Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 5 de octubre de 2008 Num: 709

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Dos poemas
ARNOLDO KRAUZ

Voces
YANNIS DALLAS

Velvet Revolver y Libertad
SAÚL TOLEDO RAMOS

John Connolly: victorias pírricas
JORGE ALBERTO GUDIÑO HERNÁNDEZ

Cantata (fragmento)
CARLES DUARTE

João Guimarães Rosa: gran señor y gran señora
RICARDO BADA

Los cien años de João Guimarães Rosa
HAROLD ALVARADO TENORIO

Bordar canciones
JUAN MANUEL GARCÍA entrevista con JUANA MOLINA

Leer

Columnas:
Señales en el camino
MARCO ANTONIO CAMPOS

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 


Foto cortesía flickr.com

Bordar canciones

Juan Manuel García
entrevista con Juana Molina

Juana Molina (Buenos Aires 1962) es una de las cantautoras argentinas más importantes de la música independiente. Sus letras, etéreas e imaginativas que abordan aspectos cotidianos, han sido recopiladas en los discos: Rara (1996), Segundo (2000), Tres cosas (2003) –que fue reconocido por The New York Times como uno de los mejores de 2004– y Son (2006). De visita en México, Molina platicó con La Jornada Semanal sobre su nuevo disco Un día , cuyo estreno mundial está previsto para octubre de este año en Londres y a inicios de 2009 lo presentará en gira por Estados Unidos, incluyendo México.

– ¿Qué imagen la motiva para componer?

– En realidad cuando me pongo a componer no me pongo a componer, estoy en general ensayando o tocando porque sí, y si alguna nueva idea musical surge, entonces me pongo a trabajar en esa idea con el instrumento que sea. Si es la guitarra empiezo a grabar la guitarra, en medio de una manera amorfa al principio. Eso lo hago como para no olvidarme y después lo que hago es seguir tocando eso, y después se me ocurre otra cosa, entonces voy modificando hasta que, al final, voy encontrando como la estructura de esa base, o quizás canto una melodía inmediatamente arriba y esa melodía me da la estructura de la canción, o quizás se me ocurre agregarle otro instrumento. Es como un bordado que uno va viendo cómo se arma de a poco, no es que yo tenga una canción de aquí acá, virgen, con la melodía, la letra y la estructura, y después la arreglo; es todo una mezcla que se va juntando.

– ¿Cuánto dura este proceso de encontrar cada canción?

– Depende, hay canciones que las hago en meses y hay canciones que las hago en un día. Por ejemplo, la canción “ Un día” la hice en un día. Con esa canción estaba el disco prácticamente terminado, y yo tenía un show en la noche y me puse a vocalizar en el piano, y entonces salió algo; no sé, me vino como una especie de balde de inspiración. Una especie de creación enorme y, no sé, me quedé como hasta las 5 de la mañana, porque fui, toqué en el show y después, cuando volví, seguí haciendo la canción. Todo el ímpetu de la canción ya estaba ahí, en una tarde. “ Un día” es la canción que más o menos explica en la letra mis cambios en lo musical o en lo que se refiere a mi manera de escribir, porque en un momento dice: “un día voy a ser otra distinta, voy a hacer cosas que no hice jamás, un día voy a escribir las canciones sin letra y cada uno podrá imaginar si hablo de amor, de desilusión, banalidades o de Platón”, porque también descubrí que hay una especie de canto más primitivo, más visceral, que me hace cantar de una manera que después, si tengo que remplazar eso que canté con una letra, se pierde todo su sentido, tanto en lo abstracto como en lo que una cosa que tiene un lenguaje propio, musical, y que para mí ya tiene unas imágenes suficientemente fuertes para que vivan como son.

– ¿Cuál es la diferencia de este nuevo disco con los anteriores?

– En Son, en el disco anterior, las canciones también son largas, pero todavía hay canciones cortas. En este nuevo no hay ninguna canción corta; lo que siento es que últimamente las canciones son como un pasar, un mostrar un camino; el camino siempre es el mismo, pero lo que uno ve en el camino va cambiando. Las canciones se desarrollan de esa manera y después van variando sobre la misma estructura, porque al ser una, la base armónica se mantiene y después los elementos que van apareciendo hacen que esa armonía varíe por momentos y después vuelva a ser como nueva.

– ¿Cuánto tardó el disco?

– Bastante rápido fue el proceso, porque antes, los primeros dos discos que hice sola, Segundo y Tres cosas, me llevaron dos años cada uno; después me fui mucho de gira y cada vez que volvía de gira venía muy entusiasmada, porque lo que había hecho era tocar las canciones viejas con ideas nuevas. Cada que volvía de una gira grababa cualquier cosa, lo primero que se me ocurría, con las ideas nuevas, y así fue como salió Son, el disco ya estaba prácticamente hecho con todas estas cosas. Y acá [en Un día] me pasó lo mismo; yo estaba en un estado totalmente diferente, porque bueno, nos separamos con mi marido y fue muy difícil porque nos queremos mucho, pero había que moverse y todos estos cambios emocionales llevaron a otras vivencias, y fue como un año muy revolucionado, con mucha revolución interna. Entonces creo que esto también se refleja, porque el disco es mucho más salvaje, mucho más prolijo, a pesar de que está todo meticulosamente aceptado.

– ¿Hay canciones en este nuevo material que toquen cosas importantes en usted?

– Sí, claro, las canciones: “Vive”, “Solo”, “Un día.” Nunca dejo canciones que no sean importantes en mis discos; siempre hago más cosas, y las cosas que me dejan duda las dejo afuera, porque no quiero arrepentirme de algo. Las canciones tienen un tiempo de maduración y algo que te entusiasma mucho al principio al final te aburre. Eso me pasó mucho con el disco anterior, donde había dos canciones que eran las favoritas, y cuando el disco estaba terminado no las pude soportar más, entonces las saqué. Eran como el hit del momento, fue un amor fugaz.

– ¿Ha recibido invitaciones a colaborar con otros músicos o cantautores?

– Me han invitado, pero no me involucré, no me da la cabeza para meterme en otras cosas, no tengo capacidad de pensar en más de dos cosas a la vez. Quizá para el próximo disco, si colaboramos con alguien, tiene que ser para el mero principio. Las primeras dos notas tienen que venir de los dos, porque me parece que de esa manera la personalidad del disco es una, la combinación de los dos tiene que ser un resultado único. Trabajé con un músico hace muchos años. Pero es como encontrar un marido, encontrarse con un músico con el que uno se lleva bien, es exactamente lo mismo. No es que uno puede casarse con cualquiera, o ni siquiera tener un novio cualquiera, tiene que estar y haber una química, y haber una especie de comunión y de entendimiento inmediato, que uno toque una cosa y lo que toque el otro lo enriquezca y no que choquen.