Usted está aquí: Inicio Política La PGR es parcial en pesquisas del caso Brad Will, dicen ONG

■ Hay inconsistencias en la indagatoria: fuentes de la procuraduría

La PGR es parcial en pesquisas del caso Brad Will, dicen ONG

■ Se busca dar más impunidad a Ulises Ruiz

■ El testigo es familiar del ex alcalde: APPO

Emir Olivares y Octavio Vélez (Reportero y corresponsal)

En las investigaciones en torno al conflicto político que se vivió en Oaxaca, y en particular en el caso del asesinato de Brad Will, la Procuraduría General de la República (PGR) “mantiene una actuación de carácter parcial” que garantiza la impunidad para el gobernador Ulises Ruiz, coincidieron organizaciones de derechos humanos.

En tanto, en Oaxaca, la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) cuestionó las indagatorias de la PGR en torno al homicidio de Brad Will, y dijo que uno de los testigos que señaló a Juan Manuel Martínez Moreno como autor material del asesinato, es el priísta Manuel Martínez Feria, sobrino del ex presidente municipal de Santa Lucía del Camino, y quien ordenó la agresión contra miembros de la APPO el 27 de octubre de 2006.

En ese contexto, Adrián Ramírez, presidente de la Liga Mexicana de Defensa de los Derechos Humanos –una de las ONG que analizó las violaciones a las garantías fundamentales durante el conflicto–, destacó que cuentan con un video y fotografías que fundamentan que no hubo disparos a corta distancia en contra del periodista, como afirma la procuraduría para acusar a un simpatizante de la APPO del asesinato del camarógrafo de Indymedia.

Agregó que de haberse presentado disparos a corta distancia debió aparecer en la ropa de Will una ojiva y residuos de pólvora, elementos que no han sido presentados por la PGR.

“Se debe tomar en cuenta que la participación de Indymedia y de Brad siempre fue objetiva, señalando los abusos de los gobiernos estatal y federal: no había ninguna animadversión hacia la APPO para propiciar su muerte. Existían muchos más elementos del gobierno de Oaxaca y de los priístas para ello”, señaló Ramírez.

En tanto, Édgar Cortez, secretario ejecutivo de la Red Todos los Derechos para Todos, resaltó que es importante destacar que el resultado de la PGR no coincida con los peritajes de la CNDH además de que se presenta al presunto responsable de la muerte de Will justo el día en que el gobierno de Ulises Ruiz tenía como fecha límite para responder si aceptaba la recomendación del organismo encabezado por José Luis Soberanes.

Afirmó que uno de los problemas más añejos en los procesos de investigación de la justicia mexicana es la deficiencia en el trabajo científico de recabación y recolección de las evidencias de primer momento. “Hubo muchos errores, las evidencias fueron reunidas tiempo después, lo que los hace manipulables. Pareciera que con el resultado presentado por procuraduría se construye un escenario en el que el gran ganador es Ulises Ruiz, a quien se le garantiza impunidad en detrimento de la familia de Will y de la sociedad agraviada. Parece que en este caso no habrá justicia”.

Por su parte, la APPO, en voz de César Mateos Benítez, declaró que “no es posible que ahora los agresores sean parte de los acusadores”, y expuso que la PGR ocupó a Alfredo Feria Pérez como testigo para encarcelar a seguidores de la APPO por su "premura por entregar cuentas a Estados Unidos".

Subrayó que no existe alguna prueba clara y contundente de la autoría de Martínez Moreno en el crimen de Will "ni en alguno otro hecho delictivo. El testigo carece de legitimidad y credibilidad por ser familiar de quien ordenó la agresión", insistió.

Destacó que el ex munícipe Martínez Feria fue quien dio la orden al regidor de Seguridad Pública de Santa Lucía del Camino, Abel Santiago Zárate; al director de la Policía Municipal de Santa Lucía del Camino, Fernando Espinoza Corona, y al suboficial de esa corporación, Orlando Manuel Aguilar Coello, para agredir la barricada de la APPO, el 27 de octubre del 2006.

“Esto, y los paramilitares priístas Juan Carlos Martínez Sumano, Luis López Velasco aparecen en los videos y en las fotografías disparando en contra de los compañeros", asentó.

Por último, Alba Cruz Ramos, integrante del Comité de Liberación 25 de Noviembre, informó que Octavio Pérez Pérez y Hugo Jafit Colmenares Leyva, también seguidores de la APPO y acusados de encubrimiento, salieron de la cárcel estatal de Santa María Ixcotel después de rendir su declaración y depositar una fianza de 25 mil pesos cada uno, que aportó la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.


■ Tras el asesinato, el despliegue policiaco

Gustavo Castillo García

Según los análisis que se hicieron del caso Brad Will, su muerte se habría realizado para “llamar la atención internacional” y presionar a las autoridades mexicanas para que renunciara el gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, revelaron funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR), quienes mencionaron que hay inconsistencias entre los detalles que se recopilaron durante la investigación del caso y las conclusiones que ofrecieron el subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, Emilio Corzo Cabañas, y el fiscal especial para delitos cometidos contra periodistas, Alberto Orellana Wiarco.

Las fuentes, que solicitaron el anonimato, mencionaron que una de las inconsistencias entre lo investigado y lo mencionado como conclusión es el hecho de que existen evidencias de que el primer tiro que recibió el periodista estadunidense habría sido realizado de manera lateral y no “de frente” como lo afirmó el fiscal Orellana.

Distintas videograbaciones revisadas, incluyendo la de la cámara de Will, explicaron los entrevistados, no captan al agresor del que habla la PGR que realizó el disparo a dos metros; si así hubiera sido, la cámara de Brad Will hubiera registrado el tiro, agregaron las fuentes, se lo hicieron por su “lado ciego”.

Otro detalle más que mencionaron las fuentes, es que el fiscal Orellana aseguró el pasado viernes que “el segundo impacto lo produce la misma persona, pero ya encontrándose en una situación detrás de la víctima, cuando a ésta la iban cargando para llevarla a darle auxilio”. Los informantes indicaron que en la investigación se recopilaron datos, varios videos de televisoras nacionales, entre otras pruebas, las cuales evidencian que hasta el momento en que el periodista fue subido a un coche Volkswagen no lleva ninguna otra herida, y que cuando es detectado el segundo disparo, éste se aprecia que fue realizado desde una posición distinta a la descrita por Orellana.

Como se recordará, el pasado viernes, el subprocurador Corzo Cabañas y el fiscal Orellana Wiarco dieron una conferencia de prensa en la que se anunció la captura de Juan Manuel Martínez Moreno, un simpatizante de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), como el autor material de la muerte de Will y quien presuntamente le disparó a menos de dos metros de distancia las balas que provocarían la muerte del informador.

Se debe mencionar que el asesinato del colaborador de Indymedia fue el parteaguas que propició que el gobierno federal desplegara miles de policías para intentar terminar con el conflicto social que se vivía en Oaxaca en 2006.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.