Usted está aquí: Inicio Sociedad y Justicia Desalojo violento de bloqueo en Morelos; hay 20 heridos

■ Policías agreden a inconformes por el conflicto magisterial

Desalojo violento de bloqueo en Morelos; hay 20 heridos

■ Atacaron a todo el pueblo de Amayuca: habitantes

■ Autos, destrozados

Rubicela Morelos Cruz (Corresponsal)

Ampliar la imagen Instalación del campamento de docentes a las afueras de la Secretaría de Educación en repudio a la alianza educativa Instalación del campamento de docentes a las afueras de la Secretaría de Educación en repudio a la alianza educativa Foto: Víctor Camacho

Cuernavaca, Mor., 8 de octubre. Más de mil agentes de la Policía Federal Preventiva (PFP) y estatales desalojaron violentamente a padres de familia integrantes de la Unión de Pueblos de la Zona Oriente, que desde el lunes bloqueaban la carretera federal Cuautla-Puebla, en las inmediaciones de la comunidad de Amayuca, en demanda de que las autoridades resuelvan el conflicto magisterial en la entidad. El saldo fue de 49 detenidos, 20 heridos, varios lesionados, otros más “desaparecidos”, un tráiler quemado y automóviles destrozados.

Los manifestantes ocupaban el crucero Cuatro Caminos, municipio de Jantetelco, que se ubica a una hora y media de Cuernavaca, entre los estados de Morelos y Puebla. En el operativo, comandado por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), se utilizaron seis helicópteros, desde donde se lanzaron gases lacrimógenos a los manifestantes.

Los antimotines arremetieron contra los habitantes de los municipios de Tetela del Volcán, Zacualpan, Temuac, Jantetelco, Jonacatepec, Tepelcingo, Axochiapan, entre ellos, mujeres y niños, quienes participan en el bloqueo de la vía federal, y que al igual que los docentes y padres de familia fueron agredidos.

La refriega duró más de una hora. En dos ocasiones los inconformes, con piedras, palos, bombas molotov y cohetes, trataron de repeler a los uniformados, pero las granadas de gas que les lanzaban desde los helicópteros y por tierra se impusieron.

Los 49 detenidos, según datos oficiales, iban heridos en su mayoría. No obstante, agentes antimotines continuaron golpeando a los detenidos que eran subidos a camionetas oficiales.

Testigos de los hechos afirmaron que, luego de levantar el bloqueo en la carretera federal, donde se lanzaron decenas de bombas de gas lacrimógeno, cientos de profesores buscaron refugió en las casas de la comunidad de Amayuca, hasta donde los granaderos estatales y federales acudieron “casa por casa para buscar a los maestros, a quienes sacaban a golpes, mientras a las mujeres las golpeban en las habitaciones, a pesar de que se oían gritos; algunas cantaban el Himno Nacional”.

Incluso, afirmaron, hubo maestras que se ocultaron en los techos de las casas y desde ahí “observamos todo, y vimos como lanzaban el gas, y se oían disparos”.

En Amayuca, afirmaron, “hubo habitantes que abrieron sus casas a los compañeros, y hasta ahí fueron a patearlos. Los granaderos se reían de ellos y les decían que tenían la orden de desaparecerlos. A muchos se los llevaron en helicópteros, y no dejaban de golpearlos. Todavía les decían: ‘pa que te eduques y no andes de mitotero’. Desde el techo pude ver que había muchos padres de familia y maestros ensagrentados”.

Desde el lunes, cuando los maestros bloquearon esa ruta comercial entre la zona centro del país y el sur, unos 200 policías antimotines estatales y federales se ubicaron a unos tres kilómetros. Este miércoles rodearon los cuatro puntos de la vía cerrados: la que comunica con Izúcar de Matamoros, Puebla, que lleva el centro de Amayuca, la que va a Tepalcingo y Atotonilco, y la Cuautla-Cuernavaca.

En la refriega, en la que también participaron algunos transportistas que se encontraban detenidos por el bloqueo, una cabina de tráiler resultó quemada y varios centenares de automóviles acabaron destrozados.

El pueblo prácticamente fue sitiado, pues sus salidas y entradas quedaron cerradas y sobre la localidad sobrevolaron los helicópteros durante la tarde y noche.

Los pobladores se quejaron de que tanto helicópteros como antimotines atacaron a todo el pueblo, no sólo a los manifestantes.

En tanto, un operativo federal, aéreo y terrestre trató de desalojar a los pobladores de Xoxocatla, municipio de Puente de Ixtla, alrededor de las 20 horas. Sin embargo los habitantes retuvieron a cuatro policías federales, que fueron liberados al filo de la medianoche.

Los pobladores cumplieron allí 10 días consecutivos bloqueando la ruta de los balnearios en demanda de que el gobernador, el panista Marco Antonio Adame, atienda a los maestros.

Después de lo ocurrido en esa localidad, los maestros que se mantenían en plantón en el Zócalo de Cuernavaca se manifestaron frente al Congreso local en demanda de la liberación de los padres de familia y maestros que fueron detenidos durante el desalojo.

Mientras, las seis delegaciones de la sección 19 del SNTE anunciaron que la mañana de este jueves arribaran docentes de otros estados para apoyarlos en su movimiento. Al cierre de esta edición, helicópteros de la SSP sobrevolaban la entidad, también varias patrullas de la PFP y estatal vigilaban la capital.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.