Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Los casos de pedofilia del Padre Maciel y su ambigua sentencia, en un documental

■ El director Jason Berry presenta la obra, que cuestiona el sistema de justicia del Vaticano

Los casos de pedofilia del Padre Maciel y su ambigua sentencia, en un documental

■ Muestra que la Iglesia desprotege los derechos de los feligreses en aras de intereses: Masferrer

José Antonio Román

Con una estrategia de denuncia mediática, el documental Voto de silencio, del escritor y director estadunidense Jason Berry, se adentra en el sistema judicial del Vaticano en los casos de pedofilia del fundador de los Legionarios de Cristo, el padre Marcial Maciel, en el cual la Iglesia católica se convierte en cómplice durante décadas y termina con una sentencia “sumamente ambigua”, exiliando al religioso a una vida privada y en penitencia, bajo el argumento de su avanzada edad.

El documental de casi una hora, presentado en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), con la presencia del director Berry y varios de los ex legionarios víctimas de los abusos del padre Maciel, retrata la historia del fundador de la orden religiosa –fallecido el 30 de enero pasado–, da cuenta pormenorizada de la investigación que ante tanta presión tuvo que realizar la Santa Sede, así como la sentencia que terminó convirtiendo los crímenes del religioso sólo en pecados.

En la presentación, coordinada por el antrópologo y especialista en temas religiosos Elio Masferrer, éste señaló que la trascendencia del filme está en el cuestionamiento documentado y preciso que hace de la estructura de justicia vaticana y de cómo desprotege los derechos humanos de sus feligreses en aras de sus intereses económicos y de generación de vocaciones que hábilmente conseguía el padre Maciel para la Iglesia católica.

En la proyección participaron también los ex legionarios José Barba, Paul Lennon y Saúl Barrales, quienes denunciaron la complicidad con la que actuaron las autoridades vaticanas durante muchos años para encubrir los abusos sexuales contra menores, el modo de operar del padre Maciel para acercarse al poder y su vertiginoso ascenso dentro de la jerarquía católica, así como su adicción a “medicamentos”, que presuntamente le aliviaban los dolores que padecía, y los votos de silencio que imponían a los seminaristas para jamás criticar al fundador o a la orden religiosa.

José Barba, catédrático de la ITAM, dijo que el proceso canónico seguido contra el padre Maciel, en el que a toda costa se pretendió exonerar al papa Juan Pablo II, haciéndolo pasar como desconocedor de las acusaciones de pederastia, en realidad constituyen un problema jurídico muy grave.

Los ex legionarios reconocieron el gran trabajo profesional de Jason Berry, y Barba se mostró sumamente satisfecho de que esta denuncia de abuso y complicidad se haya llevado al cine, con lo cual adquiere otra dimensión, pues de esta forma se puede llegar a un mayor número de personas. Explicó que por diversas cuestiones, muchos mexicanos no tienen el hábito de la lectura y hay pocas posibilidades de que se enteren en ese medio de las acusaciones, pero el documental favorece que más gente vea, se interese, desarrolle una curiosidad sobre estas denuncias y puedan consultar algunas de las 12 obras que se han escrito sobre el tema.

Voto de silencio, que en el pasado Festival de Cine Documental de la Ciudad de México ganó el premio al mejor trabajo para televisión, se inició en 2005, y en él se presentan testimonios de varios ex legionarios como Alejandro Espinosa, José Barba, Juan José Vaca, Arturo Jurado, Christopher Kunze y Paul Lennon, quienes decidieron renunciar a sus votos de secreto para denunciar los abusos y narrar sus experiencias. La cinta es narrada por la periodista Carmen Aristegui.

Barba denunció que, tras la muerte de Maciel, la orden de los Legionarios de Cristo se ha “envalentonado” y ha entablado en Estados Unidos varias denuncias contra los otros ex legionarios.

Elio Masferrer señaló que hay datos de revistas especializadas que señalan que la orden erogó más de 20 millones de dólares en la etapa final del juicio canónico a Maciel en Roma, lo cual refleja la fuerza económica de la orden.

En la exposición se señaló la responsabilidad del actual papa Benedicto XVI, que, siendo Joseph Ratzinger, prefecto de la Pontificia Congregación para la Doctrina de la Fe, obstaculizó la investigación contra Maciel.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.