Usted está aquí: Inicio Política No queremos olvidar, dice Pablo Gómez

■ La herida cicatriza, sostiene el priísta Arroyo Vieyra en Xicoténcatl

No queremos olvidar, dice Pablo Gómez

Víctor Ballinas y Ciro Pérez

Ampliar la imagen Minuto de silencio guardado en la sesión plenaria del Senado de la República Minuto de silencio guardado en la sesión plenaria del Senado de la República Foto: Guillermo Sologuren

En el contexto del 40 aniversario de la matanza de Tlatelolco, el pleno de la Cámara de Senadores guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas caídas en la Plaza de las Tres Culturas.

Desde tribuna, el senador del PRD Pablo Gómez, uno de los protagonistas de ese episodio, demandó justicia. “El Estado debe reconocer su responsabilidad, no se trata de acontecimientos del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas, ¿qué es eso?”, preguntó. “Ha habido aquí una matanza y el Estado no ha admitido esto, ni siquiera como hecho histórico. El Estado es el mismo y tiene responsabilidad institucional de poner en la ley esto. El Estado tiene responsabilidades. No queremos olvidarlo, no lo olvidaremos nunca.”

En tanto, por el PRI, el senador Francisco Arroyo Vieyra dijo que la sociedad “nos está exigiendo hoy, después de 40 años, tolerancia, visión de Estado, hacer a un lado la mezquindad con la que algunos grupos quisieran abortar el que la sociedad pueda ser más exitosa y contar con los satisfactores, contar con un proceso democrático más pleno, con una autoridad más sapiente, experta y confiable”.

El legislador priísta dijo que el país “nos requiere a todos, actuando con responsabilidad, con generosidad, haciendo a un lado las mezquindades de una acción política procaz que pudiera llevar incluso un cachito de agua a nuestro molino”.

Al fijar la postura de su partido, el legislador dijo: “Hoy todos nos necesitamos y con este espíritu de Estado, con la comprensión cabal de la historia y de lo que ahí pasó, levantarnos y vernos al espejo, y ver que esa herida está cerrando para que los mexicanos tengamos una vida más plena, en paz y libertad”.

La senadora Beatriz Zavala fijó la postura del Partido Acción Nacional y recordó que en aquellos años no solamente los movimientos democráticos como el estudiantil fueron reprimidos, “sino que toda lucha social en contra de la pobreza se topaba con la cerrazón y la violencia del Estado, llevando a algunos mexicanos a tomar caminos también violentos que desde luego no compartimos. Así sucedió en el estado de Guerrero.

“Era la respuesta a otra violencia, la del gobierno contra los disidentes. Pocos años después del 68, hubo otro secuestro de luchadores sociales, lo ha denunciado incansablemente doña Rosario Ibarra de Piedra; también hubo secuestro de empresarios, de políticos, todos hechos violentos contra el estado de derecho.

“El Estado mexicano cambió por los sucesos del 68, sucesos que lastimaron a la sociedad, pero también por otros movimientos sociales como la lucha por la democracia sindical en los 70, las acciones cívicas en Chihuahua, Guanajuato, Yucatán, Oaxaca, entre otros”.

Luego, desde la tribuna del Senado, Rosario Ibarra de Piedra, con más de 30 años en la lucha por la defensa de los derechos humanos y la presentación con vida de su hijo Jesús Piedra Ibarra, desaparecido en 1975, destacó que lo ocurrido en Tlatelolco despertó la sensibilidad en muchos jóvenes de todo el país y después, “con la rúbrica sangrienta de Luis Echeverría, el 10 de junio de 1971, quedó como un hierro candente marcada la inconformidad, el dolor, la falta de medios para encontrar una solución a los problemas de México”.

La también presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República refirió que en ese tiempo, “tan similar al que vivimos ahora, un grupo numerosísimo de jóvenes formaron grupos armados como el Frente Urbano Zapatista, las Fuerzas Revolucionarias Armadas del Pueblo, el Movimiento de Acción Revolucionaria, el Partido de los Pobres, la Liga 23 de Septiembre, entre muchos otros”.

La luchadora social concluyó su arenga con la consigna más repetida ayer: “2 de octubre no se olvida”.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.