Usted está aquí: Inicio Economía Acción conjunta ante crisis y para proteger el medio ambiente, proponen Asia y Europa

■ Piden en la cumbre de Pekín revisar los sistemas financieros internacionales

Acción conjunta ante crisis y para proteger el medio ambiente, proponen Asia y Europa

■ El primer ministro chino califica de insuficientes las acciones tomadas para evitar la debacle

Dpa, Afp y Reuters

Ampliar la imagen Reunión en el Gran Salón de Pekín de presidentes de Asia y Europa, cumbre en la cual el tema central fue la crisis financiera mundial Reunión en el Gran Salón de Pekín de presidentes de Asia y Europa, cumbre en la cual el tema central fue la crisis financiera mundial Foto: Reuters

Pekín, 25 de octubre. La hasta ahora mayor cumbre entre países asiáticos y la Unión Europea que se celebra en Pekín concluyó con el reconocimiento a la necesidad de una actuación conjunta para atajar la crisis financiera global y la protección del medio ambiente.

Los líderes de Asia y Europa pidieron durante la cumbre en Pekín una revisión de los sistemas financieros internacionales, frente a una crisis que ha destartalado a los mercados, que se exponen a una nueva semana negra. El primer ministro Chino y anfitrión del encuentro, Wen Jiabao, demandó una mayor regulación a fin de asegurar la estabilidad de los mercados. “Hemos reafirmado que hay que tomar medidas rápidas para impulsar el crecimiento económico en todo el mundo”, aseguró.

El primer ministro chino criticó las medidas que hasta la fecha se han tomado por parte de los gobiernos de todo el mundo y que no han sido suficientes para detener la crisis financiera mundial.

“Los líderes se comprometieron a realizar reformas eficaces y exhaustivas de los sistemas internacionales monetarios y financieros”, de acuerdo con un comunicado publicado en la cumbre Asia-Europa, que reúne a 43 países.

Las reuniones de responsables se producen en un momento en el que, tras el pánico vivido en los mercados bursátiles y financieros, grandes empresas e instituciones financieras, varios países se encuentran al borde de la quiebra.

Wen dijo que los gobiernos deben hacer lo que sea necesario, y sin retraso, para limitar los daños a la economía mundial debido a la crisis que afecta a los mercados financieros.

China se sumó a la iniciativa de Francia de instar a regulaciones financieras más severas durante una cumbre sobre la crisis que el presidente George Bush convocará para el mes próximo en Washington. Wen aseveró que las medidas que hasta la fecha han tomado los gobiernos de todo el mundo no han sido suficientes para detener la crisis financiera mundial.

Después de afirmar que “necesitamos innovación financiera, pero necesitamos aún más el supervisar las finanzas”, Wen Jiabao añadió que la confianza, la cooperación y la responsabilidad son las claves para una solución, tras confirmar que su país participará un encuentro de alto nivel en la cumbre de Washington.

Los países participantes en la cumbre del Foro Asia-Europa (ASEM) se comprometieron hoy en Pekín a tomar decisiones concretas para reformar el sistema financiero en la cumbre del G-20, que se celebrará el 15 de noviembre en Washington.

“Sí, habrá decisiones concretas en la cumbre de Washington. Todos los socios asiáticos que participarán (Japón, Corea del Sur, Indonesia, India) expresaron su voluntad de que haya decisiones concretas”, anunció el jefe de Estado francés y presidente de turno de la Unión Europea, Nicolas Sarkozy, al término de la cumbre.

No nos reuniremos sólo para hablar: Sarkozy

“No es posible que nos reunamos en Washington sólo para hablar”, se quejó Sarkozy, quien precisó que la “regulación” del sistema financiero estará en el centro de las discusiones.

Sarkozy, que realizó estas declaraciones en la conferencia de prensa final de la ASEM, también indicó que en Washington “las potencias emergentes jugarán un papel de primer orden”.

Sarkozy ha dicho al presidente chino, Hu Jintao, que teme que Estados Unidos, al que le preocupan las regulaciones excesivas, esté satisfecho si la cumbre produce (sólo) “principios y generalidades”, de acuerdo con un funcionario del despacho francés.

La principal meta de Europa en Pekín es reunir el apoyo de Asia para crear un frente unido en la cumbre sobre la crisis financiera a la que convocará el próximo mes el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y que tendrá lugar en Washington.

“Europa quiere que Asia apoye nuestros esfuerzos, y nos gustaría asegurarnos de que el 15 de noviembre podamos enfrentar al mundo juntos y decir que las causas de esta crisis sin precedentes no podrá repetirse nunca, dijo el mandatario francés.

La bienal de la ASEM también abordó temas como seguridad alimentaria, cambio climático y los objetivos de desarrollo de Naciones Unidas, pero fueron las tribulaciones de los mercados globales tema central de un encuentro que habitualmente se basa en discursos y poco contenido.

En el mismo foro, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, mencionó en una entrevista en Pekín que es posible que se llgue a “decisiones concretas e importantes” en la cumbre sobre la crisis que el G-20 celebrará el 15 de noviembre en Washington.

“Durante los contactos bilaterales” mantenidos en los dos días de reunión Asia-Europa que acabaron este sábado en la capital china, “veo que hay un consenso emergente que hará posible que la cumbre de Washington llegue a decisiones concretas e importantes”, aseguró Barroso.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.