Usted está aquí: Inicio Cultura Entregan el premio Hasselblad a la fotógrafa mexicana Graciela Iturbide

■ Reconocen en Suecia la “excepcional fuerza y belleza visual” de su trabajo

Entregan el premio Hasselblad a la fotógrafa mexicana Graciela Iturbide

Agencias

Ampliar la imagen Carl Philip, príncipe de Suecia, felicita a la fotógrafa mexicana Graciela Iturbide, quien recibió el premio de la fundación Hasselblad 2008 en Gotemburgo Carl Philip, príncipe de Suecia, felicita a la fotógrafa mexicana Graciela Iturbide, quien recibió el premio de la fundación Hasselblad 2008 en Gotemburgo Foto: Ap

Gotemburgo, Suecia, 25 de octubre. Por su brillante carrera, la mexicana Graciela Iturbide recibió el premio Hasselblad, uno de los más prestigiosos premios de fotografía en el mundo, dotado de 500 mil coronas suecas (unos 63 mil dólares) y una medalla de oro.

Tras la entrega de la condecoración a una de las documentalistas latinoamericanas más importantes de las últimas décadas, el sábado se inauguró una exposición sobre su obra en el Centro Hasselblad del Museo de Arte de Gotemburgo, seguida de una cena privada en su honor.

Según la fundación, el trabajo de Iturbide fue galardonado por su “excepcional fuerza y belleza visual”, así como por su “profundo interés” por la cultura y la vida cotidiana de México.

Asimismo, indicó que la artista ha conseguido llevar el concepto de fotografía documental “un paso más allá”, haciendo visible “la relación entre el hombre y la naturaleza, el individuo y la cultura, lo real y lo sicológico”.

Señora de las iguanas

El sello particular de la artista es relatar cuentos y poemas, en donde el ser humano es captado con animales exóticos. Nuestra Señora de las Iguanas (1979), se ha convertido en todo un icono de su obra: una mujer que posa –cual mujer Medusa– con iguanas que portaba sobre su cabeza en un mercado de Juchitán, Oaxaca.

De igual forma, la lente que maneja, deja entrever sus influencias “subconscientes”, la educación católica que recibió. De ahí que haya ciertas puestas en escena que sean como narraciones míticas y bíblicas.

En sus trabajos La frontera (1990) y en East LA (1986) atestigua la migración e impericia de los mexicanos por cruzar hacia Estados Unidos.

Cuauhtémoc Medina, en el libro Graciela Iturbide –editado por Phaidon– indicó que Iturbide utiliza la cámara como instrumento catártico para transformar sus lagunas de dolor y para retratar los actos festivos y la relación del ser humano con la muerte, de ahí que, equivocadamente, haya sido calificada su obra como de “realismo mágico”.

Graciela Iturbide nació en la ciudad de México en 1942 y estudió en el Centro de Estudios Cinematográficos de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde asistió a cursos impartidos por el fotógrafo Manuel Álvarez Bravo.

Entre los numerosos reconocimientos que ha recibido figuran los de la Bienal Fotográfica del Instituto Nacional de Bellas Artes (1980) y el Mois de la Photo, de París (1988), así como el Gran Premio Internacional de Hokkaido (Japón, 1990).

La Fundación Hasselblad fue creada en 1978 como legado de Erna y Víctor Hasselblad, inventor del sistema de las cámaras que se comercializan con su apellido.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.