Usted está aquí: Inicio Economía Por falta de trabajo en EU regresarán al país unos 3 millones de migrantes

■ México, de los más afectados por la caída de remesas, prevé Cepal

Por falta de trabajo en EU regresarán al país unos 3 millones de migrantes

Víctor Cardoso

Alrededor de 3 millones de mexicanos que emigraron del país volverán a territorio nacional expulsados por la caída del empleo en Estados Unidos, en particular en la industria de la construcción, pronosticó la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

Al presentar el documento Panorama de la inserción internacional de América Latina y el Caribe 2008, Bárcena habló de las repercusiones de la crisis financiera internacional en México y en América Latina.

Sobre México dijo que todavía el año próximo crecerá a un ritmo positivo de 1.8 por ciento, pero será uno de los países más afectados en América Latina, en particular por la caída en sus ingresos por remesas, exportación de manufacturas, menores precios del petróleo crudo y baja en la inversión extranjera directa en el sector turístico.

Esta perspectiva, dijo, complica la situación porque es necesario hacer preparativos para la reinserción en la economía nacional de un número importante de mexicanos que residían en el exterior y que no han logrado obtener empleo en Estados Unidos. También impacta negativamente porque las remesas sufrirán una reducción considerable; “de hecho, las remesas se han contraído cerca de 12 por ciento, y para finales de año podría esperarse otro 3 por ciento”, agregó.

Los cálculos de migrantes que retornarán al país están basados en cifras de Estados Unidos, donde se calcula que de ese tamaño es la contracción en el sector de la construcción, “no es que tengamos una cifra exacta, porque además muchos de nuestros migrantes son ilegales”.

No obstante, la secretaria ejecutiva de la Cepal consideró que México ha hecho un buen trabajo mediante la aplicación de medidas contracíclicas como el Programa para el Desarrollo y el Empleo que prevé inversiones superiores a 6 mil millones de dólares. Pero, atajó Bárcena, “la ocupación en el sector manufacturero preocupa; incluso el gobierno calcula que se ha reducido de 3.7 por ciento entre enero y junio de 2007, a 1.2 por ciento en el mismo periodo de este año”.

Paralelamente, mencionó, las autoridades mexicanas han estado apuntalando la cotización frente al dólar para reducir la volatilidad del mercado cambiario, y mantiene tasas de interés más altas que en Estados Unidos, lo cual podría representar un factor importante para que los capitales vuelvan al país.

Virar a la economía real

Alicia Bárcena hizo un llamado para que la crisis financiera internacional no se utilice como pretexto para interrumpir el flujo de ayuda económica que países donantes hacen a las naciones más vulnerables como Hatí, Nicaragua, Bolivia y Guatemala.

“No sólo no debe disminuir (la ayuda), sino aumentar esos fondos al desarrollo, porque así como creemos que debe haber políticas contracíclicas en épocas de crisis para proteger a los más vulnerables a nivel nacional, también lo pensamos a escala internacional. Creo que es el momento de hacer un llamado a los países donantes desarrollados para que no haya recortes en los fondos del desarrollo y mucho menos en la ayuda oficial al desarrollo. Es el momento de movernos de la economía financiera a la economía real, para atender necesidades de la gente por medio de la política social”, manifestó.

Aún con el requerimiento, informó que los cálculos de Cepal pronostican que América Latina registrará un crecimiento de 3 por ciento en promedio, contra una previsión anterior de 4 por ciento.

Una de las conclusiones del reporte presentado ayer señala que “América Latina y el Caribe está quedando rezagada en las áreas del desarrollo exportador y la competitividad. Avanzar en este camino supone una doble tarea: alcanzar lo que ya se ha logrado en otros países, pero además evitar el rezago que produce el continuo desarrollo tecnológico, aún más acelerado en la era de la globalización”.

El pronóstico, precisó Alicia Bárcena, es que América Latina y el Caribe resentirán un menor acceso al crédito externo, tasas de interés más altas y mercados bursátiles golpeados por la salida de capitales hacia destinos más activos y seguros.

Frente a esa situación recomendó reorientar el financiamiento, la inversión y diversificar el comercio hacia destinos de la región, o incluso de Asia.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.