Usted está aquí: Inicio Política México y Cuba dan por superada la etapa de crisis en sus relaciones

■ Firman memorando para combatir las mafias que trafican con migrantes

México y Cuba dan por superada la etapa de crisis en sus relaciones

P. Muñoz y A. Urrutia

Ampliar la imagen Felipe Pérez Roque, canciller de Cuba, colocó una ofrenda en el Hemiciclo a Juárez y bromeó con los fotógrafos. Estuvo acompañado por Mauricio Campos, funcionario del gobierno del Distrito Federal Felipe Pérez Roque, canciller de Cuba, colocó una ofrenda en el Hemiciclo a Juárez y bromeó con los fotógrafos. Estuvo acompañado por Mauricio Campos, funcionario del gobierno del Distrito Federal Foto: Jesús Villaseca

Los gobiernos de México y Cuba firmaron ayer un memorando de entendimiento en materia de migración, el cual, según señaló el ministro de Relaciones Exteriores de ese país caribeño, Felipe Pérez Roque, permitirá evitar que el territorio mexicano sea utilizado por las mafias como un “corredor de tráfico de cubanos”, ya que las dos naciones son “víctimas” tanto de las redes que cometen estos ilícitos como de la política de Estados Unidos que alienta la migración ilegal de la isla.

En el contexto de la visita oficial que realiza Pérez Roque a nuestro país, el canciller y la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa, ofrecieron ayer una conferencia de prensa conjunta en la que sostuvieron que los dos gobiernos ya superaron el periodo de “parálisis” y casi ruptura de sus relaciones diplomáticas; recuperaron el diálogo político y la “confianza” mutua; además de que se solucionó el problema por la deuda que tenía Cuba con nuestro país por medio del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), y no hay ningún veto en la isla para los empresarios mexicanos.

Inclusive la funcionaria adelantó que el gobierno mexicano votará una vez más en favor del levantamiento del bloqueo contra Cuba en la asamblea que tendrá lugar el próximo 29 de octubre en la Organización de Naciones Unidas.

Luego de una reunión que sostuvieron en la cancillería mexicana, los representantes de los dos países informaron que el memorando firmado ayer define una serie de procedimientos para frenar la emigración ilegal y facilitar el tránsito legal, seguro y ordenado de personas entre ambos países, además de que establece un mecanismo para desincentivar el uso del territorio mexicano para las operaciones de redes de trata de personas.

El diplomático cubano detalló que en dicho acuerdo se expresa claramente el compromiso de México de devolver a los migrantes ilegales, en tanto que su gobierno se obliga a recibir a los que hayan llegado directamente por mar a México y se fijan plazos específicos para estas repatriaciones.

En el caso de los cubanos que lleguen a México por medio de Centroamérica, el memorando señala que podrán ser regresados a Cuba siempre y cuando se siga un procedimiento y haya comunicación permanente entre el Instituto Nacional de Migración y las autoridades migratorias de la isla, y se acuerda además un esquema de cooperación operativa marítima entre la Armada de México y la Dirección de Tropas Guardafronteras de la República de Cuba. Este último incluirá la intercepción de embarcaciones involucradas en el tráfico de personas, la detención de los traficantes y “la realización de las operaciones de devolución de los nacionales de ambas partes por la vía marítima”, explicó Pérez Roque, quien apuntó que actualmente hay en México casi 2 mil cubanos detenidos.

Fue en la Secretaría de Gobernación donde se firmó dicho documento, por los dos cancilleres y el titular de la dependencia, Juan Camilo Mouriño, quien subrayó que la relación con Cuba es una prioridad del gobierno del presidente Felipe Calderón. Mientras, Pérez Roque destacó la importancia de la firma de este convenio para reducir y enfrentar este fenómeno de migración y los diversos delitos que están conectados con el mismo.

En el documento ambas partes rechazan la adopción de medidas coercitivas unilaterales y de leyes extraterritoriales como el bloqueo impuesto por el gobierno de Estados Unidos en contra de Cuba y la ley Helms-Burton, que establece restricciones y afectaciones a las empresas mexicanas. También señalan que mantendrán un intercambio permanente para dar seguimiento a la ejecución y cumplimiento del memorando acordado, por lo que mediante el grupo de trabajo sobre asuntos migratorios y consulares Cuba-México se reunirán al menos una vez al año para tal efecto.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.