Usted está aquí: Inicio Estados El desbordamiento del Coatzacoalcos deja en la miseria a 1,500 familias de pescadores

■ Suman 250 mil afectados por las lluvias en Tabasco; se prevén más aguaceros por Norbert

El desbordamiento del Coatzacoalcos deja en la miseria a 1,500 familias de pescadores

Andrés T. Morales y René Alberto López (Corresponsales)

Ampliar la imagen Trabajadores del gobierno de Tabasco y colonos construyen una valla de costales de 4.5 kilómetros para contener los rios Carrizal y Grijalva Trabajadores del gobierno de Tabasco y colonos construyen una valla de costales de 4.5 kilómetros para contener los rios Carrizal y Grijalva Foto: Marco Peláez

Ampliar la imagen Una familia sale de su vivienda inundada por el desbordamiento del río Mezcalapa, en Río Viejo, municipio de Centro Una familia sale de su vivienda inundada por el desbordamiento del río Mezcalapa, en Río Viejo, municipio de Centro Foto: Marco Peláez

Las aguas desbordadas del río Coatzacoalcos arrastraron lanchas y artes de pesca de más de mil 500 familias en el sur de Veracruz. Se calcula que las pérdidas económicas en las zonas ribereñas de Minatitlán, Jáltipan, Cosoleacaque, Hidalgotitlán y Las Choapas ascienden a más de 20 millones de pesos.

La corriente destrozó mil 400 viviendas de adobe y palma, y arrasó con enseres domésticos y animales de corral. Los pescadores afectados se encuentran en albergues o con familiares.

Representantes de 24 cooperativas de pescadores reportaron la pérdida de redes, lanchas y motores en los poblados de Capoacan, El Cocal, El Carmito, Boca del Uxpanapa, La Victoria, Ojochapa, Colorado, San Francisco y Chicalapa, entre otros.

“Quedamos sin trabajo más de mil 500 pescadores, y sin vivienda como 10 mil personas –dijo Armando Luis, de la Sociedad Cooperativa Boca del Uxpanapa–. Cuando hay comida es Cuaresma para el pobre, pues se esperaba el arribo del pez bobo y la corriente lo arrastró todo. Los pescadores vivirán de milagro en los próximos meses”, comentó Gabriel Shultz, asesor de la Asociación de Sociedades Cooperativas de Minatitlán, Hidalgotitlán y Cosoleacaque.

La Secretaría de Gobernación (SG) emitió este lunes una declaratoria de emergencia para los municipios de Huayacocotla, Pueblo Viejo, Tempoal y Tequila, debido a los deslaves ocurridos a causa de las lluvias del 14 al 28 de septiembre.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el gobierno estatal emitieron una nueva alerta por la probable crecida del río Coatzacoalcos y sus afluentes debido a la tormenta tropical Norbert, ubicada a 485 kilómetros de Lázaro Cárdenas, Michoacán. Se prevé que el meteoro cause lluvias en las partes altas de Oaxaca y los escurrimientos afectarían a Veracruz. A esto se suma un nuevo frente frío en el Golfo de México y el ingreso de la depresión tropical número 13, que podría convertirse en la tormenta tropical Marco.

La SG también declaró en emergencia los municipios de Nacajuca, Balancán, Emiliano Zapata, Jonuta y Centla, en Tabasco, por las inundaciones atípicas ocurridas desde el 22 de septiembre, y en los municipios de Huimanguillo, Comalcalco, Paraíso y Jalpa de Méndez, por las lluvias atípicas de los días 25, 27, 29 y 30 de septiembre.

La Conagua reportó que en Tabasco continúan descendiendo los niveles de los ríos pese a las lluvias de las últimas 24 horas; no obstante, los ríos La Sierra, Grijalva (que pasa frente a Villahermosa), Puxcatán y Usumacinta (que atraviesa cinco municipios) permanecen por arriba de sus niveles críticos. Mientras, en el primer cuadro de la capital abrieron 40 por ciento de los comercios.

El gobernador Andrés Granier llamó a “no bajar la guardia”, pues la Conagua prevé lluvias fuertes para los próximos días.

Tras encabezar la tercera Semana Nacional de Salud en el Parque Tabasco, donde están albergados habitantes de varias colonias, el mandatario precisó que hay 250 mil afectados por las inundaciones; 45 mil de ellos están en albergues.

Protección Civil dio a conocer que este fin de semana el número de localidades afectadas aumentó de 526 a 638.

Mientras, habitantes de ocho comunidades indígenas del municipio de Nacajuca se quedaron sin agua potable hace nueve días, luego que el río Pastal “dañó una tubería y ninguna autoridad nos ha auxiliado”, aseguró el vecino Leonardo Hernández.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.