Usted está aquí: Inicio Política Niño zapatista fue herido con un machete por integrantes de la Opddic, denuncian

■ Los tres agresores ya tenían órdenes de aprehensión sin ejecutar, asegura la CDHFBC

Niño zapatista fue herido con un machete por integrantes de la Opddic, denuncian

■ Además de atentar contra su vida, el ataque fue con premeditación, alevosía y ventaja, afirma

Hermann Bellinghausen

Ampliar la imagen Niños desfilan por las calles de San Cristóbal de las Casas, en imagen de archivo Niños desfilan por las calles de San Cristóbal de las Casas, en imagen de archivo Foto: Moysés Zúñiga

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (CDHFBC) reveló que el 10 de octubre tuvo conocimiento de la agresión contra Carmelino Navarro Jiménez, de 9 años de edad, herido con machete por tres integrantes de la Organización para la Defensa de los Derechos Indígenas y Campesinos (Opddic), en el poblado tzeltal Bayulubmax, Chiapas, donde el año pasado las mismas personas perpetraran una agresión armada contra bases de apoyo zapatistas.

En el acta de denuncia del municipio autónomo Olga Isabel consta el testimonio del menor, de familia zapatista: “Salió de su casa y cargaba pozol batido en un vaso de refresco de dos litros; se dirigía adonde estaba trabajando su papá, en el cafetal en compañía de su cuñada Manuela, y en el camino se encontraron con Juan Navarro Aguilar, quien portaba machete, y José Navarro Deara y José Manuel Navarro Gómez, con armas de fuego”. Los tres, por cierto, dirigentes de la Opddic en la comunidad con órdenes de aprehensión no ejecutadas.

Cuando pasaron cerca, salieron a perseguir al niño y su cuñada. “El niño cayó porque traía cargado su morralito y allí lo ‘apuñalaron’ con el machete”. Navarro Deara y Navarro Gómez corrieron tras la mujer. “Quien apuñaló a Carmelino es Juan Navarro Aguilar”.

Manuela Morales Gómez alcanzó a pedir auxilio en los cafetales donde trabajaban su esposo, sus cuñados y su suegro. Estos encontraron al niño “tirado en el camino, sangrando de un costado y casi sin sentido”.

Reporte médico

El reporte del promotor de salud de la clínica municipal autónoma da cuenta de las lesiones: “Herida punzocortante con entrada de cuatro centímetros y salida de tres centímetros, con una trayectoria de arriba hacia abajo que tiene 17 centímetros y profundidad de tres centímetros, afectando la piel, tejido adiposo y músculo dorsal”.

El CDHFBC destacó que la herida mereció una sutura de 15 puntos. “Además de atentar contra la vida del menor, fue producida con premeditación, alevosía y ventaja”. Los agresores ya contaban con órdenes de aprehensión (averiguación previa 112/2007) por hechos ocurridos el 10 de agosto de 2007, cuando intentaron asesinar y lesionaron gravemente a balazos y machetazos a Leonardo Navarro Jiménez y Juan Navarro Jiménez, padre y hermano de Carmelino”.

La autoridad judicial sólo cumplió con cuatro aprehensiones y dejó libres a nueve atacantes más, entre ellos Navarro Aguilar, Navarro Deara y Navarro Gómez. El padre y el hermano de Carmelino resultaron heridos el año pasado con armas de fuego por estas mismas personas. A Leonardo “la bala le cruzó la mandíbula, dejándole una lesión permanente que le afecta el habla y le dificulta la masticada de alimentos, mientras a Juan el proyectil le quedó en el hombro y recibió un machetazo en la cabeza, a la altura de la frente, que le dejó una cicatriz permanente”, añade el reporte del municipio zapatista. No fueron asesinados gracias a la intervención de otros pobladores de su comunidad.’

Deficiente averiguación previa

De acuerdo con el CDHFBC, las órdenes de aprehensión en contra de los agresores de la Opddic no fueron ejecutadas a tiempo por los agentes ministeriales adscritos al Ministerio de Justicia de Chiapas, por “deficiente integración de la averiguación previa e insuficiente fundamentación y motivación del juez local en la emisión de las órdenes de aprehensión”.

El abogado y asesor jurídico de la Opddic, David Gómez, quien anteriormente fue destituido como subprocurador de Justicia Indígena del estado por su responsabilidad –“que hasta ahora se le encontró”– en la masacre de Acteal, interpuso una demanda de amparo y la Federación otorgó protección a los agresores.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.