas “discriminatorias” de Israel en materia de distribución de recursos de agua.

Jenín está conectada al sistema de suministro de agua pero la disminución del abastecimiento ha forzado a muchos en el lugar a recurrir a vendedores de agua, cuyos precios se han disparados debido a lo elevado de la demanda y lo limitado de los recursos.

Según un informe reciente de Naciones Unidas los palestinos en alguna comunidades más afectadas gastaban de 30 a 40 por ciento de sus ingresos en agua entregada en camiones.

En otro orden, las fuerzas de seguridad del grupo radical Hamas liberaron hoy a 35 integrantes del movimiento Fatah, como gesto de buena voluntad en el contexto del feriado musulmán del Eid, que marca el fin del ramadán.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.